Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker En Vivo | North American Poker Tour

PCA 2010: Harrison Gimbel se adjudica el evento principal

Compartir esto

El PokerStars Caribbean Adventure es uno de los torneos más esperados del año. No sólo es el primer gran evento de cada año que se desarrolla en los primeros días de enero, sino que además ha crecido hasta convertirse en uno de los eventos más lucrativos del mundo. Con los anuncios de que la edición 2010 incluiría 50 eventos, fiestas, un torneo benéfico, numerosas celebridades y el potencial de una concurrencia récord en el Evento Principal de US$10K de inscripción, los jugadores acudieron en masa al Atlantis Resort de las Bahamas durante los primeros días de 2010 para sumarse a la acción.

Hubo dos días iniciales del Evento Principal de la PCA, el primero de los cuales dio inicio el martes 5 de enero con la idea de disputar de ocho niveles de una hora de duración cada uno. Al cerrarse el registro del Día 1A, hubo 683 inscriptos al evento, aunque sólo 430 de ellos sobrevivieron la jornada. Algunos de los más grande jugadores de póker se hicieron presentes incluyendo a: Daniel Negreanu, Barry Greenstein, Dennis Phillips, Greg Raymer y Chris Moneymaker, quienes se ubicaron cerca de jugadores tales como Huck Seed y Erik Seidel, patrocinados por salas de póker rivales como es el caso de Full Tilt Poker. Al concluir la jornada era Wayne Bentley quien ostentaba un amplio liderazgo con una pila de 329.500 en fichas. Kevin Saul ocupaba el segundo lugar en la clasificación con 170.000, seguido por Eric Froelich, Vivek Rajkumar y Ben Lamb completando la nómina de los primeros cinco posicionados.

Fue el Día 1B el que posibilitó que se quebraran récords. El conteo de jugadores del segundo y último día inicial llegó a la cifra de 846, lo cual elevó al total de inscriptos en el torneo a 1.529 (provenientes de 57 países y con 739 competidores únicamente de los Estados Unidos) y posibilitó que el pozo de premios alcanzara la suma de US$14.831.300. De ésta manera, la PCA 2010 se convirtió oficialmente en la edición más grande de la historia de éste evento. Se cambió la estructura del torneo respecto de la del año anterior con el objetivo de pagar a mayor cantidad de jugadores, por lo que se anunció que habría premios en metálico para los primeros 224 posicionados mientras que el ganador embolsaría US$2,2 millones.

Entre los jugadores del segundo día inicial se encontraban Phil Ivey y Annette Obrestad, así como también Peter Eastgate y Joe Cada, la modelo Jayde Nicole, la leyenda del tenis Boris Becker y la estrella del rap Nelly. Al final de la jornada sólo restaban unos 454 jugadores mientras que Anibal Tacla ocupaba la cima con 166.000 en fichas. No se informó quienes completaban el resto de los cinco primeros clasificados.

El Día 2 comenzó con 884 jugadores y al final de la acción se habían reducido a sólo 280. Jugadores como Annette Obrestad, Humberto Brenes, Bertrand Grospellier y Marcel Luske fueron eliminados a lo largo de la jornada y el jugador con más fichas cuando todo concluyó fue Praz Bansi, quien embolsó 960.800 en fichas. Detrás de él se ubicaba Marc McLaughlin, seguido por Wayne Bentley, Nasr El Nasr y Daniel Ades.

El Día 3 comenzó con los mencionados 280 jugadores y con la burbuja monetaria a la vista. No demandó mucho tiempo alcanzarla y algunos de los jugadores que quedaron en el camino fueron: Dennis Phillips, Daniel Negreanu y Nick Binger. Poco después, restando sólo 225 jugadores en competencia, el juego de la burbuja encontró la mano que habría de hacerla explotar. Justin Bonomo y John Leathart vieron un flop de: {8-Hearts}-{7-Clubs}-{7-Hearts}. Más apuesta condujeron al {10-Hearts} del turn y más dinero aún acabó en el bote para ver a la {A-Diamonds} del river. Bonomo se movió al all-in y Leathart pagó con su resto poniendo en riesgo su continuidad en el torneo. Dicha continuidad se acabó cuando Bonomo mostró su {8-Diamonds}-{7-Spades} que le daba full formado en el flop. Leathart se despidió en 225° puesto para disfrutar de las Bahamas mientras que los restantes 224 jugadores continuaron en carrera habiendo alcanzado los premios en metálico.

