Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Resumen del Día 3

Compartir esto

Algunas veces, un día libre es necesario, o al menos, muy bienvenido. La jornada entre el Día 2B y el Día 3 fue el jueves, el cual fue libre y les dio a todos la oportunidad de tomarse un descanso en Las Vegas. Ya sea participando en los torneos turbo o simplemente disfrutando del sol y el entretenimiento que Las Vegas tiene para ofrecer a los jugadores de la WSOP, el día libre fue aprovechado al máximo.

Esto condujo a que la World Series of Poker resumiera su actividad el viernes 10 de julio, siendo el primer día que combinaría a todos los jugadores restantes en competencia. Luego de cuatro días iniciales y dos segundos días, fue importante reunir al total de 2.044 jugadores al mismo tiempo para que pudieran saber con certeza a quienes se enfrentaban.

El objetivo principal del día era, simplemente, sobrevivir. Se sospechaba que no iría a explotar la burbuja monetaria ya que se requeriría algo parecido a un milagro para reducir la concurrencia de 2.044 a 648 jugadores. Por ende, la tarea de los jugadores era aprovechar al máximo sus oportunidades y avanzar al día siguiente. Quienes menos fichas poseían buscaron duplicar, los que estaban en buenas posiciones buscaron mantener el impulso mientras que todos confiaron en que sus habilidades combinadas con la dosis justa de suerte les permitirían atravesar los cinco niveles de juego. Un largo día les depararía a aquellos que pudieran lograr pasar.

El juego comenzó con Amir Lehayot en la cima gracias a su estaca de 610.500. El segundo lugar correspondía a Peter DeBaene con 465.000 mientras que el resto de los primeros cinco clasificados en orden de fichas eran: Troy Weber, Dan Bilzerian y Franklin Grigsby. Sin embargo, aún los jugadores con cientos de miles en fichas eran susceptibles de tener una mala seguidilla, de relajarse demasiado o de sufrir derrotas catastróficas antes de que concluyera el día. Sólo el tiempo habría de decirnos lo que sucedería.

Luego de que Tom Franklin, director de la World Poker Association, diera la orden de “shuffle up and deal” (mezclen y repartan), el juego se reanudó. Dos de las mesas televisadas por ESPN presentaron a algunos ‘pesos pesados’, Joe Hachem y Jeff Lisandro por un lado y Ville Wahlbeck y Kenny Tran por el otro.

Una de las primeras eliminaciones de la jornada fue la de Erik Seidel, quien jugó su resto teniendo par en mano de Q-Q pero se encontró con que su oponente poseía par en mano de A-A. Las cartas de la mesa fueron: J-6-8-K-9 y nada hicieron para salvarlo por lo que Seidel se retiró del torneo temprano por la tarde. Otros jugadores destacables quienes se despidieron fueron: Roland de Wolfe, Brian Micon, Jason Young, Bill Gazes y el fundador de la WPA, Jesse Jones.

Muchos ojos – y cámaras – se posaban sobre las celebridades presentes en la sala durante el Día 3, incluyendo a la leyenda australiana del cricket, Shane Warne, quien sufrió una derrota temprana cuando su par en mano de 8-8 se enfrentó a par de A-A. Esa mano produjo que su considerable estaca de 250K se redujera aproximadamente a 37K. La estrella de la televisión, Jason Alexander, tuvo un duro día. Inicialmente perdió una mano que lo hizo descender a 61K pero luego comenzó a escalar hasta que recibió par en mano de A-A con el cual atacó al par en mano de Q-Q de Marc Karam. Las cartas de la mesa fueron: {10-Diamonds}-{5-Clubs}-{4-Clubs}-{10-Hearts}-{8-Spades}. Recuperado con más de 200K, Alexander prosiguió con sus altibajos a medida que se desarrollaba la jornada.

