Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Joe Cada campeón del Evento Principal de No-Limit Hold’em

Compartir esto

La espera había concluido y habría de coronarse un campeón del Evento Principal de la World Series of Poker 2009. El torneo más emocionante del año alcanzó su etapa final y la energía que rodeaba al heads-up no era otra cosa más que eléctrica.

A las 6 am PT del 8 de noviembre. luego de más de 17 horas de acción de la mesa final del Evento Principal de la WSOP en el Rio´s Penn & Teller Theater y en medio de las luces y cámaras del equipo de ESPN, los dos jugadores finalistas se retiraron para disfrutar sus logros y para prepararse mental y físicamente para la última etapa del viaje de la WSOP 2009. Todo lo que condujo a ese momento fue emocionante pero cansador, siendo que Darvin Moon y Joe Cada debieron atravesar una dura mesa final para acumular las siguientes pilas de fichas:

Darvin Moon 58.850.000
Joe Cada 135.950.000

El 9 de noviembre, ambos jugadores se reunieron en el Masquerade Stage del Rio para contestar preguntas de los medios, y horas después se dirigieron al Penn & Teller Theater para prepararse para el inicio de su partida heads-up pautada a las 10 pm. ¿Qué era lo que se estaban jugando? Además del premio más codiciado del póker, la pulsera de oro del Evento Principal de la World Series of Poker, Moon y Cada se enfrentarían en el paño disputándose los siguientes premios en metálico:

1° puesto: US$8.547.042
2° puesto: US$5.182.928

Luego de las presentaciones y la orden de “shuffle up and deal” (mezclen y repartan) de parte de Vince Neil, integrante de Motley Crue, el juego dio comienzo con un lleno total de fanáticos del póker muy emocionados.

La primerísima mano tuvo acción. Comenzó con un “limp” de Moon, pero Cada reviró 2,5 millones más y Moon le pagó tranquilamente. Luego de un flop de: {3-Spades}-{K-Spades}-{2-Diamonds}, Cada apostó 3,5 millones pero Moon aprovechó la oportunidad de revirar a 10 millones. Cada le pagó por lo que se sucedió la {A-Diamonds} del turn. Moon fue el primero en apostar y lo hizo por monto de 10 millones, a lo que Cada respondió con un “check-call”. Luego de la {K-Clubs} del river, ambos pasaron y Moon mostró {Q-Spades}-{Q-Diamonds} mientras que Cada dio vuelta {9-Diamonds}-{9-Clubs}, por lo que el importante bote quedó en manos de Moon.

Luego de las primeras siete manos, Moon había logrado dar un buen zarpazo a la pila de Cada, por lo que el nuevo conteo en fichas era como sigue:

Moon 93.150.000
Cada 101.650.000

Moon hirió aún más a su oponente en una mano que comenzó con un revire de Cada pagado por aquel y que condujo al siguiente flop: {6-Spades}-{5-Diamonds}-{J-Clubs}. Cada apostó 3,5 millones mientras que Moon hizo “check-raise” a 8,5 millones. Ambos pasaron tras la {Q-Diamonds} del turn, pero el {2-Hearts} del river impulsó a Moon a apostar 7,25 millones. Cada le pagó, pero Moon se quedó con el bote y alcanzó el liderazgo en fichas al mostrar su {Q-Hearts}-{8-Spades}.

Moon 101.850.000
Cada 92.950.000

Sin embargo, Cada no quedaría relegado durante mucho tiempo más. Moon reviró y Cada le pagó para ver un flop de: {J-Clubs}-{4-Hearts}-{2-Diamonds}. Moon fue el primero en apostar y mandó 4 millones para ver, lo que fue aceptado por Cada. La {Q-Hearts} del turn impulsó una apuesta de 6 millones por parte de Moon, pero Cada reviró a 16,75 millones. Moon pagó y el {5-Clubs} apareció con el river. Cada realizó una importante apuesta de 35 millones mientras que Moon consideró sus opciones antes de descartarse, finalmente. Con ese bote Cada recuperó el liderazgo.

