Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2009

WSOP 2009: Parker obtiene el Evento 14 de Hold’em Limit

Compartir esto
En los viejos tiempos, el Hold’em tipo Limit era el único que se jugaba y si aprendías a jugar Hold’em, lo hacías en ese formato. Luego de la victoria de Moneymaker en el Evento Principal de la World Series of Poker, todo eso cambió y el Hold’em No-Limit se convirtió en moda. Aún así, hay mucha gente que ama al Hold’em Limit y lo juega y los eventos de ese formato de la WSOP aún atraen a una buena concurrencia aunque no se trate de los increíbles números que ostenta el Hold’em No-Limit. Fueron 367 los jugadores que abonaron $2.500 para ingresar al evento de Hold’em Limit 6 Handed y para cuando se alcanzó la mesa final de seis, sólo quedaba un nombre conocido, aunque era en verdad uno muy conocido. Tal vez hayas oído hablar de él, Daniel Negreanu.

Los seis finalistas, la asignación de asientos y el conteo de fichas eran como sigue:

Asiento 1: Barry Shulman – 385.000
Asiento 2: Daniel Negreanu – 786.000
Asiento 3: Kevin Hong – 89.000
Asiento 4: Tommi Horkko – 460.000
Asiento 5: Brock Parker – 606.000
Asiento 6: Kyle Ray – 429.000

Kyle Ray había llegado a la mesa final en una cómoda posición respecto a fichas pero se topó con una seguidilla infernal durante 45 minutos en la cual formó un trío en el flop para perder contra una escalera, perdió varios pequeños botes y, por último, debió descartarse disputando un gran bote cuando Brock Parker descubrió su escalera que le daba el juego nuts. Todo eso lo hizo descender a 20.000 fichas y sólo era cuestión de tiempo para que éstas también desaparecieran. Kevin Hong subió la apuesta desde una posición intermedia y Ray apostó el resto de sus fichas siendo ciega pequeña y teniendo 10-9 de corazones, sólo para descubrir que era dominado por el K-9 de Hong. Kyle Ray recibió un draw a escalera a dos puntas gracias al flop de J-8-2 pero no pudo torcer el rumbo y se convirtió en el primer jugador eliminado. Kyle Ray se despidió en sexta posición ganando $31.966. Hong, quien había ingresado a la mesa final con sólo 89K en fichas, ahora tenía 365K. Continuaría con su buena seguidilla alcanzando la cima del liderazgo en fichas menos de 30 minutos después.

Barry Shulman, experimentado jugador de poker por derecho propio, perdió dos grandes botes a manos de Brock Parker en los cuales sus cartas no llegaron a ser mostradas dejándolo en terapia intensiva. Tommi Horkko lo liberaría de su sufrimiento con par en mano de 4-4 contra al Q-10 de tréboles de Shulman. Las cartas de la mesa serían: J-2-2-7-A dándole el bote a Horkko. Barry Shulman fue eliminado en quinta ubicación ganando $43.201.

Luego fue el turno de Daniel Negreanu quien ganó dos botes enormes. El primero se produjo en disputa con Brock Parker cuando Negreanu apostó por valor de cuatro ciegas grandes antes del flop y continuó moviendo fichas en el flop, turn y river. Finalmente, Parker se descartó en el river dándole el bote a Negreanu. El segundo volvió a disputarlo con Parker y Negreanu también volvió a apostar cuatro ciegas grandes antes del flop siguiendo un patrón similar al apostar en el flop, turn y river. Ésta vez Parker le pagó en el river sólo para comprobar que Negreanu lograba formar full con esa quinta carta gracias a su par en mano de J-J. Negreanu se posicionó en torno a 1,8 millones de fichas mientras que los otros tres jugadores juntos sumaban 1,1 millones. Parecía que Negreanu estaba destinado a ganar otra pulsera de Hold’em Limit.

La buena seguidilla de Kevin Hong se cortó cuando puso todas sus fichas en el centro de la mesa teniendo K-Q con la reina siendo de corazones en contraposición al par en mano de 5-5 de Brock Parker, todo esto con 9-5-2-J como cartas comunitarias, tres de ellas de corazones. Hong necesitaba una carta de corazones o un 10 para mantenerse con vida pero el river fue el cuarto 5 restante que le dio el poker a Parker junto con el bote. Kevin Hong se despidió en cuarto lugar con un premio de $60.885.

Parker y Horkko volverían a confrontar en la disputa de un gran bote del cual Parker se llevaría la mejor parte al obtener un trío de 7 en el flop contra el juego no revelado de Horkko. Poco después, Horkko le reviró a Negreanu en una acción pre-flop y éste le pagó. El flop fue de: A-10-4 y Negreanu hizo “check-call” ante una apuesta de Horkko. El turn correspondió a otro 10 y ambos se apostaron mutuamente hasta que el resto de las fichas de Horkko terminó en el centro de la mesa. Horkko tenía la ventaja en el flop con su A-8 pero Negreanu lo sobrepaso en el turn gracias a su K-10. Horkko no consiguió el as que necesitaba por lo que Negreanu eliminó a otro jugador. Tommi Horkko acabó en tercer puesto con un premio de $89.660.

El juego heads-up comenzó con Negreanu llevándole una pequeña ventaja a Parker de 1,65 versus 1,1 millones de fichas. Negreanu llevaría esa ventaja a poco más de 2 a 1 en relación de fichas respecto de su oponente cuando la tendencia del torneo habría de cambiar drásticamente para él. Con par en mano de Q-Q, Negreanu habría de repartir el bote con Parker y su J-6 siendo que las cartas de la mesa fueron: 7-6-4-5-3 formándose escalera. Negreanu se frustró visiblemente con la manera en que las cosas se estaban dando y Parker continuó aplastando al veterano jugador patrocinado, acertando una tras otra cartas del turn… tanto que Negreanu acotó que ya no quería ver más cartas del turn.

La mano final mostró a Negreanu jugando el resto de sus fichas con K-10 que le daba el segundo mejor par gracias a éstas cartas de la mesa: A-10-6-4. Desafortunadamente para él, Parker tenía A-J por lo que Negreanu necesitaría la K o el 10 para seguir con vida. El river fue un 8 y la gran cantidad de público que se había reunido para observar el juego de Negreanu se quedó choqueada y silenciosa. Daniel Negreanu se despedía en segunda ubicación con un premio de $138.280.

Nadie daba demasiadas posibilidades a Brock Parker de ganar el torneo, en especial cuando se llegó al heads-up contra uno de los mejores jugadores del mundo de Hold’em Limit, Daniel Negreanu. Pero Parker pareció no enterarse de esto ya que nunca se quebró y en cambio, pareció ser el jugador que mostró más compostura hacia el final. Brock Parker acabó en primer lugar ganando su primera pulsera de la WSOP junto con un premio de $223.688. ¡Felicitaciones Brock!