Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Mundo Poker

PartyGaming acuerda pagar una multa de $105 millones

Compartir esto
En un caso que ha sido seguido por la comunidad del poker desde su inicio, se anunció una resolución en el día de ayer. PartyGaming PLC, empresa matriz de PartyPoker, aceptó declararse culpable en cuanto a las acusaciones del Departamento de Justicia (Department of Justice) de los Estados Unidos en lo referido a proveer servicios de apuestas a los ciudadanos estadounidenses con anterioridad al retiro del mercado por parte del sitio en 2006. Mientras que no habrá intentos de realizar procesamientos criminales a cambio de la declaración de culpabilidad, la compañía acordó pagar una multa de $105 millones.

La complicación de la situación surgió debido a las actividades de PartyGaming en los Estados Unidos previas a la aprobación de la Unlawful Internet Gambling Enforcement Act (UIGEA) (Ley de aplicación de la legislación en materia de juego ilegal por medio de Internet). Como uno de los sitios de poker y otros juegos más grandes de Internet, la compañía que cotiza en bolsa, tomó la dura decisión de alejarse del multimillonario mercado estadounidense luego de que la UIGEA fuera aprobada, con motivo de evitar cualquier tipo de pelea con el gobierno. Sin embargo, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos fue tras PartyGaming de todos modos, basándose en el argumento de que había provisto servicios ilegales a los clientes estadounidenses antes de 2006, a pesar de que el sustento legal de sus acusaciones fue la UIGEA, la cual fue aprobada luego del período en el cual estaban haciendo foco. A pesar de ello, los abogados de PartyGaming consideraron que no tenían demasiados argumentos para pelear contra los cargos imputados, aunque de todos modos, las partes involucradas atravesaron por un largo período de negociaciones.

En medio de esas charlas, uno de los fundadores de PartyGaming, Anurag Dikshit, alcanzó un acuerdo de manera individual con el Departamento de Justicia. Se declaró culpable de los cargos y acordó pagar una multa de $300 millones, la cual fue en verdad, una decisión propia, pero no sentó un buen precedente al caso de PartyGaming que aún restaba de ser solucionado. No obstante, PartyGaming trató de despegarse de la declaración de culpabilidad de Dikshit.

Al final, PartyGaming realizó casi la misma declaración, a pesar de que ellos, de algún modo, lograron salirse pagando un tercio de la multa. En un comunicado de prensa, PartyGaming discutió algunos de los aspectos clave del acuerdo de no procesamiento realizado con el Departamento de Justicia a través de la Oficina del Ministerio Público Fiscal de los Estados Unidos (U.S. Attorney’s Office). Las razones para el acuerdo incluyeron al hecho de que PartyGaming ofreció servicios de apuestas y juegos en Internet a los jugadores de los Estados Unidos desde 1997 hasta el 13 de octubre de 2006, momento en el cual la compañía se retiró del mercado estadounidense. Pero con anterioridad a esa fecha, “ciertas transacciones de clientes estadounidenses previstas por PartyGaming y que fueron procesadas por terceras partes, y otras actividades relacionadas con el juego y los pagos, eran contrarias a ciertas leyes estadounidenses”. Por ende, de acuerdo con la declaración de culpabilidad, PartyGaming infringió la ley.

También se mencionó en el acuerdo que PartyGaming se comprometerá en el futuro “a mantener, con respecto a sus operaciones, una restricción que prevenga que los servicios de apuestas y juegos sean provistos a clientes en los Estados Unidos en violación de la legislación vigente en el país o en cualquier jurisdicción de los Estados Unidos”. Esto, no obstante, deja abierta la posibilidad de reingresar eventualmente al mercado norteamericano, en caso de que se modifiquen las leyes como es la intención de algunos legisladores como Barney Franck durante la agenda del congreso en 2009. En caso de que ello ocurriese, PartyGaming está ahora en buenos términos con el gobierno de Estados Unidos gracias al acuerdo, y podría utilizarlo como “alfombrilla de bienvenida” para retornar a los clientes estadounidenses en el momento que las leyes lo permitan.

De momento, PartyGaming está en un plan de pagos de la multa de $105 millones. Los pagos comenzarán el 10 de abril de 2009 y continuarán en un régimen de incrementos semi-anuales hasta septiembre de 2012. Según se informa, los pagos provendrán de los existentes recursos financieros de la compañía.

En respuesta al acuerdo entre PartyGaming y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el CEO Jim Ryan comentó: “La resolución de nuestro conflicto con las autoridades estadounidenses marca un día importante para la vida de PartyGaming. Ha sido un largo y complejo proceso pero hemos alcanzado una solución amistosa con la USAO (U.S. Attorney’s Office) que le da sustento a nuestros negocios y es del mejor interés de los accionistas. Ahora estamos bien preparados para aprovechar oportunidades orgánicas y estratégicas que anteriormente estaban más allá de nuestro alcance”.

El director de finanzas de PartyGaming también realizó una declaración reciente con motivo del pago a realizarse con parte de las ganancias de la compañía y dijo que él era “razonablemente optimista” con respecto a que el juego online esté en vías de legalizarse y de regularse en los Estados Unidos y que la compañía busque así retornar al más lucrativo mercado del juego online en el mundo entero. El tiempo y los dictámenes de las leyes estadounidenses nos lo dirán.