Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | TV Poker

High Stakes Poker: Temporada 6 - Episodio 5

Compartir esto

Para cualquier persona que le gusta ver High Stakes Poker, el episodio de esta semana hace realidad sus más locos sueños. Con mucha acción teniendo en cuenta que era la última semana de juego antes que otro grupo de jugadores los reemplace, las apuestas fueron rápidas y furiosas. Vean qué sucedió.

En la primera mano, Eli Elezra paga la ciega con {6-Spades}-{5-Spades}. Daniel Negreanu con Q-Q decide no mostrar la fortaleza de su mano, esperando tender una trampa. Sin embargo, se mete en un problema cuando otros tres jugadores entran al bote sin revirar: Tom Dwan con 9-7, Antonio Esfandiari con 8-6 y Dario Minieri (9-5). El flop es J-A-6. Elezra lidera con una apuesta de 4.400. Sorpresivamente, tanto Negreanu como los demás, se retiran.

A continuación, Negreanu, que tenía menos de 50.000 de sus 200.000 originales, paga la ciega con 9-8. Gus Hansen, también paga con A-4, al igual que Dwan con la misma mano. Esfandiari hace lo mismo con {K-Clubs}-{5-Clubs}. Pero Minieri sube a 7.000 con {Q-Diamonds}-{6-Diamonds}. En ese momento, Elezra mira sus cartas y descubre J-J y revira a 22.400. Todos los jugadores se retiran, excepto Minieri. El flop es 7-9-6, con dos picas. Elezra apuesta 16.900 y Minieri sube a 66.500. Elezra paga. Cae en el turn un {7-Clubs}, y ambos jugadores pasan. En el river llega un {10-Clubs}, ambos profesionales vuelven a pasar. Elezra se lleva los 183.400 del bote, y después de la mano comentó que no se hubiera retirado si Minieri hacia all-in.

Minieri quería recuperarse y eleva a 3.500 con {J-Clubs}-{9-Clubs}. Elezra, que estaba en ritmo, sube a 11.000 con {8-Diamonds}-{7-Diamonds}. Y Negreanu se resta con sus últimos 46.900 con {K-Spades}-{Q-Spades}. Elezra consigue que Negreanu le muestre una de sus cartas y negocia para que la apuesta le cueste 10.000 menos. Con Negreanu un 62% favorito, deciden tirar las cartas dos veces. Sin embargo, típico de la mala suerte de Negreanu en High Stakes Poker, ¡el primer flop es 5-6-9! El turn un 4 y el river un 2. Elezra gana la primera mano. El segundo flop es 6-10-Q, dando a Negreanu un par superior y a Elezra un proyecto cerrado de escalera. La misma se completa con el {9-Diamonds} en el turn... Para colmo el river trae un K. Elezra se lleva el bote, y Negreanu, abatido, a diferencia de otros jugadores que habían quebrado en esta temporada, vuelve a comprar otros 200.000.

Dwan, ahora, sube a 3.200 con K-10, sólo para que Minieri revire a 11.600 desde el botón con {K-Hearts}-{3-Hearts}. Tom paga. El flop trae 2-10-3, con un solo corazón. Dwan pasa y Minieri apuesta 13.700. Dwan revira a 32.900, y Minieri... ¡hace all-in! Dwan paga al instante y deciden echar cartas cuatro veces. Cuando ninguno de los dos turn y river le da a Minieri un tercer 3 o construye el color, se tiene que retirar pensando que finalmente su estilo muy loose le tendió una trampa.

Negreanu, tratando de poner algo en marcha, eleva a 3.000 con {7-Clubs}-{5-Clubs}, y Hansen paga con Q-Q, al igual que Jason Mercier con J-10. El flop es 7-2-5, con dos picas. Mercier pasa. Negreanu apuesta 6.500 , y Hansen sube a 21.000. Mercier se descarta. Negreanu revira a 71.000 y Hansen se resta solo para obtener malas noticias cuando Negreanu paga. Repartieron cartas dos veces. Esta vez el doble par de Negreanu aguantó. En una ocasión con {5-Hearts}-{8-Hearts}, y en otra con {10-Diamonds}-{A-Spades}. En un abrir y cerrar de ojos, Negreanu había recuperado sus pérdidas, y Hansen lamentaba su propia estupidez de haber puesto todo su dinero con sólo un par superior (overpair). Hansen, que había estado arriba la mayor parte del juego, se quedaba con sus últimos 17.000.

