Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker En Vivo | Noticias Poker en Vivo

Daniel Negreanu propone prohibir los lentes de sol en el póker en vivo

Compartir esto
En una reciente entrada a su blog, Daniel Negreanu compartió con sus lectores la razón de porqué debe prohibirse uno de los elementos más comunes en el mundo del póker en vivo: los lentes de sol. Este tema, que puede ser considerado por muchos una broma ya que una importante cantidad de jugadores usa lentes de sol, comienza a tener sentido luego de leer sus explicaciones.

El mayor factor en el que hace hincapié en su blog es que los lentes de sol hacen más fácil ver las cartas marcadas. Sin llegar a sugerir que una persona con gafas de sol marcó las cartas a propósito, establece que si de hecho están marcadas, de forma deliberada o no, entonces tiene ventaja si está usando lentes de sol.

Negreanu también señala que el póker en vivo difiere del póker en línea, y una de las principales habilidades en el póker en vivo es la detección de las emociones del oponente. Cubrirse los ojos, obviamente, protege de esto, y se dificulta la capacidad de leer a un oponente que lleva lentes de sol. Negreanu agrega que muy pocos de los mejores jugadores de póker en el mundo usan lentes de sol, demostrando que se puede tener éxito sin ellos.

Por último, Negreanu opina que los productores de shows televisivos de póker se beneficiarían que los jugadores no sean capaces de llevar lentes de sol, indicando que los aficionados quieren ver las emociones en los ojos de los jugadores cuando se enfrentan a una decisión difícil.

Negreanu no espera un "cambio radical de reglas", pero confía en que ciertos programas de televisión sigan el ejemplo del PokerStars Big Game de no permitirlos, dado que cualquier programa de televisión tiene derecho a establecer sus propias reglas de juego.