Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Foley se anota el Evento 39 de Hold’em No-Limit

Compartir esto

El tercer torneo en cantidad de inscriptos con un total de 2.715 jugadores tuvo lugar el pasado fin de semana en la World Series of Poker 2009 en Las Vegas, Nevada. El impactante pozo de premios superó los 3 millones de dólares y el ganador habría de adjudicarse no sólo una pulsera de la WSOP sino también más de 650K en efectivo. Entre los jugadores destacados que decidieron ir en busca de su destino en éste magnífico evento se encontraban: Dennis Phillips, Bryan Devonshire, Kevin Saul, Shannon Shorr, Roland DeWolfe y Mark Seif. Fueron 270 los participantes que alcanzaron los premios en metálico y entre los que pudieron decir: “tengo más plata que cuando empecé” estaban: Grant Hinkle, Justin Bonomo, Matt Matros, Chris Bigler, Mark Newhouse, Adam Levy, Nam Le, Joe Bartholdi y Raymond Davis. La mesa final contó con la presencia de dos jugadores reconocidos: Alex Jacob y Brandon Cantu.

Los nueve finalistas con sus respectivas asignaciones de asientos y conteos de fichas eran como sigue:

Asiento 1: Chairud Vangchailued – 875.000
Asiento 2: Tyler Spalding – 1.485.000
Asiento 3: Patrick O'Connor – 580.000
Asiento 4: Brandon Cantu – 880.000
Asiento 5: Alex Jacob – 2.200.000
Asiento 6: Ray Foley – 2.860.000
Asiento 7: Richard Lutes – 1.555.000
Asiento 8: Wei Mu – 1.370.000
Asiento 9: Jonathan Markham – 400.000

Quien menos fichas tenía en la mesa, Jonathan Markham, no tardó en duplicar. Reviró por un total de 400K a la apuesta inicial de 100K realizada por Alex Jacob y éste pagó teniendo sólo K-9 de picas. Markham poseía A-10 y el flop lo mantenía en la delantera siendo J-6-6. Sin embargo, el turn fue una gran carta para Jacob al ser una K. Markham necesitaba una A o una Q para mantenerse con vida y fue justamente una reina la que vino con el river permitiendo su continuidad en el torneo.

Siendo el primero en hablar y con poco más de medio millón en fichas, Patrick O’Connor se movió al all-in desde la posición de ciega pequeña. Brandon Cantu no tenía muchas más fichas pero decidió pagar teniendo una mano que él sabía, en el mejor de los casos, sería un 50 y 50. Cantu tenía par en mano de 3-3 y se enfrentaba al A-4 de O’Connor, quien debía estar sorprendido al ver las cartas que poseía Cantu. Las cartas de la mesa fueron: Q-8-2-9-7 por lo que el par de 3-3 se impuso quedándose con el bote. Patrick O’Connor se retiró en novena ubicación ganando $80.049.

Chairud Vangchailued duplicó en una guerra de ciegas cuando completó la suya y pagó un revire de Tyler Spalding teniendo A-8. El flop fue casi perfecto para Chairud… A-A-5… y decidió pasar. Spalding quiso probar a Vangchailued y apostó yéndose al all-in. Chairud aceptó y Spalding se tomó la cabeza cuando vio la mano que tenía su oponente y descubrió su par en mano de K-K. No vino ninguna K por lo que Spalding descendió a 600K luego de esa mano mientras que Chairud ahora tenía más de 1,7 millones en fichas.

Spalding recuperó esas fichas y más cuando terminó all-in pre-flop teniendo nuevamente par en mano de K-K. Ésta vez se enfrentó al par en mano de 8-8 de Ray Foley. Luego de que los “vaqueros” (par de K-K en mano) se impusieran, Spalding alcanzó la cifra de casi 2 millones en fichas mientras que Foley cayó justo por debajo de él, a 1,8 millones. El juego continuó cambiante y a buen ritmo y así de rápido como Spalding ganó esas fichas, las perdió.

