Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Estrategias Poker | Técnicas de Poker

Torneos Poker: Ajustándose a Jugar Online

Imprimir
Compartir esto
En el circuito de póquer, existe una línea de división casi invisible y una falta de respeto entre los profesionales en vivo y aquellos que han comenzado a jugar en Internet. Ningún bando tiene mucho respeto entre sí y ambos se creen mejores que el otro. Sin embargo, si lo piensas no hay muchas diferencias entre los dos. Ambos grupos son muy experimentados y aplican juegos agresivos y de ataque para posicionarse dentro del círculo de los ganadores. Los profesionales de Internet están, probablemente, más orientados a las matemáticas y tienden a jugar más manos que los jugadores en vivo por lo que si no estás acostumbrado a jugar torneos de póquer en Internet, necesitarás hacer algunos ajustes. Voy a hablar sobre algunos de ellos en este capítulo pero en general, los conceptos que aprendas en este libro pueden ser aplicados universalmente.

Distracciones

Quizás la mayor diferencia entre los torneos de póquer en vivo y en línea sean las distracciones con las que un jugador se enfrentará a jugar desde la comodidad de su propia casa. Cuando juegas un torneo en vivo, estás en un ambiente que minimiza las distracciones con las que te puedes topar (sin embargo, con los teléfonos celulares y los iPods que pasan videos, uno podría argumentar lo contrario). Estarás jugando póquer y no tendrás la oportunidad de hacer nada más. Cuando juegas en Internet, es común que estés haciendo tres o cuatro cosas al mismo tiempo. Se que yo mismo soy culpable de hacer esto (aún hoy en día lo hago en ocasiones). Mirar televisión, navegar por la red, contestar e-mails, hablar con amigos o familiares por teléfono… todo lo que te puedas imaginar, el número de cosas que puedes hacer mientras juegas por Internet es casi infinito.

Casi todos los libros que hablan sobre el póquer de Internet mencionan esto, sin embargo son pocos los jugadores que hacen algo al respecto y la conclusión es que esto afectará a tu resultado final. Cada vez que no estás observando a todos tus oponentes y descubriendo sus patrones de juego, estás perdiendo oportunidades. Por ejemplo, supongamos que estás jugando en un torneo y decides averiguar si tu equipo deportivo favorito está o no ganando por lo que te diriges a su página institucional. Mientras estás navegando te pierdes de un gran bote y no notas el hecho de que el líder en fichas hizo un mini check-raise teniendo un juego ganador y que apostó por demás el bote en el turn luego de haber sido pagado. Terminas enredándote con él unas pocas manos después y te hace un mini check-raise y luego te sobre apuesta el bote en el turn. Tienes el par más alto y deduces que está tratando de robar el bote con su sobre apuesta. Te mueves al all-in, él te paga con su trío y tú terminas fuera del torneo. Si hubieras estado prestando atención, sin embargo, podrías estar aún en carrera.

Si piensas en serio competir en un torneo o en varios, debes encontrar un lugar tranquilo y asegurarte de evitar todas las posibles distracciones. Dile a tus amigos y a tu familia que estás jugando y que no quieres ser molestado. No contestes el celular, ni prendas la televisión o navegues por la red. Tú única tarea es concentrarte en tus oponentes y jugar tu mejor póquer.

Velocidad

La velocidad con la que las manos son repartidas en el póquer en Internet es mucho mayor que en el juego en vivo. No hay ningún repartidor que tenga que volver a mezclar las cartas o contar las fichas en el caso de una apuesta tipo all-in. Todo está automatizado y como tal, probablemente veas entre dos y tres veces el número de manos que verías en un torneo en vivo en el mismo lapso de tiempo. Esto afecta en varios puntos al jugador… en algunos casos para bien y en otros para mal.

Lo bueno es que puedes jugar un torneo en un período significativamente más corto de tiempo. Un torneo promedio de bajo monto de inscripción con mil participantes generalmente se termina en entre cinco y seis horas. Este mismo torneo desarrollado en vivo podría durar entre doce y quince horas sino más (especialmente cuando contabilizas recesos prolongados, pausas para cenar y los procesos de remoción de fichas de bajo valor). Si te quedas afuera prontamente de un torneo, puedes incluso registrarte en otro, algo que no podrás hacer en la mayoría de los casos en un torneo en vivo.

