Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Carris gana el Evento 22 de Hold’em No-Limit de tipo shootout

Compartir esto
El torneo de Hold’em No-Limit de tipo shootout de $1.500 de inscripción de la World Series of Poker es un evento único ya que se trata básicamente de una serie de satélites de una sola mesa. Al ganar en una mesa, se alcanzan los premios en metálico. Al ganar dos mesas se llega a la mesa final. Al ganar tres mesas, se consigue la pulsera. Pan comido, ¿verdad? 1.000 jugadores pensaron que si y se inscribieron en el evento calculando que sería una gran ocasión para hacerse de una pulsera. La mayoría de los grandes profesionales evitaron participar en éste torneo por lo que los 10 finalistas estarían integrados por una mezcla entre amateurs y profesionales de Internet.

Los diez finalistas y sus respectivos asientos (todos comenzaron con 450.000 en fichas) eran como sigue:

Asiento 1: Jason Somerville
Asiento 2: Christopher Moore
Asiento 3: Joseph Cutler
Asiento 4: Jeffrey Carris
Asiento 5: Michael McNeil
Asiento 6: Josh Tieman
Asiento 7: Eugene Katchalov
Asiento 8: Mike Shannon
Asiento 9: Andrew Margolis
Asiento 10: Brandon Wong

Las ciegas comenzaron en 3.000/6.000 con un ante de 1.000 lo que implicaba que el evento era relativamente “deep stacked”. Mike Shannon perdió buena parte de sus fichas al armar una escalera por su extremo más bajo siendo derrotada por la escalera de extremo alto de Jeff Carris. Habiendo bajado a 120K en fichas y con las ciegas en 4.000/8.000, Shannon apostó yéndose al all-in por un monto cercano a 15 veces la ciega grande teniendo K-Q de diferentes palos. Como es usual cuando se realiza éste tipo de movida, la única mano que pagará será aquella que es amplia dominadora y cuando Jeff Carris pagó, Shannon estaba siendo derrotado de hecho, ya que Carris poseía par en mano de K-K. No se produjo ningún milagro por lo que Mike Shannon se despidió en décima ubicación ganando $13.609.
 
Andrew Margolis le arrebató un gran bote a Jason Somerville al pagar una suba pre-flop, una apuesta en el flop y otra apuesta en el turn en una mesa con 7-6-4-K y finalmente haciendo una gran apuesta luego de que Somerville pasara ante un 10 del river. Somerville reflexionó durante bastante tiempo y le preguntó a Margolis cuanto más le quedaba antes de, finalmente, descartarse de su mano. Sin embargo, Somerville se recuperaría al revirar en una acción pre-flop a Josh Tieman, lo suficiente como para forzar el all-in de éste. Tieman le pagó con A-K y se enfrentó al par en mano de 10-10 de Somerville. Las cartas de la mesa fueron: 6-4-8-7-8 por lo que Josh Tieman concluyó su participación en novena posición ganando $17.045.

Carris habría de entregar parte de su gran estaca a Brandon Wong al hacer un “check-raise” lo suficientemente grande como para forzar el all-in de Wong teniendo A-4 de corazones y con una mesa de: Q-8-7 con dos barajas de ese palo. Wong le pagó con Q-J y logró esquivar al as y al proyecto de color logrando la duplicación. A pesar de ésta derrota, Carris lucía en buena forma. Por otra parte, Michael McNeil no compartía esa situación y cuando logró formar el par más alto teniendo Q-10 en base a una mesa de: Q-6-4, decidió mover el resto de sus fichas al centro de la mesa. No fue el momento oportuno para hacerlo ya que Andrew Margolis había formado trío de 6 en el flop, el cual logró imponerse. Michael McNeil finalizó en octavo lugar ganando $21.891.

Eugene Katchalov tuvo mala suerte al pagar un all-in de Joseph Cutler teniendo A-K que superaba ampliamente al A-10 de éste último. No obstante, un 10 del flop permitió que Cutler duplicara dejando a Katchalov comprometido en fichas. Entretanto, Margolis le entregó 300K a Somerville cuando éste le hizo “check-call” a las apuestas de su rival en el flop, turn y river con las siguientes cartas en la mesa: K-K-7-4-2 y teniendo K-Q que aventajaba ampliamente al as como carta más alta en la mano de Margolis. Katchalov recibiría un gran par en mano de Q-Q moviendo el resto de sus 60K en fichas hacia el centro de la mesa. Carris le pagó ocupando la ciega grande y teniendo K-9 de diferentes palos. El flop fue de: J-10-2 lo que significaba que Carris podría ganar el bote con una de las dos Q que quedaban o con una de las tres K que restaban. El turn fue un 7 que mantenía a Katchalov en la delantera mientras que el river le dio el trío siendo que se trató de una Q. Desgraciadamente, esto también le daba a Carris una escalera por lo que el desafortunado Katchalov fue a parar a las gradas. Eugene Katchalov acabó su participación en séptimo puesto ganando $29.195.