Moon 72.200.000
Cada 120.600.000

Cada confió en su instinto en diversas manos subsiguientes, leyendo acertadamente a Moon al adjudicarle manos débiles. Una de ellas se inició con un flop de: {10-Diamonds}-{A-Hearts}-{3-Hearts} y siguió con el {6-Clubs} del turn y el {4-Spades} del river. Fue en ese momento cuando Cada apostó 3 millones mientras que Moon reviró a 13 millones. Cada le pagó con {J-Spades}-{10-Hearts} y su par de 10 fue suficientemente bueno para batir al {J-Hearts}-{5-Hearts} de Moon, quien sólo contaba con la J como carta más alta. El conteo en fichas resultante mostró a Cada ganando terreno.

Moon 66.400.000
Cada 128.400.000

Sin embargo, la confianza se pierde fácilmente en las partidas heads-up cuando una mano sale mal. Cada experimentó esa sensación o así pareció debido a la expresión de asombro de su rostro tras una mano clave. Cada actuó primero subiendo la apuesta y cuando Moon reviró a 8 millones, aquel pagó. Luego de un flop de: {K-Clubs}-{7-Spades}-{6-Hearts}, Moon apostó primero por un monto equivalente a 5 millones mientras que Cada le pagó sin dudar. El {3-Spades} del turn propició una movida al all-in de parte de Moon, junto con una demostración de poder que no hemos visto… nunca antes, quizás. Moon se paró casi al instante de haber movido todas sus fichas hacia el centro de la mesa y su demostración de confianza debe haber destrozado a Cada, aunque sea durante breves momentos, ya que el joven jugador se descartó rápidamente.

Moon 82.450.000
Cada 112.350.000

Cada sufrió más inconvenientes en una mano que ni siquiera alcanzó a ver el flop. Comenzó con una suba de 3 millones de parte de Moon, la cual fue seguida por un revire de 10,2 millones de parte de Cada. Moon, a su vez, reviró a 28 millones por lo que Cada se mostró confuso por la jugada de su rival. Pensó y miró a su oponente una y otra vez para, finalmente, descartarse en lo que pareció una muy difícil decisión. Aunque ni la audiencia ni los medios pudieron oir las palabras pronunciadas en la mesa, dio la sensación que en los labios de Moon se leyó la palabra “farol” al hablarle a Cada.

Cada logró reorganizarse luego de haberse puesto nervioso por la mano antes mencionada y un receso ayudó en ese sentido. Al momento del receso, los conteos en fichas mostraron a Cada ligeramente en ventaja respecto de Moon.

Moon 95.500.000
Cada 99.300.000

La primera mano tras el receso alcanzó al river luego de apuestas mínimas, aunque Moon se quedó con el bote y un leve liderazgo en fichas. Varias manos más mostraron un juego agresivo de parte de Moon, quien se encontró con un importante liderazgo en fichas en cuestión de minutos.

Moon 127.600.000
Cada 67.200.000

Las cosas se pusieron aún peor para Cada luego de que revirara pre-flop siendo pagado por Moon. Tras un flop de: {3-Hearts}-{5-Diamonds}-{A-Clubs}, Moon apostó 5 millones mientras que Cada reviró a 13 millones. Moon comenzó a revirar moviendo varias pilas de fichas desde su sector, situación que provocó que Cada arrojara sus cartas al mazo. Ese fue el punto en el cual la situación de la mesa dio un vuelco respecto del comienzo del heads-up.

Moon 145.200.000
Cada 49.600.000

Durante el juego hasta el momento, se habían realizado diversas movidas al all-in pero ninguna había sido pagada. Era el momento.