Lo malo es que hará que muchos jugadores se apresuren en su proceso de toma de decisiones sin pensar adecuadamente las cosas. Es muy fácil simplemente hacer clic en un botón en un torneo en línea y un problema que muchos jugadores tienen es que cliquean ese botón sin tomarse el tiempo que necesitan para evaluar por que lo están haciendo. Una de las cosas que siempre les he enseñado a mis alumnos es que quiten sus manos del ratón mientras juegan un torneo en línea. Evita ese clic impulsivo. No muevas tu mano hacia el ratón hasta que estés seguro de la decisión que vas a tomar y del por qué de la misma.

Selección del tipo de juego

La mayor ventaja que posee un profesional de Internet por sobre uno en vivo es la posibilidad de seleccionar el tipo de juego. En los sitios más grandes como Full Tilt Poker y PokerStars , hay literalmente uno o dos torneos comenzando cada cinco minutos. Las inscripciones son mucho más accesibles que las típicas de los torneos en vivo lo que significa que puedes tener un presupuesto más pequeño como para empezar. Mientras $500 sólo podrían hacerte ingresar en uno o dos eventos en vivo, la misma suma te permitirá jugar en 50 torneos de $10. El póquer de torneos se basa en el largo plazo… tus posibilidades de éxito son mucho mejores cuanto más torneos juegues. Si tienes $500, harías mucho mejor depositándolos en un sitio en línea, dándote numerosas oportunidades de ganar que jugando uno o dos torneos en vivo.

Adicionalmente, tienes más control sobre el tipo de estructura en la que juegas. No importa si prefieres un turbo de ritmo veloz o un torneo de estructura lenta en el cual debes llegar lejos para cobrar dinero. Si te tomas el tiempo de mirar, encontrarás el tipo de evento que estás buscando. Estas mismas opciones en general no están disponibles cuando se juega en vivo, eres prisionero del formato establecido.

Jugar en múltiples mesas a la vez

Otra cosa que puedes hacer y que no puedes en el juego en vivo (a pesar de que ocasionalmente en la WSOP verás a algunos profesionales intentando esto, pero no es muy efectivo) es tener la posibilidad de jugar en múltiples torneos al mismo tiempo. La ventaja de hacer esto es que acorta el período de tiempo necesario para alcanzar el largo plazo mencionado con anterioridad. Para alcanzar cien eventos jugados en vivo, podría llevarte un año pero jugando en múltiples mesas puedes fácilmente alcanzar los cien eventos en línea en uno o dos meses.

Si vas a jugar en múltiples mesas a la vez, debes asegurarte de que puedes jugar cada torneo como si fuera el único en el que estás jugando. Lo que quiero decir con eso es que seas capaz de estudiar y evaluar a cada uno de tus oponentes de cada una de las mesas en las que estás sentado. Mi sugerencia es que comiences jugando dos torneos simultáneamente hasta que te sientas cómodo con eso. Continúa agregando mesas hasta que sientas que has alcanzado tu umbral de mayor rendimiento en tu nivel de póquer. Obviamente que con cada mesa adicional que juegues, probablemente vayas a perder algo de valor pero puedes compensarlo a través del volumen. Personalmente, nunca juego más de cuatro o cinco torneos a la vez, pero se de jugadores que son extremadamente exitosos participando de hasta diez mesas al mismo tiempo. Haz lo que te haga sentir más cómodo.

Jugándole a los jugadores

Me meteré más en el tema en futuros capítulos, pero una de las quejas que más frecuentemente escucharás sobre el póquer de Internet es que no puedes leer a los jugadores y que es muy difícil descubrir que es lo que están haciendo. Te contaré un secreto que la mayoría de los jugadores de póquer exitosos ya conocen… los gestos o señales físicos están sobrevaluados y son en general más bien una excusa por haber hecho una mala jugada o haber pagado mal una apuesta que una ayuda para el jugador. La clave para descubrir cómo juega un jugador es a través de una cuidadosa observación de sus patrones. ¿Qué cartas juegan y desde que posición? ¿Cuánto apuestan? ¿Cuándo apuestan? Lo bueno del póquer de Internet es que tienes toda esa información justo debajo de la yema de tus dedos. Puedes estar involucrado en un gran bote en Full Tilt Poker y puedes ir a mirar la historia reciente de la mano para saber como ha jugado sus manos tu oponente en el pasado. Podrás comprobar si sólo juegan cartas altas o si son capaces de tener 6-5 con un flop de 8-7-4.

Es póquer
...

Jugar en línea puede brindarte numerosas oportunidades de hacer dinero. Tómatelo con seriedad y recuerda que es como cualquier otro torneo de póquer de los que juegas. Toma buenas decisiones, estudia a tus oponentes y concéntrate en la tarea asignada (ganar) y tendrás tanto éxito en línea como el que tienes en vivo.