Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Entrevistas | Noticia Jugador Poker

Brian Townsend se sumerge en los lugares más oscuros de su mente

Brian Townsend
Compartir esto

Brian Townsend “sbrugby” es noticia, pero no por asuntos relacionados con el poker, sino por participar en la Sahara Race, una carrera de 5 días y 250 km que cruza el valle de las Ballenas de Egipto.

A pesar de pensar en la retirada en alguno de esos escasos momentos de lucidez que se tienen en mitad del desierto, Townsend consiguió acabar en 78.ª posición de los 146 participantes. Con una temperatura que rondaba los 50º centígrados y con 7,5 kg a la espalda, las condiciones se hacían difícilmente soportables.

De todas maneras, es de sobra conocido que a los jugadores de poker les gustan los retos y a este pro de los high stakes, que se hizo famoso por jugar online en Full Til Poker, le gustan como al que más. No obstante, no pensó que fuese a ser tan duro.

“Espero vivir más experiencias tan impresionantes como ésta, aunque lo dudo. Esta carrera ha sido uno de los logros que más me enorgullecen. Me ha hecho crecer como persona. He hecho amigos increíbles. He visto una parte del mundo impresionante. Y he llevado a mi cuerpo hasta niveles inimaginables. Correr las 54 millas de ayer en 25 horas es lo más duro que he hecho en toda mi vida, tanto física como mentalmente”.

Townsend contó su experiencia en el blog 4deserts.com y en él relató que consumía diariamente entre 5.000 y 7.500 calorías, pero que sólo llevaba raciones de alimentos para 2.500 calorías diarias. Eso, unido al calor y unos pies destrozados, le pasó factura tanto a nivel físico como mental.

“Fue la cosa más difícil que he hecho a nivel físico, pero a nivel mental el esfuerzo fue mucho más allá”.

“Nunca pensé que esta carrera fuese a suponer un desafío mental, pero en los últimos 36 km de carrera estuve en algunos lugares muy oscuros de mi mente”.

Sin embargo, el esfuerzo valió la pena. Esta experiencia le ha hecho más fuerte, le ayudará a mejorar como jugador y le proporcionó unos bonitos recuerdos para el resto de su vida.

“El punto culminante tras cinco días de carrera fue estar en el último punto de control con aquella gente tan especial viendo el amanecer en el desierto. Ese es un momento que recordaré siempre”.

La imagen es cortesía de 4deserts.com