Cada comenzó la mano con una suba estándar de 3 millones en fichas mientras que Moon le pagó para ver un flop de: {10-Clubs}-{5-Diamonds}-{9-Hearts}. Ambos jugadores pasaron pero cuando apareció el {10-Diamonds} del turn, Cada volvió a apostar 3 millones. De forma bastante rápida, Moon hizo “check-raise all-in”, lo cual sumió a Cada en sus pensamientos durante varios minutos. Finalmente y de manera tranquila pagó y mostró {J-Hearts}-{9-Diamonds} que le daba doble par. Por su parte, Moon dio vuelta {8-Spades}-{7-Spades} que le daba proyecto a escalera a dos puntas. Casi todos en el lugar se pusieron de pie y cuando recibió la orden, el repartidor descubrió el {3-Hearts} del river, el cual no sólo le permitió a Cada duplicar sino que además posibilitó que reconquistara el liderazgo. Su reacción inmediata fue casi llorar de alegría, pero se recompuso y volvió a la mesa.

Moon 86.500.000
Cada 108.300.000

La confianza pareció retornarle a Cada y no podía sucederle en mejor momento.

Ocho manos después de la duplicación de Cada, fue momento de tomar otra decisión. Cada abrió el juego en la 356° mano de la mesa final con una suba de 3 millones. Moon reviró a 8 millones a lo que Cada volvió a consultar sus cartas y decidió subir al all-in. Moon también miró sus cartas… y pagó.

Cada mostró {9-Clubs}-{9-Diamonds}.
Moon mostró {Q-Diamonds}-{J-Diamonds}.

El flop arrojó: {8-Clubs}-{2-Clubs}-{7-Spades}, lo cual no alteró nada. Cada se dirigió hacia su grupo de colaboradores buscando algo de ánimo y recibió un abrazo de su patrocinador, Cliff ‘JohnnyBax’ Josephy. La {K-Hearts} vino con el turn y fue intimidante por unos instantes para la gente que vio venir una figura. Finalmente, y tras una dramática pausa, el {7-Clubs} se presentó con el river.

Darvin Moon fue eliminado en segunda posición y por ello fue recompensado con US$5.182.928.

Joe Cada se consagraba campeón. No sólo se convirtió en el ganador más joven de la historia del Evento Principal de la WSOP, superando el récord del año anterior que ostentaba Peter Eastgate, sino que además le fue entregada la pulsera de oro de la WSOP ubicada sobre una pila de dinero que totalizaba US$8.547.042.

Inmediatamente de conocerse la carta del river y de que se dieran cuenta de que Cada era el nuevo campeón, los amigos y familiares suyos estuvieron a punto de abalanzársele pero movió sus manos para alejarlos. Se encaminó a donde se encontraba Moon y extendió su mano para felicitarlo por la partida y tuvo una breve conversación con su ex oponente. Luego de ese acto caballeresco, Cada volvió con su grupo permitiendo el comienzo de la celebración.

Puede que estemos equivocados pero dio la sensación que hubo algunas lágrimas derramadas por el nuevo campeón, claramente emocionado.

Pollack anunció oficialmente su victoria y luego ajustó la pulsera de la WSOP al brazo de Cada. Éste reprimió las lágrimas y finalmente abrazó el momento con una sonrisa que se extendió a lo largo de su joven rostro. Tomó el micrófono cuando le fue ofrecido y lo primero que hizo fue pedirle a la audiencia que le dedicara otra ronda de aplausos a Moon. Continuó agradeciendo a todos quienes lo apoyaron, muchos de los cuales pidieron permiso en sus trabajos o en la escuela para concurrir a Las Vegas y les dijo cuanto significaba eso para él.

Tras ello se sucedió una combinación de fotos, como las de Cada con el dinero, con la pulsera, con el personal de la WSOP, con su familia y otras muchas más. La noche de festejos recién estaba por comenzar.

Felicitaciones a Joe Cada, campeón del Evento Principal de la World Series of Poker 2009.