Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Libros Poker

Libros poker: “Poker Wizards” de Warwick Dunnett

Compartir esto
Cardoza Publishing es conocida, entre otras cosas, por publicar libros de poker que presentan a un número de jugadores comentando tanto sobre un aspecto individual como a una variedad de ellos relacionados con el mundo del poker. Ésta tendencia comenzó con la publicación de “Super System” de Doyle Brunson y fue recientemente corroborada con la salida al mercado de “Power Hold’em Strategy” de Daniel Negreanu. Una idea similar está presente en el libro “Poker Wizards” de Warwick Dunnett. Éste hombre, piloto de Boeing 747, quien ha ido participando cada vez más en torneos de poker, decidió entrevistar a algunos de los mejores jugadores de poker del mundo (además de al experto en lenguaje corporal Marc Salem) acerca de sus pensamientos sobre una lista de conceptos relacionados con el poker de torneos. Los “magos” (wizards, parte del título del libro) descritos en el libro incluyen a Daniel Negreanu, Dan Harrington, Chris Ferguson, Marcel Luske, Kathy Liebert, T.J. Cloutier, Mel Judah y Mike Sexton.

Luego de un pasaje introductorio de cada jugador, en donde cada uno de ellos cuentan sus historias acerca de cómo se convirtieron en jugadores de élite, el resto de los capítulos se desarrolla en base a líneas comunes, en los cuales los “magos” desglosan sus propios enfoques en áreas tales como estrategia de torneos, agresión, errores comunes cometidos por los jugadores, conceptos relacionados con manos iniciales, estrategias para manos específicas, signos delatores, juego online, psicología y administración del presupuesto.

Mientras que hay pasajes muy similares entre algunos capítulos (particularmente en cuanto a las estrategias para manos específicas, sobre las cuales ellos recomiendan un número muy limitado de maneras de jugar manos del tipo A-A, K-K, etc.), los aspectos más interesantes del libro son las divergencias de estilos entre los jugadores más conservadores, tales como Ferguson y Liebert y los enfoques más loose de gente como Negreanu y Luske.

Una de estas divergencias es la actitud que los jugadores tienen con respecto a las etapas iniciales de un torneo. Mientras que Cloutier y Harrington dejan en claro (y cualquiera que haya leído sus trabajos originales sobre poker conocen bien éste concepto) que las fichas ahorradas durante las etapas iniciales de un torneo pueden ser utilizadas para duplicar más adelante, Luske busca jugar un espectro más amplio de manos cuando las ciegas son pequeñas, con la esperanza de construir una gran estaca rápidamente que le permita posicionarse bien para enfrentar lo que vendrá. Aunque admite que esto causa que sea eliminado tempranamente muchas de las veces, hace caso omiso de ello sosteniendo que cuando se da ésta situación, le permite hacer otras cosas en su vida que verdaderamente disfruta gracias al tiempo que no está invirtiendo en las mesas.

Las mejores partes del libro son los capítulos sobre jugadores de los cuales el lector bien versado en libros de poker puede que no haya oído mucho en el pasado. Mientras que la mayoría de los jugadores ha leído los libros de Harrington, Negreanu y Cloutier, pocos han tenido el gusto de leer a Chris Ferguson exponiendo sobre teoría del juego y como se relaciona con la frecuencia con la cual los jugadores deberían farolear en un torneo.

Aún menos son los que han tenido la oportunidad de echar una extensa mirada a las mentes de los otros jugadores de primer nivel presentados aquí. Cuando Mike Sexton habla sobre como cambió su propia mirada respecto de los torneos al observar la manera en que los profesionales logran avanzar a través de los “campos minados” del WPT, el lector es consciente que Sexton mira y edita cientos y cientos de manos para las transmisiones de cada semana del WPT y se ve obligado a prestar atención a lo que Sexton ha aprendido en el proceso.

Sabemos que Ferguson es uno de los fundadores de Full Tilt Poker y posee una amplia experiencia jugando online y cuando presenta el argumento que sostiene que participar de múltiples mesas online le permite a un jugador tight sentir como si estuviera participando en muchas más manos y por ende, eliminar cualquier sensación de aburrimiento que pudiera estar experimentando, al tiempo que fuerza a un jugador loose a comprometerse con manos más sólidas más seguido, nosotros comprendemos que hay años y años de experiencia hablándonos.

Otro importante y fascinante tópico que se desarrolla en el libro es el manejo del estado mental adecuado necesario para ser un jugador exitoso, junto con el rol que desempeña la suerte tanto en el corto como en el largo plazo. Los “magos” discuten acercar de varias maneras en las cuales los jugadores pueden mantener la actitud apropiada tanto hacia la victoria como hacia el fracaso y hacen hincapié en la necesidad del análisis continuo de nuestro propio juego para ver tanto los buenos como los malos resultados del mismo, la suerte o la combinación de ambos. Cualquiera que haya jugado al poker durante algún tiempo sabe que tan importante es evitar el “tilt” o bloqueo y hay algunos buenos consejos esparcidos a lo largo del libro sobre como lograrlo.

Una de las áreas en la cual los jugadores más discrepan es sobre la determinación del monto del presupuesto necesario para participar regularmente en torneos de $1.000 de inscripción y las opiniones van desde $20.000 a $200.000. No obstante, existe consenso universal respecto a que la transformación en un profesional del poker es un proceso que sólo puede darse gradualmente. Todos los expertos hicieron notar que, a diferencia de otras profesiones, ser o no un profesional del poker es sólo determinado por como luzca el extracto de cuentas de pérdidas/ganancias. Hasta que el dinero que ganes en las mesas no sea regularmente bastante más importante que el que obtienes de la paga de tú trabajo regular, sigue ganándote tú cheque de sueldo al tiempo que vas logrando ir trepando en la escalera del poker.

Para aquellos que buscan libros abarrotados de estrategias específicas en detalle, tanto para el juego de torneos como para las mesas por dinero, probablemente éste no sea un libro adecuado. Sin embargo, todos aquellos que estén buscando refinar algunos aspectos o áreas de su juego de torneos encontrarán en éste libro suficientes palabras sabias como para hacerlo.

Al presentar tal variedad de jugadores (y debe hacerse notar que, en verdad, no se corresponden a los extremos de los tipos loose-aggressive), el lector puede ir filtrando los contenidos del libro buscando, entre otras cosas, un estilo con el cual se sienta confortable debido a sus tendencias naturales de juego. A largo plazo, encontrar un modo de juego que concuerde con nuestra propia personalidad y con el cual uno pueda ser exitoso es el descubrimiento más importante que un jugador de poker puede hacer, y éste libro puede ayudar a que un jugador menos experimentado pueda alcanzarlo.