Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Entrevistas | Noticia Jugador Poker

Jens Kyllonen, con la mente en las nubes

Jens Kyllönen
Compartir esto

El joven prodigio finlandés Jens Kyllönen es más conocido en el mundillo del poker online por su nick "Jeans89". Fue uno de los últimos en incorporarse a los nosebleeds antes de cierre de Full Tilt al público norteamericano, y aprovechó los dos meses de ínterim antes de la retirada definitiva de la licencia para dominar las mesas plagadas de europeos.

Jens trasladó su racha a PokerStars y estaba siendo el protagonista absoluto de 2012 hasta la victoria en el Sunday Million de "EireAbu", que le permitió intentar un shot en los niveles más altos y dominarlos desde aquella, y el roto que le hizo Ben Sulsky "Sauce123" la semana pasada a Viktor Blom "Isildur1".

Pero los planes más inmediatos de Kyllönen no se limitan a recuperar el papel preeminente en el universo de las high stakes. Quiere disfrutar de otro tipo de sensaciones respecto al universo. Su ilusión es viajar al espacio.

La oportunidad le puede llegar gracias a la oferta de la empresa Virgin, que quiere empezar a explotar comercialmente las visitas al espacio en 2013. Kyllönen ya ha reservado plaza, si nos remitimos a la información ofrecida por Gambling911, a un módico precio de 200.000 dólares, aunque es dífíl concretar cuando tendrá la oportunidad de abandonar la atmósfera terrestre.

En cada vuelo de dos horas de duración tendrán cabida dos pilotos y seis pasajeros, y la lista de espera a la que acaba de añadirse el nombre del finlandés ronda los 500 interesados.

Si quiere buscar consejo entre sus oponentes en las mesas, Guy Laliberte es su hombre. El fundador del Circo del Sol pagó 35 millones de dólares en 2009 para reservar un puesto de tripulante de una nave Soyuz rusa que le llevó hasta la Estación Espacial Internacional, en un viaje que duró 11 días.