Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Preparativos y perspectivas para la mesa final del 7 de noviembre

Compartir esto
Luego de un emocionante verano (boreal), los jugadores de póker y los fanáticos en general debieron esperar durante meses para conocer quién habrá de coronarse campeón del Evento Principal de la World Series of Poker 2009. Los nueve integrantes de la mesa final se llevaron más de US$1,2 millones cada uno al detenerse el juego el pasado 15 de julio y desde entonces, los ‘November Nine’ han estado esperando por su oportunidad de competir por los US$8,5 millones del primer puesto. Finalmente, el momento se aproxima velozmente mientras el Rio, Harrah’s y ESPN se preparan para albergar a tan anticipado evento.

Se ha establecido que la mesa final se dispute, tal como en 2008, en el Teatro Penn & Teller del Rio All-Suite Hotel & Casino de Las Vegas. Sin embargo, habrá una diferencia en la edición actual. Los ‘November Nine’ se reunirán el sábado 7 de noviembre al mediodía reanudando la disputa hasta que sólo queden dos jugadores en pie. Una vez logrado esto, ambos se tomarán un receso hasta el lunes 9 de noviembre a las 10 pm. Tendrán tiempo de realizar conferencias de prensa y de descansar antes de disputar el heads-up el lunes por la noche. Esto fue planificado por ESPN para que la conclusión del Evento Principal suceda dentro del período de 24 horas de la transmisión de la World Series of Poker del martes por la noche, por lo que la cobertura será “semi en vivo” y durante el mismo día.

El juego se reanudará el 7 de noviembre disputando el final del Nivel 33, cuyas ciegas están en 120K/240K y el ante en 30K. Luego de 24 minutos, se dará comienzo al siguiente nivel de 120 minutos de duración. La mesa final se iniciará con los siguientes conteos en fichas y asignación de asientos:

Asiento 1: Darvin Moon 58.930.000
Asiento 2: James Akenhead 6.800.000
Asiento 3: Phil Ivey 9.765.000
Asiento 4: Kevin Schaffel 12.390.000
Asiento 5: Steven Begleiter 29.885.000
Asiento 6: Eric Buchman 34.800.000
Asiento 7: Joe Cada 13.215.000
Asiento 8: Antoine Saout 9.500.000
Asiento 9: Jeff Shulman 19.580.000

Los premios en juego entre los integrantes de la mesa final son los siguientes:

1° puesto: US$8.546.435
2° puesto: US$5.182.601
3° puesto: US$3.479.485
4° puesto: US$2.502.787
5° puesto: US$1.953.395
6° puesto: US$1.587.133
7° puesto: US$1.404.002
8° puesto: US$1.300.228
9° puesto: US$1.263.602

Ha quedado en claro para los medios del póker e incluso más allá de la industria de éste juego, que Phil Ivey es el jugador más reconocido de la mesa y que en caso de lograr la victoria, produciría el mayor de los efectos en el mundo del póker. Esto fue confirmado en una conferencia de prensa realizada el 29 de octubre, en la cual Norman Chad y Lon McEachern, copresentadores de ESPN, discutieron largo rato acerca de los jugadores de la mesa final. Ivey es más que el favorito de los fans, pero su comportamiento lo hace favorito para cualquiera que lo vea jugar, siendo que permanece siempre calmo, cordial respetando el espíritu deportivo. No obstante, cuando se le preguntó a Chad por qué Ivey da la sensación de ser mucho más jugador que el resto, contestó que da la impresión de que Ivey posee un sexto sentido, más aún, un sexto y medio sentido respecto del juego y sus oponentes. Ivey no sólo sabe todo acerca de cómo jugar al póker, sino que además parece ser capaz de hacerlo un poquito mejor que el resto.

