Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker En Línea | Noticias Poker Online

El DOJ revela el destino de los dividendos de FTP

Coches, mansiones, planes de pensiones...¿Quién lo hubiera sospechado?
Compartir esto

La fiscalía del estado de Nueva York ha presentado una nueva ampliación de la demanda civil contra los individuos identificados como miembros de la junta directiva de Full Tilt Poker: Howard Lederer, Ray Bitar, Chris Ferguson y Rafe Furst.

Hasta el momento, el Departamento de Justicia había fijado su atención sobre las cuentas y activos vinculados al grupo de empresas que formaban el conglomerado de Full Tilt Poker. Esta nueva actuación judicial saca a la luz la relación entre el patrimonio personal de los implicados y los desmesurados dividendos repartidos cuando las arcas de Full Tilt Poker no podían ni siquiera cubrir los depósitos de sus clientes.

El caso más flagrante es el de Howard Lederer. Según las cifras que recogemos en la página de pago, EgamingReview, el Departamento de Justicia estima que de los 443 millones de dólares repartidos entre los accionistas de Full Tilt Poker, más de 44 millones fueron ingresados en una cuenta bancaria a nombre de HH Lederer Consulting. El 95% de estos fondos fueron transferidos a una cuenta personal propiedad de Howard y Susan Lederer.

El uso que se le dio a este dinero incluye la construcción de la mansión de Lederer en Las Vegas, inversiones de casi 400.000$ en un plan de pensiones y una colección de coches de lujo valorados en varios cientos de miles de dólares.

También se cita una propiedad de Ray Bitar valorada en más de medio millón de dólares, en relación a un pago realizado directamente desde Pocket Kings a una inmobiliaria californiana.

Por tanto, bajo el paraguas de la Travel Act, ley que califica de blanqueo de dinero el envío al extranjero de fondos obtenidos en actividades declaradas ilegales en Estados Unidos, el gobierno intentará que el juez le permita embargar estas cuentas y propiedades que se relacionen con estos dividendos.

El total de fondos desviados hacia los cuatro directivos mencionados en la ampliación original de la demanda, como nos recuerda pokerfuse, era de más de 130 millones de dólares:

Raymond Bitar: 40,8 millones de dólares
Howard Lederer: 42,5 millones de dólares
Christopher Ferguson: 42 millones de dólares
Rafael Furst: 11,7 millones de dólares

Se rompe así el ambiente de tregua implícito tras la entrega de Ray Bitar a las autoridades estadounidenses a principios de julio y el trabajo de trinchera realizado por la fiscalía para allanar los posibles obstáculos que podrían impedir la venta de los activos de Full Tilt Poker a PokerStars, oficializada el 1 de agosto de 2012.

Ahora, la mira de la oficina de Preet Bharara se vuelve a fijar en los responsables del fiasco, y, esta vez, el objetivo es su billetera.