Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Peisert gana el Evento 52 de Hold’em No-Limit ‘Triple Chance’

Compartir esto

Un total de 854 jugadores participó de uno de los últimos eventos de la WSOP de éste año, el torneo de Hold’em No-Limit ‘Triple Chance’ de $3.000 de inscripción, contribuyendo a crear un pozo de premios de más de dos millones de dólares. Entre quienes intentaron ir en busca de la pulsera pero no lo consiguieron se encontraban jugadores tales como Bertrand Grospellier, Jason Mercier, Mike Sexton y Erick Lindgren. En cambio, otros como J.J. Liu, Lee Childs, Kathy Liebert, Mike Caro, Antonio Esfandiari y Eric Lynch lograron cobrar premio pero no alcanzaron la mesa final.

Los diez finalistas con sus correspondientes estacas y asignación de asientos eran como sigue:

Asiento 1: Wes Watson 202.000
Asiento 2: Karga Holt 439.000
Asiento 3: Jorg Peisert 1.063.000
Asiento 4: Max Greenwood 350.000
Asiento 5: Michael Katz 1.596.000
Asiento 6: Michael Noda 595.000
Asiento 7: William Erickson 202.000
Asiento 8: Jason Somerville 662.000
Asiento 9: Jason DeWitt 1.509.000
Asiento 10: Benjamin Gilbert 1.100.000

Max Greenwood dio el puntapié inicial siendo el primero en apostar 40.000 ocupando una posición inicial. Jason Somerville pagó y Jorg Peisert reviró a 175K en la ciega grande. Greenwood se movió al all-in y Somerville pagó. Peisert también pagó y se dieron vuelta las cartas, A-K para Peisert y par en mano de J-J para Greenwood. Una A en el flop le dio la ventaja a Peisert… una que retendría hasta el final ganando el bote. Max Greenwood acabó en décima ubicación ganando $33.281.

Wes Watson se unió a Greenwood en las gradas luego de revirar al all-in en respuesta a la apuesta inicial de Jason DeWitt, quien le pagó. Watson poseía par en mano de 7-7 enfrentando al {K-Clubs}-{J-Hearts} de DeWitt. El flop fue satisfactorio para Watson… {Q-Hearts}-{4-Hearts}-{3-Diamonds} pero no así el turn que mostró la {J-Diamonds} por lo que el par de J-J de DeWitt fue suficientemente bueno como para ganar el bote. Wes Watson finalizó en novena posición ganando $47.070.

El juego se mantuvo con ocho integrantes durante bastante tiempo debido a que quienes menos fichas poseían lograron duplicar en numerosas oportunidades saliendo a flote. William Erickson decidió que era su turno de unirse al club de las duplicaciones y se movió al all-in teniendo {A-Clubs}-{10-Hearts} pero fue pagado de inmediato por Jorg Peisert quien tenía par en mano de Q-Q. No hubo ayuda para Erickson por lo que Peisert añadió más fichas a su creciente estaca. William Erickson se retiró en octavo lugar ganando $53.622.

Michael Katz abrió la acción apostando 76K ocupando una posición inicial mientras que Karga Holt reviró yéndose al all-in por un monto apenas superior a 500K. Katz luchó con sus ideas señalando que estaba indeciso y que creía que debería arrojar una moneda para decidirse. Benjamin Gilbert lanzó una moneda a través de la mesa y ésta junto al público de las gradas explotó en carcajadas. Incluso Katz se rió. Finalmente, luego de más de cinco minutos de contemplación, Katz pagó teniendo {K-Diamonds}-{Q-Diamonds} sólo para descubrir que estaba siendo aplastado por el {A-Hearts}-{K-Hearts} que poseía Holt. El poker es un juego cruel aunque maravilloso. En éste caso, fue cruel para Holt y maravilloso para Katz siendo que el flop fue: K-Q-Q dándole a éste último un full. Holt necesitaba una K para repartir el bote pero la fortuna no miró en su dirección y Katz se embolsó el bote de más de un millón en fichas. Karga Holt se despidió en séptimo puesto ganando $63.781.

Esa fue casi la única cosa que le salió bien a Katz en la mesa final. Perdió un gran bote a manos de Peisert cuando éste formó color derrotando a su par más alto y luego posibilitó que Michael Noda duplicara a través suyo cuando éste se movió al all-in teniendo {8-Spades}-{7-Spades} versus el A-Q de Katz y tras conseguir un 8 en el flop. Todo esto produjo el descenso de Kratz a 600K y volvió a enfrentarse a Peisert, ésta vez teniéndolo dominado gracias a su par en mano de 4-4 versus par en mano de 3-3 de su oponente. El flop fue: {5-Hearts}-{3-Spades}-{2-Hearts} dándole trío a Peisert. Katz tenía un draw a escalera a dos puntas pero no se concretó por lo que Peisert sumó más fichas que contribuyeron a su importante liderazgo. Michael Katz fue eliminado en sexta ubicación ganando $79.385.

Con las ciegas en un nivel tan alto que dejaban de lado la especulación por parte de la mayoría de los jugadores de la mesa, el juego cobró ritmo y Jason Somerville se movió al all-in ocupando la ciega pequeña con {K-Diamonds}-{7-Hearts}. Jason DeWitt le pagó en la ciega grande teniendo {A-Diamonds}-{6-Hearts} y la A como carta más alta fue suficiente para ganar el bote. Jason Somerville acabó el torneo en quinta posición ganando $103.591.

Una mano extraña e inusual se produjo entre Noda y Peisert cuando éste abrió la acción apostando 170K y Noda le reviró a 430K. Peisert triplicó la apuesta y Noda se movió al all-in. Peisert pagó al instante y la mayoría del público esperaba ver grandes manos de ambos jugadores. Noda tenía una razonable en la forma de A-Q pero Peisert apenas si tenía J-10. Sin embargo, era obviamente el día de Peisert siendo que un 10 apareció en el turn dándole el bote tras lo cual corrió hacia las gradas para chocar las manos de sus amigos. Michael Noda se retiró en cuarto lugar ganando $142.035.

Estando complicado en fichas, Benjamin Gilbert se movió al all-in siendo el primero en hablar en la posición de ciega pequeña. Peisert se tomó varios minutos para decidir si pagar o no y terminó haciéndolo con {A-Clubs}-{8-Hearts} que aventajaba por mucho al {9-Spades}-{5-Spades} de Gilbert. El flop mostró una A y la buena seguidilla de Peisert continuó. Benjamin Gilbert se despidió en tercer puesto ganando $205.180.

El juego heads-up comenzó con Peisert ostentando una muy amplia ventaja en fichas en relación de casi 7 a 1 respecto de su oponente. La mano final se produjo poco después de iniciado el heads-up luego de que DeWitt se moviera al all-in tras una apuesta inicial de 180K de parte de Peisert. Éste le pagó de inmediato teniendo par en mano de 9-9 y DeWitt dio vuelta su {K-Hearts}-{4-Clubs}. No hubo ayuda posible para DeWitt y así concluyó el torneo. Jason DeWitt se quedó con el segundo puesto ganando $313.227.

Algunas veces en los torneos de poker, obtienes las cartas justas en los momentos justos siendo capaz de encaminarte directo a la victoria. Éste fue el caso de Jorg Peisert, quien dio la impresión de tener una gran mano o bien de recibir la carta que necesitaba en el momento justo. Una vez que arrancó, no paró. Jorg Peisert obtuvo el primer puesto ganando $506.800 junto con su primera pulsera de la WSOP.