Esfandiari sube la siguiente mano a 3.000 con {10-Clubs}-{7-Clubs}, y pagan Elezra con {6-Hearts}-{5-Hearts}, Negreanu y Hansen con A-9 cada uno, y Dwan con 2-2. El flop es 9-5-4 con dos corazones. Hansen arroja su dinero al medio. Elezra paga, pero Negreanu sube a 39.300. Elezra decide solo pagar y logra conectar un segundo par en el turn cuando el {6-Clubs} aparece. Negreanu, con el bote paralelo en 50.000, decide apostar 42.000, y Elezra le contesta con 100.000. Negreanu sabiamente se sale del camino. Elezra y Hansen arrojan el river dos veces. En ambas ocasiones, el {K-Diamonds} y el {K-Hearts} no ayudan a Hansen, que se convierte en el tercer jugador esta noche en quedar afuera. Hansen recompra otros 200.000, y Phil Laak se presenta para ocupar el asiento vacío en la mesa, remarcando en una entrevista previa con Kara Scott, “¿Por qué precipitarme en un juego de genios? ¡Porque soy un adicto!"

Con sólo unas pocas manos previas al final de la noche, Hansen sube a 4.200 con Q-6. Elezra paga con {9-Clubs}-{5-Clubs}, y Ivey con 9-9. Pero Mercier sube a 22.100 con un {A-Hearts}-{4-Hearts}, causando que Hansen y Elezra se vayan. Sin embargo, Ivey paga. Los dos jugadores ven un flop de todos los colores con 2-3-7. Mercier lidera con una apuesta de 28.700 con 55.000 en juego, y Ivey lo eleva a 78.700. Mercier se va all-in por 185.100. Y con 318.800 en el medio, Ivey finalmente paga los 106.400 que faltan. Cuando el turn y el river traen el {8-Clubs} y la {Q-Spades}, Mercier quiebra, causando la observación de Elezra, "Bienvenido al mundo de Ivey, Jason." Tanto Mercier como Hansen deciden partir, dejando sólo seis jugadores para terminar la noche.

La última mano de la noche trajo el esperado duelo entre los dos grandes dueños de la mesa, Ivey, con más de 1 millón, y Dwan, con alrededor de 800.000. La mano comienza con un aumento a 3.900 por Laak con A-9. Elezra paga con {A-Clubs}-{7-Clubs}, como lo hace Ivey con {A-Diamonds}-{6-Diamonds} y Negreanu con {J-Clubs}-{3-Clubs}. Dwan, entonces, sube a 28.900 con {9-Spades}-{8-Spades}. Todo el mundo se retira, salvo Ivey. Ambos jugadores ven un flop de 10-Q-K, con dos diamantes. Con 70.700 en el bote, Dwan apuesta en continuado 45.800, que Ivey decide solo pagar. El turn trae un {3-Spades}, y Dwan no baja la marcha en absoluto, echando otros 123.200 en el medio, y Ivey paga una vez más. Sale un {6-Clubs} en el river, hay 408.700 en el medio de la mesa, y todos permanecen en el más completo silencio. Dwan dispara su tercera bala; esta vez por 268.200. Ivey parece sentir que algo está pasando, y se toma un buen rato para pensar si hacer lo que él definió como “el call más loco de todos los tiempos”. Sin embargo, finalmente tira la mano. Dwan, haciendo una jugada que pocos otros tienen las agallas para hacer, consigue superar al jugador que todos consideran “el mejor del mundo entero”.

La próxima semana dará paso a un nuevo grupo de jugadores, con Ivey, Dwan y Negreanu en mesa para competir con ellos. Hasta ahora, esta ha sido una temporada muy entretenida de High Stakes Poker, aunque tengo que decir que AJ Benza se extraña muchísimo como compañero de Gabe Kaplan en el ida y vuelta que habían desarrollado ambos a lo largo de los años. Sin embargo, es una queja menor, dado que me han gustado estas transmisiones.

¡Nos vemos la semana que viene!