Brian Barboza se convirtió en el primer jugador en cobrar premio, embolsando US$15.000 por su 224° puesto final. Otros jugadores destacados que recibieron paga fueron: Orel Hershisher, leyenda del béisbol en 219° lugar, Ted Lawson en 210°, Victor Ramdin en 199°, Dario Minieri en 188°, Vicky Coren en 174°, Kathy Liebert en 134°, Ivan Demidov en 126°, Carlos Mortensen en 106°, Phil Ivey en 91°, Justin Bonomo en 75°, Amnon Filippi en 67° y Marc McLaughlin en 63°. La jornada concluyó con ésta última eliminación y era Harrison Gimbel quien se ubicaba al tope de la clasificación con 2.625.000 en fichas. El segundo lugar correspondía a Matthew Haugen con 2.149.000 en fichas mientras que el resto de los primeros cinco se completaba con Ryan D’Angelo, Praz Bransi y Barry Shulman.

El Día 4 se inició con la salida relativamente rápida de Henning Gunby en 62° puesto, quien recibió una paga de US$38.000 y fue seguido por otros tales como Johnny Lodden en 57°, Liz Lieu en 53°, Huck Seed en 49°, Bill Gazes en 48°, Eric Froelich en 41°, Amanda Baker en 38° y Alex Brenes en 32° lugar. Con el objetivo de concluir el juego cuando restaran 24 jugadores, la eliminación de Damien Rony en 25° posición posibilitó alcanzar dicha meta. El jugador sobreviviente con más fichas era Ryan D’Angelo con una pila de 7.483.000 y era secundado por John Duthie y su pila de 5.304.000 en fichas. El resto de los primeros cinco se completaba en el siguiente orden: Wayne Bentley, Tom Koral y Barry Shulman. Otros jugadores destacados aún en competencia incluían a Robert Mizrachi, Jeff Madsen y Praz Bansi.

El Día 5 sería cuando quedaría establecida la mesa final y comenzó con las partidas de aquellos quienes no habrían de alcanzarla. Kenny Nguyen fue el primer eliminado de la jornada embolsando US$75.000 por su 24° puesto final. Otros jugadores destacados que se despidieron a lo largo del día fueron Robert Mizrachi en 22° lugar, Jeff Madsen en 19°, Praz Bansi en 18°, Wayne Bentley en16°, John Duthie en 12° y Darren Keyes en décima posición. Los jugadores sobrevivientes fueron reubicados en una sola mesa y debía producirse una eliminación más antes de dar por concluido el juego por esa noche.

No llevó demasiado tiempo el que ésta se produjera. Matthew Haugen hizo su movida jugando su resto de 870K en fichas en una acción pre-flop. Barry Shulman subió yéndose al all-in con la intención de definir en soledad, lo cual resultó y mostró su par en mano de K-K. Haugen dio vuelta su {A-Hearts}-{6-Diamonds} y ambos jugadores vieron salir en la mesa las siguientes cartas: {9-Hearts}-{9-Diamonds}-{5-Spades}-{2-Spades}-{8-Diamonds}. Las barajas no fueron de ayuda para Haugen, por lo que se despidió del torneo en noveno puesto junto con un premio de US$150.000. De ésta manera quedó establecida la mesa final con los siguientes conteos en fichas:

Ryan D’Angelo 10.090.000
Tyler Reiman 9.350.000
Barry Shulman 6.805.000
Harrison Gimbel 6.000.000
Thomas Koral 5.370.000
Benjamin Zamani 3.700.000
Zachary Goldberg 2.340.000
Aage Ravn 1.690.000

En la tarde del lunes 11 de enero, los ocho finalistas se reunieron, todos en representación de los Estados Unidos, a excepción de Ravn de Noruega. Siete habían clasificando consiguiendo su asiento a través de PokerStars mientras que sólo Shulman y Gimbel abonaron la tarifa completa para disputar el Evento Principal de la PCA.

