Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Smith se queda con el Evento 36 de Hold’em No-Limit

Compartir esto

Un total de 1.695 jugadores tomaron parte en el más reciente evento de Hold’em No-Limit de $2.000 de inscripción de la World Series of Poker 2009, posibilitando un pozo de premios de más de tres millones de dólares. Entre aquellos que participaron pero no lograron pasar del día 1 se encontraban: Jonathan Little, Kathy Liebert, Theo Tran, Tiffany Michelle , Shannon Shorr y Ylon Schwartz. Aunque quedaban varios pesos en la caza de la pulsera pero también se despedirían durante el segundo día. Entre quienes alcanzaron los premios en metálico pero no pudieron cumplir con sus sueños de hacerse de la pulsera estaban: Jared Hamby, Darus Suharto, Shaun Deeb, Michael Binger, Kenna James, Jordan Rich y Corwin Cole. Por primera vez en todo el año, dos mujeres se ubicaron entre los nueve finalistas.

La mesa final con su correspondiente asignación de asientos y conteo de fichas era como sigue:

Asiento 1: Anthony Roux – 1.034.000
Asiento 2: Joe Morneau – 996.000
Asiento 3: Jonathan Plens – 1.031.000
Asiento 4: Ken Lennaard – 1.312.000
Asiento 5: Laurence Grondin – 1.258.000
Asiento 6: Jordan Smith – 1.025.000
Asiento 7: Almira Skripchenko – 1.185.000
Asiento 8: Pat Atchison – 1.792.000
Asiento 9: Andrew Seden – 545.000

El primer gran bote de la mesa final tuvo lugar entre Joe Morneau y Jonathan Plens cuando Morneau reviró la suba inicial pre-flop de Anthony Roux y Plens pagó. El flop fue: {Q-Diamonds}-{J-Diamonds}-{6-Spades} y Morneau pasó. Plens apostó 250K y Morneau le pagó. El turn fue el {4-Clubs} y Morneau volvió a pasar. Plens se movió al all-in a lo que Moreau le pagó rápidamente teniendo trío de 6. Plens había hecho “slow-play pre-flop” de un par en mano de A-A y ahora necesitaba uno de los dos ases remanentes para ganar el bote. El river mostró la {J-Hearts} por lo que Morneau duplicó llegando a casi dos millones en fichas mientras que Plens se quedó con poco más de 200K.

Luego de lograr una duplicación, Plens reviró yéndose al all-in en respuesta a una suba inicial de parte de Morneau, con la esperanza de inducir un descarte. Pero Morneau lo enfrentó teniendo sólo {A-Hearts}-{7-Diamonds}, probando que había pagado bien siendo que Plens apenas si tenía {J-Diamonds}-{8-Diamonds}. Las cartas de la mesa no ayudaron a Plens por lo que Morneau apiló aún más fichas. Jonathan Plens se retiró en novena ubicación ganando $61.081.

Jordan Smith abrió la acción apostando desde su posición de cutoff y Andrew Seden, quien menos fichas poseía en la mesa, le contestó con su all-in. Smith le pagó y descubrió su {A-Spades}-{6-Spades} que aventajaba al {K-Spades}-{J-Spades} de tenía Seden. El flop vino con una K pero también con una A y Smith terminó ganando la mano. Andrew Seden se despidió en octava posición ganando $67.867.

Almira Skripchenko encontró el momento perfecto para recibir par en mano de K-K siendo que Laurence Grondin subió la apuesta y Jordan Smith pagó. Skripchenko ocupaba la ciega pequeña y decidió moverse al all-in por un monto mayor a 600K. Grondin se descartó mientras que Smith le pagó teniendo par en mano de 5-5. Skripchenko se encontraba frente a una gran oportunidad de duplicar y de pasar a ser una jugadora de peso en lo que restaba de torneo pero desgraciadamente para ella, un 5 en el flop arruinaría sus planes. Almira Skripchenko quedó eliminada en séptimo lugar ganando $78.664.

En una de las manos más locas de las observadas en la presente edición de la WSOP, Joe Morneau completó su ciega pequeña y vio como Pat Atchison subía la apuesta a 100K. Morneau reviró a 265K y Atchison contestó revirando a 765K. Morneau se fue al all-in por un total de poco más de 2 millones y Atchison le pagó. Morneau tenía par en mano de J-J pero estaba bastante por debajo del par en mano de Q-Q de Atchison. El flop de: Q-J-2 prácticamente definió el pleito y Morneau se encontraba a escasos instantes de dirigirse a la caja a recoger el premio del sexto lugar. Sin embargo, la milagrosa J del turn habría de cambiar la situación devastando a Atchison.

