Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker En Línea | Noticias Poker Online

La declaración oficial del Grupo Bernard Tapie

Compartir esto

"El Grupo Bernard Tapie siente anunciar que, después de siete meses de intenso trabajo, nuestros esfuerzos para obtener la aprobación final del Departamento de Justicia de los Estados Unidos para adquirir los activos de Full Tilt Poker no han terminado con éxito.

El acuerdo ha fracasado debido a dos problemas principales.

Las partes no se han puesto de acuerdo en el plan para devolver su dinero a los jugadores no estadounidenses.

El Grupo Bernard Tapie propuso un plan que hubiera resultado en el reembolso inmediato de los fondos de los jugadores del resto del mundo, con derecho a retirar ese dinero con el correr del tiempo, basado en la cantidad de dinero y la cantidad de tiempo que el jugador estuviera activo en la sala tras su relanzamiento.

Hubiéramos permitido que todos los jugadores retiraran la totalidad de sus balances, jugaran o no en la sala, en una fecha concreta y el 94.9% de los jugadores del resto del mundo hubieran recibido su dinero el día uno. El Departamento de Justicia insistió en la completa devolución de todos los balances con derecho a retirar en 90 días para todos los jugadores, una petición hecha por sorpresa a última hora, después de negociaciones de buena fe por parte del Grupo Tapie.

Las complicaciones legales que rodeaban el acuerdo -específicamente, temas acerca de la legalidad del embargo bajo leyes no americanas- también se mostraron como imposibles de resolver.

Todos los activos clave de Full Tilt Poker están fuera de los Estados Unidos. Un juzgado que no sea estadounidense bien podría considerar la transacción como “fraudulenta” y declararla inválida o considerar los activos como utilizables para hacer frente a las obligaciones con los acreedores.

Dado el precio de compra de 80 millones de dólares y la sustancial cantidad de efectivo que se necesitaba para relanzar Full Tilt Poker, esos problemas se han demostrado demasiado graves como para pòderlos superar.

El Grupo Bernard Tapie es muy consciente de las esperanzas que había creado -entre los empleados de Full Tilt que pensaban que mantendrían sus trabajos, entre los jugadores que pensaron que recobrarían sus fondos y entre toda la comunidad que esperaba que la mejor plataforma de poker del mundo sería relanzada y traería un necesario elemento de competición a un mercado que hoy por hoy es dominado por un solo operador.

El Grupo Tapie no puede aceptar la muerte de todas esas esperanzas.

Por esa razón, a no ser que una solución completa y legalmente viable que salve a los empleados de Full Tilt y devuelva el dinero a los jugadores sea hallada en los próximos días, pasaremos a nuestro propio plan de acción.

Entendemos, por los informes de la prensa, que el Departamento de Justicia he llegado a un acuerdo con PokerStars por el que PokerStars adquiriría los activos de Full Tilt. Si estas informaciones son correctas, sólo podemos asumir que PokerStars ha decidido que estaba dispuesto a aceptar los problemas legales y los riesgos financieros con el fin de resolver su propia situación legal con la justicia. Si una adquisición por parte de PokerStars de Ful Tilt significa que todos los jugadores recibirán su dinero inmediatamente, estaremos muy felices por los jugadores, pues un reembolso completo de su dinero ha sido siempre nuestra prioridad.

Sólo lamentamos que tal acuerdo señalaría una mayor consolidación de un mercado del poker dominado por un solo actor -un resultado que puede elevar dudas desde un pusto de vista antimonopolio y que, a largo plazo, no es bueno para los jugadores ni para el resto de la industria del poker”.