Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Resumen del Día 4

Compartir esto

La jornada fue distinta a otras del Evento Principal de la World Series of Poker 2009. Comenzó con 789 jugadores aún aferrándose a un sueño, uno que acabaría en desazón para 141 de ellos, quienes se retirarían del torneo con $10.000 menos. Los últimos 648 restantes se garantizarían, al menos, una paga de $21.365, y aquellos que continuaran seguirían en busca del dinero y la fama que espera al final del Evento Principal.

Para muchos dentro del mundo del poker, en especial para los medios, es el momento más emocionante del Evento Principal. A pesar que pasar por el proceso hand-for-hand (todas las manos se reparten simultáneamente) puede ser una tarea ardua y, a veces, algo aburrida, el estallido de aplausos cuando explota la burbuja y el resto de los competidores alcanzan los premios en metálico es gratificante. Muestra cuanto trabajo es necesario para lograr avanzar a lo largo de varios días en el torneo más importante del mundo y como es acabar con una experiencia positiva llevándose, por lo menos, poco más del doble del dinero invertido. Además, la ráfaga de eliminaciones que se produce justo después de alcanzados los pagos provee la muy necesaria reducción de la concurrencia y el surgimiento de los verdaderos líderes entre los competidores que quedan.

Se determinó al comienzo del día que el juego se desarrollaría durante el transcurso de cuatro niveles o hasta el punto en el cual quedaran 400 jugadores en competencia. Esto significaba que se trataría de una jornada bastante corta considerando lo que depararían los últimos días del evento.

El juego dio comienzo con Phil Ivey sentado en la principal mesa televisada preparada para ESPN, mientras que Peter Eastgate y Joe Hachem ocupaban sus lugares junto a Surindar Sunar, Burt Boutin y Bob Feduniak en la mesa secundaria establecida con el mismo propósito. Tras la orden de "shuffle up and deal" (mezclen y repartan), las eliminaciones se sucedieron a partir de ese preciso instante.

La primera mano del día produjo dos partidas en una misma mesa cuando Dean Schultz se movió al all-in teniendo {Q-Hearts}-{10-Clubs}, mientras que Billy Adams hizo lo propio con {A-Diamonds}-{8-Diamonds}. Matthew Lubawski les pagó teniendo más fichas que ambos con {A-Spades}-{Q-Spades} y su mano logró imponerse tras las siguientes cartas de la mesa: {8-Spades}-{3-Spades}-{Q-Clubs}-{9-Clubs}-{7-Clubs}, eliminando a dos jugadores a los pocos minutos de iniciado el Día 4.

Otros quienes se retiraron tempranamente fueron: Maria Mayrinck, John Racener, Greg Mueller, J.C. Alvarado, Brian Lemke y Hevad Khan.

Todos los ojos estaban puestos en los campeones de ediciones anteriores del Evento Principal, algunos de los cuales tuvieron un comienzo a toda máquina tales como Hachem, Chris Ferguson y Dan Harrington. Eastgate también se mantenía al tiempo que crecía la tensión al acercase la burbuja monetaria. Las cámaras también se enfocaron en el líder en fichas del Día 3, Bertrand Grospellier, quien perdió algo de impulso pero se mantenía bastante por encima de la marca de un millón en fichas. Por otra parte, Lou Diamond Philips, último actor en competencia, tuvo un comienzo complicado cuando J.C. Tran duplicó a través suyo, no obstante se recuperó duplicando por medio de Tran durante el juego previo a la burbuja.

Hablando de la reducción de la concurrencia, sólo quedaban 659 jugadores al momento del primer receso, el cual se produjo al final del primer nivel de juego de dos horas de duración. Aproximadamente a los 15 minutos de retornar del receso, ese número se redujo a 653 y se sucedió el juego hand-for-hand. Duró una hora y media rebosante de emoción, siendo que cada all-in requería que el equipo de ESPN corriera a la/s mesa/s donde se ubicaban los jugadores que anunciaban sus all-ins en un intento de captar la emoción de alcanzar los premios en metálico y el shock de ser eliminados tan cerca de los mismos.