Darvin Moon, líder en fichas, no fue pasado por alto por los presentadores gracias al debido crédito otorgado por su posición dominante. Éste leñador de Maryland ha optado por permanecer fuera del foco de atención de los medios continuando con su vida simple – nada de tarjetas de crédito, nada de grandes adquisiciones con el dinero ganado hasta el momento y habiendo viajado en avión una sola vez para disputar la WSOP en Las Vegas. Chad y McEachern hicieron hincapié en que su extraordinaria historia podría producir, en caso de ganar el Evento Principal, una fracción del efecto ‘Moneymaker’. Sin embargo, McEachern remarcó que gran parte de sus manos ganadoras hasta el momento estuvieron basadas en la suerte, lo que hace que Moon sea una incógnita respecto de la mesa final. Chad añadió que él considera a Moon cómo al peor jugador de la mesa, pero al no ser un jugador imprudente ni impaciente, su gran cantidad de fichas debería garantizarle un tercer o cuarto puesto final.

Jeff Shulman es otro participante de peso en ésta mesa, además de ser el único en haber reconocido públicamente la contratación de un entrenador de póker durante los últimos meses. Su empleo de Phil Hellmuth como consejero de póker ha resultado interesante, aunque más no sea porque Shulman de por sí es uno de los jugadores más experimentados de los nueve. McEachern reconoció éste hecho, además de que Shulman ha aprendido de errores del pasado, específicamente su enfrentamiento con Chris Ferguson en la mesa final del Evento Principal de la WSOP 2000.

Joe Cada es otra de las grandes historias de la mesa siendo que se trata del jugador más joven y una victoria suya lo consagraría como al campeón del Evento Principal de la WSOP más joven de la historia, destronando a Peter Eastgate, ganador de la edición del año pasado. Chad y McEachern no le dieron mucho crédito respecto de que sea capaz de ganar el evento, aunque dijeron que demostró una adecuada cuota de agresividad cuando estuvo en situaciones peligrosas y cuando fue desafiado.

Eric Buchman es otro de los jugadores más experimentados de la mesa, aunque fue toda una sorpresa cuando McEachern afirmó que consideraba que Buchman era quien más probabilidades tenía de ganar el evento. Rotulado como favorito gracias a sus habilidades para el póker y a su carácter sereno, McEachern le dio mucho crédito a éste jugador.

Kevin Schaffel no fue descartado de ninguna manera, siendo que McEachern afirmó que él no se trataba de un ‘éxito pasajero’ y que era de destacar su condición de jugador más grande (en edad) de la mesa y su reciente segundo puesto en el WPT Legends of Poker. Aunque se remarcó que su principal interés pasa por el golf y que su carisma y actitud aportan para completar una buena performance, aunque ésta sea independiente de la posición final que ocupe.

Steven Begleiter fue calificado por Chad como un jugador ‘reluciente’, además de ser el segundo de mayor edad de la mesa, aunque ha sido su suerte en situaciones clave, principalmente, la que ha permitido su actual posición en la mesa. Sus posibilidades representan una incógnita y los presentadores de ESPN no dijeron nada acerca de si puede resultar vencedor.

A James Akenhead se le ha dado el debido crédito que merece por tratarse de un jugador consagrado y Chad mencionó que su agresividad selectiva podría ayudarlo a superar su complicada situación en fichas con la cual iniciará la mesa final.

Finalmente, Antoine Saout fue calificado como otro comodín. Chad remarcó que Saout se trata ciertamente del jugador sobre el que menos sabemos y su experiencia en las mesas es bastante limitada, en especial en Estados Unidos, siendo que el verano (boreal) 2009 en la WSOP fue su primera vez en esas tierras. Pero teniendo en cuenta su juego inteligente y adaptable a las diferentes situaciones, existen posibilidades para Saout.

Los ratings de ESPN respecto de los episodios de la WSOP 2009 han ido incrementándose y gracias a la promoción que se hará de Ivey en un show de ESPN llamado “E:60” que se transmitirá el 3 de noviembre, Doug White de ESPN parece tener buenas perspectivas para las horas finales de las transmisiones de la WSOP. Con la conclusión del evento dentro de una semana aproximadamente, el mundo del póker descubrirá más pronto que tarde como recibirá el público a los ‘November Nine’.

Además tendremos al nuevo campeón del Evento Principal de la World Series of Poker 2009.