El pobre Atchison se movería al all-in en la siguiente mano actuando primero y siendo pagado por Laurence Grondin. Atchison estaba nuevamente en ventaja, ésta vez con A-K contra el A-10 de Grondin, pero no era el día de Atchison siendo que un 10 apareció en el turn. Pat Atchison acabó su participación en sexto puesto ganando $95.631.

Morneau continuó sumando fichas a su estaca en una batalla entre ciegas cuando pagó el revire al all-in de Anthony Roux teniendo A-Q que se impondría al A-8 de éste último. Morneau tenía más fichas que Roux por lo que los competidores se redujeron a cuatro. Anthony Roux fue eliminado en quinta ubicación ganando $120.311.

Morneau le entregó un gran cantidad de fichas a Jordan Smith luego de haber abierto la acción y de revirar yéndose al all-in luego de una suba de parte de Smith siendo, en última instancia, pagado. Smith tenía A-K mientras que Moreau tenía par en mano de 8-8 y cuando Smith acertó una K en el flop, se convirtió en el nuevo líder en fichas con 4,7 millones aunque Morneau aún se encontraba en buena forma teniendo casi 3 millones. La mala seguidilla de Morneau en situaciones parejas continuó al posibilitar la duplicación de Laurence Grondin a través suyo al no poder mejorar un A-K enfrentado al par en mano de 6-6 de ésta última. Morneau siguió con un juego poco riguroso al irse al all-in teniendo sólo {A-Clubs}-{9-Clubs} luego de que Grondin le revirara teniendo ella Q-Q. Grondin alcanzó la cima de la clasificación luego de esa mano con 4,1 millones en fichas mientras que Morneau, otrora amplio líder en fichas, ahora tenía 1,2 millones.

Jordan Smith y Morneau se enfrentaron en una lucha entre ciegas viendo un flop de: {Q-Diamonds}-{9-Diamonds}-{8-Hearts}. Smith apostó 70K y Morneau pagó. El turn correspondió a la {K-Diamonds} y Smith apostó 150K con Morneau pagando nuevamente. El {2-Clubs} del turn produjo que Smith apostara 325K y en ésta ocasión, en vez de pagar, Morneau se fue al all-in. Smith le pagó y su {10-Diamonds}-{8-Diamonds} formó el color más alto respecto del de Morneau y su {7-Diamonds}-{4-Diamonds}. Joe Morneau se retiró en cuarta posición ganando $166.584.

En un flop de: {8-Diamonds}-{5-Diamonds}-{3-Hearts}, donde no se habían producido revires, Ken Lennaard hizo “check-raise” a la apuesta de 500K de Grondin y ésta decidió plantarse yéndose al all-in. Lennaard le pagó y mostró el doble par más bajo que se imponía al par más alto que poseía Grondin. El turn fue un 10 por lo que Grondin necesitaba otra Q para emparejarla con la que tenía en su mano, un 10 o un 8 para sobrevivir. El river fue una K acabando con el valiente esfuerzo de Grondin de ser la primera mujer en ganar una pulsera en un evento abierto a ambos sexos de la actual temporada. Laurence Grondin acabó ocupando el tercer lugar con un premio de $237.537.

El juego heads-up comenzó con los dos jugadores remanentes en un virtual punto muerto. Ambos batallaron ganando y perdiendo durante algún tiempo hasta que se presentó la mano definitoria del torneo. Con las siguientes cartas de la mesa: 8-7-5-K-6 y sin posibilidad de que se formase color, Smith apostó primero por un monto equivalente a 900K y Lennaard le contestó moviendo el resto de sus fichas hacia el centro de la mesa. Smith pagó sin dudar y mostró su 10-9 que le daba la escalera nuts que era apenas superior a la escalera que poseía el desafortunado Lennaard gracias a su J-9. Ésta derrota puso a Lennaard al borde la eliminación quedándose con apenas 1,5 millones en fichas.

Lennaard duplicó teniendo par de J-J contra el A-7 de Smith recuperándose para ubicarse a una distancia expectante. Decidió abrir la acción apostando 300K y fue pagado por Smith. El flop fue: {8-Diamonds}-{4-Diamonds}-{3-Diamonds} y teniendo {J-Diamonds}-{8-Hearts} en su mano, Lennaard apostó primero por valor de 350K. Smith contestó con su all-in mientras que Lennaard pagó. Smith había formado color en el flop gracias a su {9-Diamonds}-{7-Diamonds} y si lograba evitar de viniera otra baraja de diamantes sería el ganador. El turn y el river no fueron de diamantes por lo que Ken Lennaard finalizó segundo ganando $360.439.

Jordan Smith fue uno de los participantes menos activos de la mesa final pero su juego agresivo en los momentos justos y su aún mejor fortuna de recibir buenas manos en las ocasiones propicias lo impulsaron a la victoria y a obtener su primera pulsera de la WSOP. Jordan Smith se quedó con el primer puesto ganando $586.212. ¡Felicitaciones Jordan!