Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Libros Poker

Libros póker: “Cowboys Full - The Story of Poker” de James McManus

Compartir esto
Hay mucha gente que considera que el primer libro de James McManus, “Positively Fifth Street”, es el mejor libro escrito sobre el tema. En esa publicación, el propio autor es parte importante del relato al contar sobre su intento exitoso de clasificar a través de satélites al Evento Principal de la World Series of Poker 2000, donde alcanzó la mesa final, al tiempo que describía tanto al torneo como al juicio a los sospechados de asesinar a Ted Binion, vástago de la familia que creó la WSOP. Ahora, McManus ha escrito un nuevo libro y muchos sostienen ha creado los DOS mejores libros de póker de la historia no relacionados con la estrategia del juego. Cowboys Full: The Story of Poker es, a las claras, un relato sobre historia del póker. Pero a diferencia de “Ghosts at the Table” de Des Wilson, publicado relativamente hace poco y que constituye una entretenida historia del póker, “Cowboys Full” es un trabajo mucho más ambicioso. En vez de contar simplemente la historia del póker, éste libro es más bien un relato de la historia de los Estados Unidos vista a través de la lente del póker, demostrando el impacto del “juego nacional” en el desarrollo de una nación.

McManus no pierde el tiempo en preparar el terreno de su publicación. El primer capítulo comienza con la historia que relata como Barack Obama, en ese momento recién electo senador del estado de Illinois, se integraba a la escena política de Springfield a través de partidas regulares de póker con sus colegas legisladores. McManus contrasta con audacia al Obama jugador de póker, quien siempre piensa en términos estratégicos y busca maniobras de amplio rango para “superar” a sus adversarios, con su rival en la carrera presidencial, John McCain, reconocido jugador de “craps”, describiendo a su elección de Sarah Palin como compañera de fórmula como a una desesperada tirada de dados. Ya sabemos como acabó la contienda entre el jugador de póker y el de “craps”.

Mientras que muchos de los personajes tratados por McManus son familiares para aquellos quienes conocen algo de la historia del póker (si, la historia de ‘Wild Bill’ Hickock es contada al detalle, con el agregado de anécdotas de las que nunca había escuchado con anterioridad), el autor nunca presenta a las historias como simples hechos aislados, en cambio, las ubica en el amplio contexto temporal en el cual sucedieron. Hace hincapié en la forma de ser particular de los estadounidenses que inevitablemente posibilitó que un juego como el póker se volviera tan popular. Nos lleva a sangrientas batallas de la Guerra Civil y demuestra las habilidades para farolear de algunos de los legendarios generales, tanto de la Unión como de la Confederación. El autor nos muestra la influencia del póker en algunas de las leyes más importantes de la historia estadounidense (tanto el ‘square deal – trato justo’ de Theodore Roosevelt como el ‘new deal – nuevo trato’ de Franklin Delano Roosevelt, son términos tomados directamente del póker, con ‘square deal’ refiriéndose tanto a la dificultad de los jugadores de póker para encontrar una partida honesta a comienzos del siglo pasado como a los desafíos que le deparaba al trabajador promedio el llevar una vida honesta).

Aquellos quienes busquen en el libro historia más reciente, también la encontrarán. McManus dedica numerosos capítulos a detallar el surgimiento de la World Series of Poker. Se cubre la partida de Andy Beal, el surgimiento de Internet y las leyendas de Johnny Moss y Nick ‘el griego’. No obstante, he encontrado a las historias de eventos y de gentes que no conocía incluso más fascinantes y esclarecedoras que aquellas con las cuales ya estaba familiarizado. La historia de Herbert Yardley, criptógrafo y jugador de póker, la del legendario mafioso Arnold Rothstein, acusado de arreglar la Serie Mundial de Béisbol de 1919 y luego asesinado durante una partida de póker, el largo camino de Alice Ivers, la primera gran jugadora de póker e incluso la historia detrás del cuadro “Perros jugando al póker”, hacen de su lectura una experiencia superlativa.

Lo que en verdad diferencia al trabajo de McManus de otros relatos sobre la historia del póker es, francamente, la calidad de su prosa. El póker es afortunado por haber encontrado una voz tan rigurosa y expresiva en un historiador que nos relata el legado de éste juego. Mientras que otros han contado muchas de éstas mismas historias, McManus añade su habilidad artística a cada frase. Claramente se trata de un trabajo realizado desde el corazón por parte del autor, quien se esfuerza por “encontrar oro” en cada rincón del universo del póker. Ya sea durante la descripción de la corrupta administración presidencial del gobierno de Harding o durante el relato con lujo de detalles de las trampas que se realizaban a bordo de los barcos a vapor del Mississippi, el lector siente como si fuera parte de la acción teniendo la perspectiva de un testigo privilegiado de las actitudes y motivaciones de los principales actores de las historias.

McManus no se queda sólo en los eventos históricos que rodean al juego, sino que además hace referencia a la influencia del póker en las artes, con guiños a ‘Un tranvía llamado deseo’, obra de Tennessee Williams y a ‘American Buffalo’ de David Mamet, junto con las referencias esperadas a películas tan relacionadas con el póker como ‘El rey del juego’, ‘El golpe’ y, por supuesto, ‘Rounders’. La película ‘El golpe’ es referenciada en un capítulo dedicado a la historia de las trampas en el juego en el cual el autor dedica bastante espacio a desglosar las diferentes maneras en que muchos amateurs eran separados de su dinero por los primeros “profesionales”.

Cowboys Full: The Story of Poker es un libro para ser disfrutado y saboreado como si se tratara de un exquisito manjar. Personalmente, el relato de McManus me inspiró a repasar varias etapas de la historia estadounidense, siendo que éste libro reavivó la llama de mi amor por éste tema que estuvo largamente apagada. Aunque es probable que no surta el mismo efecto en el lector promedio, les prometo que mirarán la historia del póker a través de diferentes ángulos que casi con seguridad nunca habían considerado con anterioridad. Mientras que es fácil ver al póker como “tan sólo” un juego, McManus demuestra la fuerza poderosa en que se ha convertido el póker en el proceso de crecimiento y construcción de la identidad estadounidense. A pesar que éste libro no te ayudará a ganar una mano adicional la próxima vez que te sientes a jugar, probablemente hará más por tú propia imagen de jugador de póker que cualquier otro libro que hayas leído. Cowboys Full: The Story of Poker es una lectura obligada para cualquiera interesado en el póker. Volverás a leerlo una y otra vez y disfrutarás del amor que claramente tiene el autor por el más estadounidense de los pasatiempos.