Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker En Vivo | World Poker Tour

WPT 2009: Prahlad Friedman obtiene el ‘Legends of Poker’

Compartir esto

Cuando comenzó la mesa final del evento ‘Legends of Poker’ 2009 en el Bicycle Casino, todos los ojos estaban puestos en Kevin Schaffel, uno de los “November Nine”. Aún en espera de disputar la mesa final del Evento Principal de la WSOP 2009, éste jugador semi-retirado oriundo de La Florida comenzó la noche ostentado el liderazgo en fichas y con la oportunidad de añadir un título del WPT a su palmarés antes de hacer su intento en la búsqueda del título del torneo de poker más importante del mundo.

A pesar de poseer la estaca más grande, el camino de Schaffel fue complicado desde un principio. Entre él y el título se interponían cinco profesionales de poker quienes totalizaban entre ellos ganancias por US$5,89 millones, incluyendo dos pulseras de la WSOP. Con una alineación tan habilidosa participando de la mesa final, el oportunismo habría de ser clave.

Dicha mesa se inició con todo cuando Sam ‘KingKobeMVP’ Stein, el más joven de la mesa con sólo 21 años de edad, duplicó a través de Mike Krescanko, veterano profesional. Stein se movió al all-in teniendo {A-Diamonds}-{K-Hearts} tras un flop de: {Q-Clubs}-{8-Diamonds}-{5-Diamonds}, mientras que Krescanko le pagó de inmediato con {Q-Diamonds}-{10-Spades} que le daba par más alto. Sin embargo, el joven Stein tomó aire gracias a las barajas de diamantes que vinieron con el turn y con el river, dándole color y un bote de 1,51 millones en fichas. Por su parte, Krescanko pasó a ser el más comprometido con 466.000 en fichas. Unas pocas manos después, el {A-Spades}-{Q-Clubs} de Krescanko caería frente al {K-Hearts}-{K-Spades} de Prahlad Friedman, decretando su eliminación en sexta ubicación con un premio de US$89.220.

Luego de éste rápido comienzo, el ritmo decaería durante otras 57 manos al tiempo que tanto Schaffel como Friedman arrebataban fichas lentamente a sus oponentes. Stein era incapaz de lograr que las cosas le salieran bien, a pesar de haber acumulado muchas fichas al principio por lo que volvería a arriesgar su participación en el torneo en el momento en el cual las ciegas estaban en 30K/60K. Tras una subida inicial de la apuesta a 150K de parte de Schaffel, Stein comprometió el resto de su estaca teniendo {K-Hearts}-{Q-Spades}. Luego de pensarlo, finalmente Schaffel le pagó teniendo {7-Clubs}-{7-Hearts}. El flop de: {8-Clubs}-{7-Diamonds}-{3-Spades} dejó a Stein sin ninguna posibilidad y se retiró en quinta posición cobrando un premio de US$116.225.

El juego entre cuatro integrantes duraría aproximadamente unas 30 manos y nuevamente serían Schaffel y Friedman quienes dominarían el mismo. Finalmente, sería Toto Leonidas quien se retiraría en cuarto lugar con un premio de US$144.600, al no recibir el “draw” a color “nuts” habiéndose enfrentado al par más alto de Friedman. Éste alcanzo el liderazgo por primera vez y lo amplió 11 manos después al eliminar a Todd Terry en tercer puesto quien recibió un premio de US$231.300, gracias a su {A-Clubs}-{Q-Clubs} versus {4-Clubs}-{4-Diamonds} de éste último.

Friedman alcanzó el juego heads-up con una ventaja en fichas en relación superior a 3 a 1 respecto de su oponente y con todo el impulso, pero Schaffel logró recuperarse llegando casi a igualar las estacas en sólo cinco manos. Éste se fue al all-in teniendo {Q-Hearts}-{3-Hearts} que le daba doble par tras un flop de: {A-Clubs}-{Q-Clubs}-{3-Diamonds}, mientras que Friedman le pagó con {J-Clubs}-{4-Clubs}. Sin embargo, no logró formar color ni en el turn ni en el river por lo que de pronto Friedman se encontró con que tenía una reducida ventaja respecto de su oponente de menos de siete ciegas grandes. Aún así, el veterano mantuvo su compostura. Luego de estirar un poco más su ventaja, Friedman disputó un juego de ida y vuelta con Schaffel antes de conseguir la oportunidad que había estado esperando.

Estando la ciega grande en 120K, Schaffel apostó 300K siendo el “button” y Friedman le reviró a 800K. Entonces Schaffel se movió al all-in por un total aproximado de 3,5 millones en fichas obligando a Friedman a tomar una decisión. Finalmente, éste le pagó teniendo {A-Hearts}-{Q-Spades} y se encontraba en ventaja respecto al {K-Hearts}-{J-Clubs} de Schaffel. Las cartas de la mesa fueron: {10-Clubs}-{3-Hearts}-{2-Hearts}-{4-Diamonds}-{9-Hearts}, coronando campeón a Friedman tras 127 manos disputadas.

Su victoria, la primera en el WPT, le significó un premio de US$1.009.000. Por su parte, Schaffel añadió US$471.670 a sus fondos de retiro, lo suficiente para mantenerlo ocupado jugando torneos de importancia hasta que a mediados de noviembre vaya en busca del título del Evento Principal de la WSOP.