Finalmente, la burbuja explotó. A Kia Hamadani le quedaba una ficha de 500 y fue a parar al ante. Reed Hensel fue pagado por dos jugadores para ver un flop de: {Q-Hearts}-{6-Hearts}-{Q-Diamonds}, pero cuando apostó tras el mismo, ambos se descartaron. Hansel mostró que sólo tenía {9-Hearts}-{2-Clubs}, pero Hamadani hizo lo propio con su {4-Clubs}-{3-Hearts} siendo la peor mano de ambas. El {9-Diamonds} vino en el turn y el {9-Spades} en el river dándole full a Hansel, mientras que Hamadani se quedó con el ‘honor' de ser a quien le explotó la burbuja en la cara del Evento Principal de la WSOP 2009. Por ello, Hamadani no recibió ningún premio en metálico al finalizar en la 649na posición en el torneo, pero la WSOP y Jack Link's lo premiaron con la inscripción al Evento Principal de 2010 valuada en $10.000.

Luego de que los jugadores presentes en la sala se calmaran tras una intensa ronda de aplausos y concibieran la feliz idea de que todos habían alcanzado una paga de, al menos, el doble del monto de inscripción, el juego se reanudó. Se añadieron 39 minutos al reloj previamente detenido, calculados en base a 3 minutos por cada una de las 13 manos que se disputaron durante el proceso hand-for-hand.

Del gran número de eliminaciones que se sucedieron, la de Jay Chase fue la primera de ellas debiendo conformarse con una paga de $21.365 como fruto de su 648va posición final. Kristy Gazes también fue eliminado, junto con Jesper Hougaard, Paul Wasicka y Justin Bonomo.

Uno de los ex campeones del Evento Principal, Chris Ferguson, quedó comprometido durante el juego post burbuja y su estaca de 4K pronto quedó reducida a 1K, las cuales acabaron en el ante de la siguiente mano. Sander Lylloff reviró buscando definir en soledad teniendo {A-Clubs}-{6-Clubs} mientras que Ferguson sólo pudo mostrar un {9-Diamonds}-{2-Hearts}. Las cartas de la mesa mostraron un flop de: {J-Clubs}-{6-Diamonds}-{6-Clubs} y un turn de {8-Diamonds}, por lo que el trío de Lylloff no podía ser vencido, eliminando a Ferguson con una paga de $23.196.

Otro campeón del Evento Principal y destacado personaje, Phil Hellmuth, también quedó comprometido hacia el final de la jornada cuando se enfrentó cara a cara con Abraham Mourshaki en un flop de: {J-Clubs}-{J-Hearts}-{3-Diamonds}. Las apuestas condujeron al {7-Spades} del turn, punto en el cual ambos decidieron pasar. Luego del {5-Hearts} del river, Mourshaki apostó primero teniendo {A-Spades}-{J-Diamonds} y luego de que Hellmuth pagara, éste vio que su mano (no se informó cual era) había sido derrotada. Habiendo quedado reducido a sólo 100K, Hellmuth echaba humo. Poco después se involucró en otra mano teniendo par en mano de A-A versus el {9-Hearts}-{8-Hearts} de Kevin Jenkins y contra el {J-Hearts}-{10-Clubs} de Kenny Hsiung tras un flop de: {J-Clubs}-{10-Diamonds}-{5-Clubs}. Los ases no alcanzaban, en especial luego de que el turn mostrara al {7-Diamonds} y el river al {3-Spades}. Hellmuth fue eliminado del Evento Principal.

Thomas West fue el último eliminado del día acabando en la 408va posición con una paga de $27.469. Los últimos 407 jugadores restantes embolsaron sus fichas y se descubrió que Matt Affleck ocupaba la cima de la clasificación con una estaca de 1.819.000 en fichas. Ludovic Lacay estaba segundo con 1.608.000, seguido de cerca por Tom Lutz con 1.600.000. Completando la lista de los primeros cinco estaban James Akenhead y Charlie Elias.

Estaba estipulado que los 407 jugadores restantes retornaran el domingo 12 de julio al mediodía para seguir escalando posiciones acercándose cada vez más a la mesa final.