Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Mundo Poker

Juntan firmas para impulsar la nueva legislación en Estados Unidos

Compartir esto
Con la consigna “El poker no es un crimen”, se están reuniendo firmas para impulsar con fuerza la legalización del poker online en los Estados Unidos. Los firmantes incluyen al liberal demócrata de Massachusetts Barney Frank y al conservador republicano Joe Barton de Arlington. Hasta hace unos días la cifra alcanzada era de 381.520 firmas.

El objetivo primordial es anular la ley de 2006 que prohíbe a las entidades financieras las transferencias de dinero a sitios de juegos de azar, lo que impide que los estadounidenses utilicen sus tarjetas de crédito para jugar online. A partir de esta prohibición, a pesar de que el poker seguía siendo legal, el juego quedaba al margen de la ley, algo que es totalmente absurdo según la opinión de Barney Frank.

Sin embargo, a partir de ese momento, las compañías de juego encontraron fórmulas para dar la vuelta a la prohibición, permitiendo a los jugadores que utilizasen cuentas off-shore o tarjetas de crédito extranjeras, o envíos de dinero a terceros sitios que transfiriesen a su vez el dinero a webs de juego. Se calcula que si se legalizase el poker online, se podrían obtener 12 mil millones de dólares.

Barney Frank ha ido ganando nuevos apoyos, precisamente después de que a fines de julio Dan Michalski de Dallas quien dirige un sitio web de poker y muchos otros jugadores, fueron a Washington, D.C, para tratar de hablar con los reguladores y presentar al Presidente Barack Obama 375.000 firmas sosteniendo que "el poker no es un crimen" y pidiendo la legalización de los juegos de azar online. Hasta hace unos días, las firmas superaban en más de 6.000 a la cifra mencionada.

Los que se oponen a la legalización dicen que si se regula esta industria podría causar graves daños a numerosas familias y sus respectivas finanzas. Los partidarios defienden que ya ha llegado el momento de legalizar y fiscalizar la industria una vez por todas. "No se trata de una cuestión moral", dice Michalski. "Es un problema de sensibilización del gobierno. Lo qué estamos tratando de lograr aquí es dar a las personas la libertad de jugar desde su casa [...] y crear las consabidas protecciones. Hacer esto y como no, generar ingresos para la nación".

John Blevins, un jugador de poker online y profesor adjunto de la Universidad de derecho South Texas College of Law de Houston, dijo que el apoyo a la legalización es evidente. "Por ahora, ésta es la única industria que se dirige a Washington para pedir que se le impongan impuestos".