Spalding abrió la acción apostando 160K y Lutes pagó. Jonathan Markham se movió al all-in por un total aproximado de 400K y, luego de contar, Spalding pagó. Lutes, para disgusto de Spalding, también se fue al all-in revirando por un monto adicional de 350K. Habiendo cerca de 2 millones en fichas en el bote, Spalding pagó de mala gana sabiendo que probablemente su K-Q del mismo palo no era favorito. Markham tenía par en mano de K-K mientras que Lutes hacía lo propio con par en mano de 4-4. El flop fue: J-10-3 y la afición murmuró ya que Spalding había recibido un draw a escalera a dos puntas y por ende tenía una buena posibilidad de eliminar a ambos rivales. No obstante, el turn y el river no le fueron útiles por lo que Markham triplicó mientras que Lutes se quedó con el bote aparte saliendo hecho en la mano.

La seguidilla de Lutes no duró mucho más siendo que él y Brandon Cantu terminaron all-in luego de un flop de: {A-Hearts}-{7-Clubs}-{4-Hearts}. Lutes fue sorprendido faroleando ya que todo lo que tenía era {K-Spades}-{10-Spades} pero, créase o no, estaba en ventaja respecto de Cantu, quien apenas si tenía {J-Hearts}-{10-Hearts} con draw a color. El turn fue el {2-Hearts} por lo que Cantu ganó la mano gracias al color. Richard Lutes se despidió en octava posición ganando $85.608.

Chairud Vangchailued con toda seguridad, no sería descrito como un jugador tight y su estilo loose acabaría costándole caro al final. Luego de haber abierto la acción apostando 120K ocupando una posición inicial, Chairud pagó el revire al all-in de Alex Jacob. ¿Cuál era la mano con la que Chairud decidió arriesgar su continuidad en el torneo? Q-J de picas, la cual era muy aventajada por el par en mano de J-J de Jacob. Chairud recibió una Q en el flop pero desgraciadamente para él también armó doble par, lo que significó que Jacob tenía trío. A continuación, no se descubrió ninguna Q milagrosa por lo que Chairud Vangchailued finalizó su participación en séptimo lugar ganando $96.355.

Cantu, en lo que puede definirse como una clásica situación suya, posibilitó la duplicación de Alex Jacob al hacer “check-call” al all-in de éste en el river. Cuando le fue mostrado el par en mano de A-A de su oponente, Cantu descartó su mano no sin antes musitar en voz alta: “mierda, ¿por qué hice eso?”.

A pesar de todo, Cantu continuaba estando en una buena situación teniendo más de 2 millones en fichas pero su rival, Jacob, ahora ostentaba el liderazgo con más de 3,5 millones.

Jonatham Markham fue el primero en apostar desde una posición inicial y fue pagado por Wei Mu en la ciega grande. El flop fue: A-K-J y Mu hizo “check-raise all-in” a la apuesta de 265K de Markham, quien pagó de inmediato habiendo formado trío de K en el flop. No obstante, fue una mano decepcionante para Jonathan siendo que Mu había armado la escalera nuts en el flop gracias a su Q-10. Finalmente, las cartas de la mesa no se emparejaron por lo que Jonathan Markham quedó afuera en sexto puesto ganando $114.514.

Tyler Spalding estando en sus últimas 600K decidió jugar su all-in revirando la apuesta inicial de 200K realizada por Alex Jacob. Éste no dudo en pagar con su par en mano de 9-9 y aventajaba claramente al J-2 del mismo palo que tenía Splading. No vino ninguna J ni otra carta útil por lo que Tyler Spalding fue eliminado en quinta ubicación ganando $143.421.

Alex Jacob decidió plantarse frente a las frecuentes subas iniciales de Brandon Cantu moviéndose al all-in desde la posición de ciega pequeña luego de que Cantu abriera la acción apostando en el button. Desafortunadamente para Jacob, eligió un mal momento para hacerlo siendo que Ray Foley desde la ciega grande, se salió con grandes cartas debido a su par en mano de J-J. Cantu decidió abrirse mientras que Jacob mostró humildemente su magra mano de A-3 de diferentes palos. No apareció ninguna A por lo que Foley duplicó superando la marca de 5 millones en fichas mientras que Jacob descendió a 2,2 millones.