Las cámaras también se ocuparon de ex campeones de eventos principales de la WSOP como Dan Harrington y Bobby Baldwin. Peter Eastgate tuvo un día volátil pero logró sobrevivirlo, así como también lo hizo Joe Hachem. Pero Carlos Mortensen no tuvo la misma suerte siendo que fue eliminado promediando el día. Raymer compartió su desgracia recibiendo un golpe al comienzo de la jornada y finalmente acabó apostando su resto de 80K con par en mano de 10-10. Su oponente resultó tener par en mano de A-A y las cartas de la mesa fueron: {Q-Diamonds}-{9-Clubs}-{6-Diamonds}-{9-Spades}-{5-Spades}, por lo que Greg Raymer fue eliminado del torneo.

Al comienzo de la tarde, personal de la World Series of Poker estuvo ocupado haciendo cuentas y tabulando cifras para el cálculo de la carrera de Jugador Del Año, siguiendo a aquellos que aún seguían en competencia y a quienes se mantenían al tope de la clasificación de dicha carrera. Finalmente se determinó y anunció que ningún jugador, sin importar cual fuera su performance en el Evento Principal, podría superar a Jeff Lisandro y sus tres pulseras ganadas. Esto posicionó definitivamente a Lisandro como al Jugador Del Año 2009, anuncio que produjo una gran ronda de aplausos de parte del resto de la Sala Amazon.

Al aproximarse el receso para cenar, la Sala Brasilia se vació de jugadores siendo que la concurrencia se redujo a casi 1.000 participantes y todos pudieron ser acomodados en la Sala Amazon para deleite tanto del personal del torneo como de los medios. Con las eliminaciones de jugadores tales como Jennifer Harman, Sam Farha, Humberto Brenes, Darus Suharto, Allen Kessler y Bill Edler, quedó establecido que sólo 1.071 jugadores tomarían asiento luego del receso para cenar.

Durante los dos niveles posteriores a la cena, dos jugadores se elevaron sobre el resto sobrepasando la marca de un millón en fichas. Owen Crowe fue el primero de ellos mientras que Bertrand ‘ElkY’ Grospellier era el segundo. Mientras que la estaca promedio estaba muy lejos de esa cifra, ambos jugadores mostraron que puede suceder cuando se combinan la habilidad y el impulso para dominar un torneo.

Hacia el final de la jornada, unas pocas eliminaciones claves llamaron la atención de los medios. Primero, fue Jason Alexander quien se enfrentó a Christian Heich para ver un flop de: {6-Hearts}-{3-Spades}-{4-Diamonds}. Alexander fue el primero en apostar pero Heich reviró yéndose al all-in, lo cual provocó que Alexander pensara durante bastante rato antes de pagar con el resto de sus fichas teniendo par en mano de J-J. Heich mostró {6-Spades}-{5-Hearts}. El turn trajo al {9-Clubs} pero el river fue el {6-Clubs}, por lo que el trío eliminó a Alexander del torneo.

Luego fue el turno de Jeff Lisandro – Jugador Del Año – quien decidió entablar batalla con John Myung en base a un flop de: {9-Diamonds}-{8-Diamonds}-{5-Diamonds}. Lisandro jugó su all-in teniendo par en mano de K-K pero Myung le pagó con {J-Diamonds}-{7-Diamonds} que le daba color. El resto de las cartas de la mesa fueron el {2-Hearts} y el {4-Hearts} eliminando a Lisandro y dejándolo sin la posibilidad de ganar el Evento Principal pero ostentando el honor de ser designado Jugador Del Año de la WSOP.

Cuando se dio por concluida la jornada justo después de medianoche, quedaban 789 jugadores en competencia, a sólo 141 puestos de alcanzar los premios en metálico. Al finalizar el intercambio de fichas por otras de mayor valor y luego de que éstas fueran embolsadas, los números finales mostraron que Grospellier poseía una amplia ventaja respecto al resto con 1.380.500 en fichas. Su compatriota francés, Ludovic Lacay ocupaba el segundo lugar con 896.000 y el resto de los primeros cinco se completaba con Jason Brice, Benjamin Jensen y Kasper Cordes.

Se estipuló que el Día 4 comenzara el sábado 11 de julio al mediodía con la inminente explosión de la burbuja monetaria en la Sala Amazon.