Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker En Línea | Noticias Poker Online

El Black Friday se cobra su mayor condena hasta la fecha

Compartir esto

Ira Rubin, encargado de procesar pagos para PokerStars, Full Tilt Poker y Absolute Poker ha escuchado este jueves su sentencia de labios del Juez Lewis Kaplan. La tercera condena relacionada con el blanqueo de los depósitos de los jugadores norteamericanos en las salas afectadas por el Black Friday se ha disparado hasta los tres años de cárcel. Hasta ahora, las dos condenas anteriores se habían quedado en tres meses, la de John Campos, y catorce meses, para Brent Beckley.

La duración de la condena tiene su trascendencia. La fiscalía, que llegó a un acuerdo por el que Rubin se declaró culpable de tres de los nueve cargos de los que se le acusaba, recomendaba una condena de 18 a 24 meses.

El juez Kaplan, como informa Bloomberg, utilizó palabras muy duras para argumentar su decisión de endurecer la pena solicitada por la acusación. “Usted es un estafador y un defraudador que no se ha reformado. Una sentencia significativa es necesaria para proteger a la comunidad”.

El análisis de esta sentencia se puede hacer desde dos puntos de vista.

El historial de fraudes acumulado por Rubin desde 2001 es muy amplio. Rubin trabajaba para las salas desde Costa Rica, a donde había llegado huyendo de la Comisión Federal de Comercio, que le buscaba en relación a una estafa de telemarketing. Rubin no se presentó ante las autoridades ni fue detenido en EE.UU en la víspera del Black Friday, como el resto de encausados en poder de la justicia estadounidense. Rubin fue detenido en Guatemala cuando preparaba su huida definitiva a Thailandia. Es de largo el individuo con peor registro judicial de todos los involucrados en el Black Friday, como ponía en claro Subject:Poker en su día.

El segundo punto de vista es que al juez Kaplan se le puso en bandeja un detenido al que todo el mundo entendería que se le impusiera una condena ejemplar. Siendo especialmente duro con él, incluso tras declararse culpable, podría demostrar a los acusados que quedan por comparecer ante las autoridades o por escuchar sus sentencias, como Ray Bitar, Scott Tom o el presidente de PokerStars Isai Scheinberg, que la resistencia ante el proceso tiene un coste.

Y eso sin olvidar que PokerStars sigue en conversaciones con el Departamento de Justicia para la retirada de los cargos a cambio de aceptar una cuantiosa multa. Este lunes, la defensa de Full Tilt Poker recibió una moratoria en el plazo para presentar una moción de descargo hasta hoy mismo para “continuar las negociaciones en marcha”. El miedo a una larga condena de prisión se podría utilizar como elemento de presión en dicha negociación.