Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2010

WSOP 2010: Hubo revuelo en el evento para damas

Compartir esto
A las 12:00 del mediodía, "La Primera Dama del Póker", Linda Johnson, dio oficialmente comienzo al evento $ 1.000 Ladies No Limit Holdem con las famosas palabras: "Mezclen y repartan" -Let´s shuffle up and deal-, pero bien podría haber dicho: "Que comience el show".
 
Antes que se den las primeras cartas, el director del torneo, Jack Effel, tomó el micrófono para notar la situación de que un puñado de hombres elijió participar del acontecimiento. Effel dijo que, aunque se intentó con esfuerzo disuadirlos, él no podía prohibir su presencia. Agregó luego que "sentía verguenza" porque el torneo para damas es "rico en historia" y porque muchas mujeres destinan sus ganancias en metálico a obras de caridad. Concluyó diciendo: "En nombre de la World Series of Poker, pido disculpas".

Tal vez el hombre más importante que se dio cita en el evento, alegando que "es un país libre", fue Shaun Deeb. Deeb para ponerse en sintonía con su jugada, usó remera escotada, peluca, sombrero y lapiz labial. Las mujeres en su mesa no vieron con buenos ojos su actitud, incluyendo a Allan Shulman, la esposa de Barry. Por eso, acordaron poner $ 10 cada una para recompensar a quien expulse a Deeb del torneo. Deeb se excusó ante un reportero diciendo que "no lo hacía por imbécil"; sencillamente no estaba de acuerdo con que hubiera torneos que dijeran quién puede o no jugar. Luego agregó en broma que "es el evento que más desea ganar". Y aunque él pretenda no ofender a nadie, este tipo de actitudes molestan porque las damas se toman su participación en el torneo seriamente. Deeb es simpático, y probablemente no haya querido ser violento, pero es ciertamente una cuestión que afecta la sensibilidad.

Otras cosas graciosas, y no tanto, ocurrieron durante la jornada: chicas que quisieron conquistar chicos, aquellos que estaban en su mesa, o a espectadores; jugadoras de una mesa que decidieron ir todas juntas al baño, amén de los recesos oficiales, deteniendo por minutos la partida; y un muchacho que fue suspendido por dos rondas por usar un tampón para proteger sus cartas, nadie sabe que regla violó pero causó revuelo su movida.