Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Parker se hace del Evento 19 de Hold’em No-Limit 6-Handed

Compartir esto

No parecía ser una mesa que atraería mucha atención por parte de los fanáticos del poker, a pesar de lo cual Brock Parker era el jugador más familiarizado con los medios de poker siendo que se adjudicó la victoria en el Evento 14 hace pocos días. Para cuando el Evento 19 alcanzó altas horas de la madrugada, empezó a vislumbrarse que Parker podría quedarse con la victoria, y cuando lo hizo, ingresó al grupo de élite de los escasos jugadores que han sido capaces de ganar dos pulseras de oro de la World Series of Poker en un mismo año.

Al comienzo del torneo el lunes 8 de junio, éste estaba para cualquiera. De los 1.068 participantes, sólo 135 habrían de cobrar premios en metálico. Con un pozo de premios de $2.456.400, la pelea sería ardua pero bien valdría la recompensa.

La burbuja monetaria explotó durante el Día 2 del torneo y a pesar de que el objetivo era definir la mesa final ese mismo día, aún quedaban 11 personas en competencia cuando se les pidió a los jugadores que retornaran al Día 3. Joe Serock era el líder con 1.745.000 fichas mientras que Brock Parker lo seguía con 1.603.000.

Se retomó el juego y se produjeron algunas eliminaciones tempranas en la última jornada del torneo siendo que Brian Friesen se despidió en undécimo lugar, seguido por Alex Ivarsson en décima posición. Buscando definir la mesa final de seis, se produjeron las salidas de Jay Kinkade en noveno lugar y de Brian Meinders en octavo.

Serock continuó poniendo presión al grupo y, finalmente, James Sudworth decidió jugar su all-in con par en mano de 3-3 en respuesta a una suba inicial de parte de Serock. Éste le pagó con {A-Clubs}-{5-Clubs} y las cartas de la mesa lucían inocentes gracias a un flop de: {9-Diamonds}-{8-Diamonds}-{9-Hearts} y al {10-Diamonds} del turn, pero el {A-Diamonds} del river sentenció la eliminación de Sudworth en séptima ubicación, lo que le valió un premio de $54.777.

La mesa final se había definido en el lapso de dos horas y comenzaría con el siguiente conteo de fichas:

Asiento 1: Jesse Rios 1.095.000
Asiento 2: Russell Crane 472.000
Asiento 3: Brock Parker 1.477.000
Asiento 4: Joe Serock 3.396.000
Asiento 5: Alexander Wilson 1.305.000
Asiento 6: Clayton Newman 266.000

El juego comenzó sin el fervor o la agresividad que habían prevalecido en las primeras horas del día. En las primeras horas de la mesa final, Newman duplicó a través de Parker, luego una vez más a través de Serock mientras que Crane hizo lo propio a través de Rios. Al momento de alcanzar el primer receso del día, Serock había perdido su amplio liderazgo y se ubicada apenas por encima de Wilson en la clasificación.

Demandó aproximadamente tres horas para ver la primera eliminación de la mesa final, la cual se produjo cuando Newman jugó el resto de sus 375K fichas con par en mano de 2-2 y se enfrentó al par en mano de 10-10 de Rios. Las cartas de la mesa fueron: {5-Diamonds}-{Q-Clubs}-{3-Hearts}-{Q-Spades}-{K-Diamonds} por lo que Clayton Newman se fue del torneo en sexta posición con un premio de $76.123.

Durante el transcurso del torneo, Serock había comenzado a perder pero luego se fue recuperando en su búsqueda del liderazgo en fichas duplicando a través de Rios en ese sentido. Al momento del receso para cenar, Serock lideraba con una leve ventaja sobre Parker.

La cena impulsó las rápidas acciones que produjeron los jugadores a su regreso siendo que sólo bastaron cuatro manos para que Wilson se moviera al all-in desde su posición de ciega grande. Serock le pagó con {A-Diamonds}-{J-Hearts} mientras que Wilson descubrió su {K-Hearts}-{Q-Spades}. Las cartas de la mesa fueron: {Q-Hearts}-{8-Clubs}-{A-Spades}-{10-Hearts}-{2-Spades} por lo que Alex Wilson acabó su participación en quinto lugar con una recompensa de $104.323.

Rios fue el siguiente en arriesgar su estaca ocupando la posición de ciega grande y haciéndolo con su {A-Clubs}-{J-Diamonds} versus el {A-Hearts}-{Q-Spades} de Parker. Las cartas de la mesa no salvaron al primero al ser: {5-Hearts}-{4-Diamonds}-{9-Hearts}-{K-Clubs}-{7-Clubs} produciéndose así la salida de Rios en cuarto puesto con un premio de $148.661.

El juego volvió a lentificarse durante la siguiente hora produciendo buenos resultados para Serock quien pasó la marca de los 4 millones de fichas. Russell Crane era quien menos fichas poseía y no parecía que pudiera escapar de esa posición. Cuando finalmente jugó el resto de sus fichas teniendo {J-Clubs}-{10-Hearts}, Serock le pagó con {A-Spades}-{9-Hearts} y las cartas de la mesa fueron: {9-Clubs}-{5-Diamonds}-{7-Diamonds}-{A-Hearts}-{6-Spades}, dándoles a Serock la mano vencedora en el flop y una aún mejor en el turn. Esto dejó a Russell Crane con $220.633 como recompensa por su tercera ubicación final.

El juego heads-up comenzó con Serock como líder en fichas. Su ventaja era de casi 2 a 1 en relación a las fichas de Parker pero éste se recuperaría vengándose. A pesar de que tomó algo de tiempo y contó con una agresividad selectiva por parte de Parker, éste se hizo del liderazgo luego de una hora y media de heads-up y no lo soltó más.

Finalmente, Serock participó en una mano subiendo la apuesta y la respuesta de Parker fue un revire a un millón. Por su parte, Serock respondió yéndose al all-in con par en mano de 10-10 pero Parker le pagó de inmediato con par en mano de Q-Q. Las cartas de la mesa fueron: {7-Spades}-{A-Spades}-{2-Clubs}-{K-Clubs}-{Q-Clubs}, decretando el final de la partida y forzando a Joe Serock a aceptar el segundo puesto junto con su correspondiente premio de $341.783.

Brock Parker no sólo se embolsó $552.745 por adjudicarse el Evento 19, sino que además obtuvo su segundo título de la WSOP 2009 con su correspondiente pulsera de oro, lo cual constituye un logro destacable.