Margolis apostó 55K siendo el primero en accionar teniendo A-J pero se enfrentó al revire de Brandon Wong por un monto adicional de 235K. Margolis decidió pagar pero descubrió que estaba siendo superado por el A-Q de Wong. A pesar de ello, la primera carta descubierta fue una J y la buena fortuna de Margolis continuó por lo que golpeó la mesa y gritó “¡Si!” cuando el par de J-J logró imponerse llevándose el bote. Brandon Wong quedó eliminado en sexta ubicación ganando $39.968.

Luego, Carris cometió un error con o sin intención que pudo haberle costado algunas cuantas fichas cuando apostó por el monto equivalente a tres ciegas grandes luego del pago de su postura inicial por parte de Margolis y de haber sido revirado por Cutler hasta el monto de 254K. Margolis se descartó y Carris dio vuelta sus cartas mostrando par en mano de A-A. A pesar que Cutler ya tenía apostada en el bote una gran porción de sus fichas, el descartarse fue una opción lógica que tomó mientras que Carris recibió una sanción de una mano por exponer sus cartas. Quizás Carris tenía miedo de que su par en mano de A-A fuera superado y haya querido inducir el descarte de su rival. Nunca lo sabremos.

Cutler y Margolis volverían a enfrentarse en una mano en la cual Cutler inició la acción apostando 50K, fue revirado a casi el triple por Margolis con su apuesta de 142K y el primero jugó el resto de sus fichas teniendo K-Q del mismo palo. Margolis le pagó y estaba muy por delante de Cutler gracias a su A-Q de tréboles. El flop que vino fue: 8-4-3 de diferentes palos que mantenía la ventaja de Margolis. La A del turn le daría una ventaja aún más amplia. Sin embargo, parece que la carta del turn siempre tiene que hacer transpirar a los jugadores y ésta vez no fue la excepción siendo que se trató de un as que posibilitaba que hubiera dos corazones en la mesa. De todos modos, la carta del river no fue de ese palo por lo que Joseph Cutler se despidió en quinta posición ganando $56.440.

Carris y Margolis eran los dos líderes en fichas y, a contramano de la lógica que sostiene que se debe evitar confrontar con la otra estaca de peso de la mesa, ambos lo hicieron cuando Carris abrió la acción apostando 85K siendo revirado a sólo 140K por parte de Margolis. Carris pagó sin inconvenientes y se descubrió un flop de: 9-6-5 con dos barajas de picas y ambos jugadores pasaron. El turn correspondió a un 10 y Carris fue el primero en accionar apostando 200K, a lo cual Margolis pagó. El river fue un 3 y ésta vez Carris apostó por un monto cercano a medio millón de fichas. Margolis contó sus fichas y observó el resto de su estaca. Fue de un lado a otro antes de anunciar en voz baja: “Pago”. Carris había formado el juego nuts en el flop al tener 8-7 de diamantes y Margolis no pudo hacer nada más que golpearse la cabeza y descartar su mano. Luego de ésta jugada, Margolis descendió a aproximadamente 750K fichas mientras que Carris se hizo de un amplio liderazgo con casi 2,5 millones de fichas.

Margolis se jugaría enfrentando a Jason Somerville luego de subir inicialmente la apuesta y de pagar el revire de Somerville teniendo par en mano de 10-10. Summerville tenía K-J del mismo palo y consiguió tanto una J como una K duplicando y comprometiendo a Margolis, otrora líder en fichas. No obstante, Margolis se las ingeniaría para sobrevivir cuando terminó all-in con A-Q y encontró en Christopher Moore y su J-9 a quien le pagara. Una A del river le daría el bote a Margolis y ahora era Moore quien menos fichas tenía en la mesa. A continuación, Moore se movería al all-in con K-J y sería pagado por Carris quien tenía A-9 de picas. Las cartas de la mesa fueron: A-7-K-J-4 con tres barajas de picas por lo que el color nuts de Carris se impuso al doble par de Moore. Christopher Moore quedó eliminado en cuarto lugar ganando $82.322.

Carris continuaría con su impresionante seguidilla pagando un revire al all-in de Margolis luego de haber abierto la acción apostando en el bote. Carris tenía A-Q mientras que Margolis sólo poseía K-8 de picas. Una A en el turn selló la suerte de Andrew Margolis, quien se retiró en tercer puesto ganando $124.158.

El juego heads-up comenzó con Carris llevando una ventaja en fichas de 3 a 1 con respecto a Jason Somerville y a Carris sólo le tomó unos 15 minutos definir la partida. Con las ciegas en 20K/40K, Somerville abrió la acción apostando su all-in de un poco más de un millón en fichas y fue pagado por Carris. Somerville tenía Q-6 de diferentes palos aunque Carris no estaba mucho mejor con su K-5, también de diferentes palos. Sin embargo, la K como carta más alta fue suficiente para ganar el bote decretando la partida de Jason Somerville en segunda posición con un premio de $194.004.

Desde un principio fue el día de Jeff Carris. Comenzó aceitado, continuó recolectando fichas y nunca retrocedió. Tres mesas, tres victorias y la última le significó ganar una pulsera de la WSOP. Jeff Carris finalizó en primer lugar con un premio de $313.673. ¡Felicitaciones Jeff!