La primera mano vio como Ravn se movía al all-in pero no obtuvo quien le pagara. Habría de ser una emocionante mesa final. En la sexta mano, la movida al all-in de Gimbel fue pagada por parte de D’Angelo y el A-K del primero superó al par en mano de J-J de su oponente logrando formar full y consiguiendo así la duplicación.

Pronto fue momento de otra movida, ésta vez por parte de Koral. La acción pre-flop vio a Reiman y Koral batallando hasta que éste se movió al all-in con par en mano de Q-Q, aunque Reiman le pagó rápidamente con par en mano de A-A. Las cartas de la mesa fueron: {6-Clubs}-{10-Clubs}-{6-Diamonds}-{J-Clubs}-{K-Hearts} por lo que Tom Koral fue el primer jugador en despedirse de la mesa embolsando US$201.300 por su octava ubicación final.

Durante el transcurso de las siguientes rondas, D’Angelo fue capaz de duplicar a través de Gimbel cuando su A-10 encontró un 10 en el flop para batir al par en mano de 9-9 de Gimbel.

Pronto se produjo más acción. Goldberg, comprometido en fichas, jugó pre-flop su resto de 1,53 millones y Ravn subió al all-in con la intención de definir en soledad teniendo {A-Spades}-{Q-Diamonds}. Goldberg mostró su par en mano de 10-10, el cual se imponía tras el siguiente flop: {8-Hearts}-{J-Spades}-{K-Hearts}. Sin embargo, la {A-Hearts} aterrizó en el turn y el {7-Spades} del river sentenciaron el final del torneo para Zachary Goldberg, quien recibió US$300.000 por su séptima posición final.

Luego fue el turno de Ravn de sentir la presión. Shulman abrió la mano con una suba de la apuesta y Zamani reviró yéndose al all-in. Ravn también se movió al all-in desde la ciega pequeña mientras que Gimbel fue otro que declaró su all-in provocando el descarte de Shulman. Zamani mostró su par en mano de 8-8, Ravn su {A-Clubs}-{Q-Clubs} y Gimbel su par en mano de J-J. El flop de: {5-Clubs}-{8-Spades}-{7-Diamonds} la daba trío a Zamani mientras que el {2-Spades} del turn no alteraba nada. El {6-Diamonds} del river tampoco hizo nada para alterar el resultado de la mano, la cual vio a Zamani triplicar, a Gimbel llevarse el bote paralelo y a Aage Ravn salir del área de torneos en sexto lugar con un premio de US$450.000.

Durante el juego entre cinco competidores, Reiman dominaba con un sólido liderazgo, pero Gimbel continuaba ascendiendo. Zamani se sentía en seguidilla y buscó acumular fichas. Así lo hizo logrando duplicar a través de Shulman cuando su A-J de diamantes armó color en el river para batir al A-K de éste último. No obstante, dos manos después, Shulman recuperó algunas fichas al duplicar a través de Gimbel cuando su A-Q logró imponerse frente al 7-5 de éste último.

Entretanto, D’Angelo encontró otra oportunidad de jugarse. Con 6,75 millones en fichas, esperó hasta que Shulman subiera la apuesta y Reiman revirara para moverse al all-in. Reiman fue quien decidió pagarle con su {A-Spades}-{K-Hearts} mientras que D’Angelo dio vuelta su par en mano de J-J. Parecía que éste habría de ganar luego del siguiente flop: {4-Clubs}-{9-Hearts}-{3-Clubs} y tras el {5-Hearts} del turn. Sin embargo, la {K-Diamonds} se hizo presente en el river por lo que D’Angelo fue echado del torneo por la quinta carta de la mesa ocupando el quinto puesto, el cual le valió un premio de US$700.000.