Jacob volvió a plantársele a Cantu, yéndose nuevamente al all-in ocupando la ciega grande luego de que Cantu abriera la acción apostando desde su posición de ciega pequeña. Otra vez, el oportunismo de Jacob no fue el adecuado siendo que Cantu tenía un válido par en mano de 10-10 y aventajaba por mucho al 8-6 de diferentes palos que poseía aquel. El flop fue: K-8-5 y le dio a Jacob algunas outs mientras que el 9 del turn añadió a los cuatro 7 como posibilidades a favor. Cantu estaba molesto y soltó un insulto al tiempo que pedía otro 10. El river no fue un 10 pero fue igual de bueno para él ya que fue una J. Cantu trepó a más de 4 millones y Jacob cayó a sólo 320K después de esa mano. Jacob decidió embarcar esas fichas en la siguiente mano teniendo J-9 y fue pagado por Ray Foley con A-4. La A como carta más alta se impuso sentenciando la partida de Alex Jacob en cuarta posición ganando $190.857.

Wei Mu fue el siguiente en caer luego de formar par más alto en el flop teniendo K-9. Decidió moverse al all-in pero fue pagado por Brandon Cantu quien poseía K-10. El kicker de 10 terminó siendo vital por lo que Wei Mu se retiró en tercer lugar ganando $269.609.

El juego heads-up comenzó con Cantu aventajando levemente a Foley con 7 millones en fichas versus 5 millones de su oponente. Parecía que Cantu iba a ganar su segunda pulsera cuando reviró un “limp” de Foley y a continuación pagó de inmediato el revire que, a su vez, realizó éste. Cantu tenía A-Q mientras que Foley apenas si tenía A-7 y necesitaría de un milagro para evitar la eliminación. El flop fue: 8-8-5 manteniendo a Cantu con una firme ventaja. La carta del turn fue un 6, haciendo que Cantu no quisiera mirar el river ya que ahora Foley tenía un draw a escalera a dos puntas. El river no le dio la carta para escalera pero tampoco fue una carta a favor de Cantu siendo que se trató de otro 5 por lo que ambos se repartieron el bote.

Nuevamente dio la sensación de que el torneo estaba por concluir cuando Cantu reviró yéndose al all-in en respuesta a una suba de Foley y fue pagado. Éste último tenía par en mano de 10-10, el cual aventajaba al K-9 de Cantu, pero la K que apareció en el flop implicaba que sólo tendría que evitar a los dos 10 que quedaban para anotarse la victoria. Sin embargo, el turn fue el devastador 10 y la situación en fichas se revirtió. Foley pasó a tener una ventaja de 2 a 1.

Cantu subió la apuesta ocupando la ciega pequeña siendo pagado por Foley. El flop fue: J-9-3 y Foley pasó. Cantu apostó 450K y sin dudar Foley replicó con un “check-raise all-in”. Luego de pensar durante un minuto, Cantu anunció que pagaba y descubrió su J-7. No obstante, Foley se imponía claramente gracias a su Q-J. El turn y el river no salvarían a Brandon por lo que Foley se entregaría a los brazos de sus amigos. Brandon Cantu finalizó en segundo lugar ganando $403.951.

Nadie le daba alguna posibilidad a Ray Foley de ganar estando Alex Jacob y Brandon Cantu en la mesa final. A pesar de haber tenido suerte en reiterados heads-ups logrando sobrevivir, no hay dudas ni se niegan las habilidades de Foley respecto del juego. Emergió entre una concurrencia de más de 2.700 jugadores coronándose como el más reciente campeón en la WSOP. Ray Foley terminó primero ganando $657.969. ¡Felicitaciones Ray!