Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Mundo Poker

Demanda presentada contra Montel Williams e ITPL

Compartir esto
Montel Williams ha sido una especie de emblema en la comunidad del póker durante varios años, no sólo participando en torneos de manera regular sino además asistiendo y organizando numerosos eventos de póker benéfico. En medio de sus esfuerzos por hacerse más visible en el mundo del póker, decidió crear la International Poker League en 2008 y ahora se ha sido demandado por parte de Guardian Gaming Ltd., empresa que le reclama haber aportado una inversión inicial de US$300.000, además de demandarlo por daños y reclamar una compensación.

Williams fundó la International Team Poker League (ITPL) en 2008 luego de comprobar el éxito de otras ligas de póker por equipos, como la Dream Team Poker. Originalmente, estaba planeado que la ITPL comenzara en 2009 con clasificatorios en el Hard Rock Casino de Las Vegas, aunque no ha habido novedades sobre su organización ni sobre el supuesto comienzo el próximo 29 de enero ni sobre la “Super Table” (Súper Mesa) que sería televisada como parte de un reality show en 2010. En julio de 2008, con la intención de seguir adelante con el proyecto, Guardian Gaming Ltd. recibió un 25% de la compañía a cambio de realizar una inversión inicial de US$300K, establecer y operar un sitio asociado de juego en internet y asistir con pagos adicionales.

De acuerdo con la demanda presentada el 18 de diciembre por Guardian en la Corte de Distrito de Clark County, Nevada, otra compañía fue contratada para proveer los mismos servicios y Williams, en representación de ITPL, rompió el contrato con Guardian en septiembre de 2008. Cinco son los cargos mencionados en la demanda – incumplimiento de contrato, falsedad en la declaración, fraude, enriquecimiento sin causa y conversión – y Guardian le pidió a la corte que ordene la restitución de la inversión inicial de US$300K y reclama además daños punitivos, intereses previos al juicio y el pago de costas legales. De hecho, Guardian intentó presentar el mismo tipo de demando en Illinois a principios de éste año, siendo que es el estado de residencia de Williams, pero el caso fue desestimado por fallas de procedimiento.

En la demanda se lee: “Tanto Williams como ITPL no tienen intención de cumplir con sus obligaciones contractuales en relación a Guardian y/o Williams identificó a otra compañía y concluyó que ésta podría completar las tareas delegadas a Guardian por medio del acuerdo firmado… Los acusados realizaron una representación con la intención de estafar e inducir a Guardian a pagar la inversión inicial”.

Williams aún no ha realizado declaraciones respecto del caso ni ha presentado papeles de respuesta en la corte.