Reiman continuó dominando la mesa con casi 24 millones en fichas al dar inicio el juego entre cuatro participantes, mientras que su competidor más cercano era Gimbel, quien poseía casi 14 millones. Shulman y Zamani se tambaleaban en el rango de los 4 millones en fichas.

Fue poco después cuando Zamani hizo su movida, la cual comenzó con una suba pre-flop de la apuesta. Cuando Gimbel lo desafió con una movida al all-in desde la ciega pequeña, Zamani consideró sus opciones y finalmente pagó con {A-Hearts}-{10-Diamonds} poniendo en riesgo su continuidad en el torneo. Gimbel mostró su par en mano de 8-8 y el flop le dio más ventaja al ser: {8-Spades}-{5-Spades}-{6-Clubs}. El {7-Clubs} del turn le dio esperanzas a Zamani, pero la {J-Clubs} del river acabó con ellas, decretando la salida de Benjamin Zamani en cuarta ubicación con un interesante premio de US$1 millón.

Luego Barry Shulman entró en una seguidilla. Duplicó a través de Reiman con A-4 superando al K-J de éste y volvió a hacerlo unas pocas rondas después con K-Q venciendo al A-10 de Reiman cuando una K apareció con el flop. Sin embargo, las dos duplicaciones sólo sirvieron para mantener a Shulman a flote con 6 millones en fichas. Fue poco después cuando volvió a hacer una movida. Jugó su resto desde la primera posición teniendo {Q-Clubs}-{10-Spades} y Gimbel decidió pagarle con {A-Hearts}-{9-Diamonds} desde la ciega grande. Las cartas de la mesa fueron irrelevantes en la forma de: {5-Hearts}-{3-Clubs}-{6-Spades}-{J-Diamonds}-{7-Clubs}, por lo que Barry Shulman fue eliminado del evento en tercera posición, la cual le valió una paga de US$1.350.000.

Los dos finalistas abandonaron el área para tomarse un receso programado para cenar de una hora. Mientras tanto, los conteos en fichas eran los siguientes:

Ty Reiman 28.265.000
Harrison Gimbel 17.255.000

Al regreso de los jugadores, la acción comenzó con la 135° mano de la mesa final y sólo demandó cuatro manos el que se produjera una movida al all-in. Tras las siguientes cartas de la mesa: {8-Spades}-{A-Clubs}-{2-Diamonds}-{2-Spades}-{7-Spades}, un bote ya bastante grande se acrecentó aún más luego de que Gimbel se moviera al all-in y de que Reiman le pagara. Gimbel mostró {4-Hearts}-{2-Hearts} mientras que Reiman hizo lo propio con su {2-Clubs}-{3-Clubs}, lo que significó que ambos habían formado trío y por lo tanto se repartieron el bote.

Gimbel jugó de manera agresiva logrando alcanzar el liderazgo al comienzo del heads-up y finalmente, su confianza le permitió lograr lo que podría decirse, un liderazgo significativo. Finalmente, con Reiman relegado a 10 millones en fichas al producirse la 180° mano de la noche, era tiempo de hacer una movida.

Revires pre-flop impulsaron a Reiman a moverse al all-in teniendo par en mano de 8-8, pero resultó ser que Gimbel poseía par en mano de 10-10 y le pagó. El flop de: {10-Diamonds}-{6-Diamonds}-{2-Hearts} mejoró aún más la mano de Gimbel dándole trío, aunque el {8-Hearts} del turn trajo algo de inesperado dramatismo a la definición dándole también trío a Reiman. Sin embargo, la carta del river fue la {J-Spades}, la cual sentenció el final del torneo. Ty Reiman fue eliminado en segundo lugar con un premio de US$1,75 millones.

Harrison Gimbel se convirtió en el campeón del Evento Principal de la PokerStars Caribbean Adventure 2010 siendo el ganador más joven de la historia con sus tiernos 19 años. Su primera victoria en un evento de los grandes vino con un trofeo y un gran premio de US$2,2 millones.