Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Entrevistas | Reportaje Jugador Poker

Matt ‘ch0ppy’ Kay: Entrevista exclusiva

Compartir esto

Habiendo estado jugando seriamente por dos años, el veinteañero canadiense Matt Kay es una superestrella en ascenso dentro del mundo del póquer. Ha ganado más de $1,3 millones disputando torneos en línea y, actualmente, viaja alrededor del mundo participando de eventos fuera de los Estados Unidos hasta que cumpla los 21 años en junio próximo.

KL: ¿Cómo empezaste a jugar al póquer?

Matt: Jugando en casa con amigos. Me pareció bastante divertido. Tenía suerte; ninguno de nosotros tenía ni idea del juego. Decidí que quería mejorar para derrotar a mis amigos por lo que empecé a jugar gratis en línea, luego pasé a jugar por dinero real, gané un par de torneos y comencé simplemente desde ahí.

KL: ¿Qué tan rápido progresaste?

Matt: Gané un freeze out de $10 en diciembre de 2006, creo, y una semana después un torneo de 180 personas de $22 y me pagaron $1.300 y $1.000 respectivamente. Luego pasé a las mesas por dinero y acumulé algo así como $8.000. Era mucho dinero en ese momento por lo que estaba verdaderamente feliz. A partir de ahí, comencé a caer en picada por lo que retiré el dinero, medio como que me asusté. Al poco tiempo, volví a jugar, principalmente mesas por dinero y algunos torneos. En septiembre fui a una universidad de Ontario, que es donde vivo, y me encontré con mi amigo Mike McDonald, Timex, y aprendí de él más acerca de los torneos. Me concentré más en los torneos y luego vino enero que fue cuando gané el Sunday Million. Así fue como empecé.

KL: ¿Cómo fue eso de ganar uno de los torneos en línea más importantes?

Matt: Fue muy emocionante. En ese momento no lo jugaba semanalmente. Jugué los satélites con rebuy de $10 y, creo, que gané la mitad de ellos por lo que obtuve múltiples asientos. Generalmente ganaba plata, ya que son torneos sencillos. Jugué el Sunday Warm Up y me fue bastante bien y, aunque no gané dinero, obtuvo mucha confianza. Así que me decidí a jugar el Sunday Million. Lo había jugado unas ocho veces con anterioridad, pero no de manera regular. Supongo que anduve bien de entrada. Me metía bien en las manos con 70-30 u 80-20. Además, no paré de hacer re-stealing. Pero esta estrategia no serviría hoy en día ya que todos son demasiado agresivos. Estuve entre los cinco primeros la mayor parte del torneo. Cuando quedábamos los 100 últimos, me metí en algunos problemas. En el momento en que quedábamos 64, yo estaba en el puesto 63 y, simplemente, gané una serie de manos para catapultarme nuevamente y llegar al título sin nuevos sobresaltos.


KL: ¿Por qué no hiciste ningún arreglo?

Matt: No se dio la ocasión. Me iba tan bien en la mesa final que sentía que poseía una ventaja sobre el resto. Mi presupuesto por ese entonces era de unos $10.000-$20.000 por lo que cualquier cifra me venía bien.

KL: ¿Cómo te sentiste en la mesa final? ¿Estabas nervioso o excitado?

Matt: Nervioso y excitado. Por ese entonces estaba en la residencia por lo que había unas 10 personas observándome y alentándome. Luego del torneo nos volvimos locos. Compramos una pizza gigante de un lugar cercano, hicimos estallar las cervezas y, básicamente, nos quedamos despiertos toda la noche.

KL: ¿Cuándo te diste cuenta que eras bueno para el póquer, que era más que una simple diversión?

Matt: Luego del Sunday Million jugué más. Intenté jugarlo todos los domingos. Aún estaba en la universidad. Quería ver como me iba durante el verano empezando desde ese punto. Me fue bien; me encontraba del lado positivo de la varianza en esa época. Tenía una buena suma de dinero pero no la suficiente como para jugar en vivo por mi cuenta por lo que busqué respaldo para participar de los torneos en vivo. He jugado 14 torneos en vivo hasta ahora de más de $5.000. Pero no me ha ido así de bien.

KL: ¿Cómo te has sentido jugando en vivo?


Matt: No es tan distinto en verdad. Los jugadores son mucho peores por lo que puedes hacer cosas con las que no te saldrías jugando en línea. El tamaño de las apuestas puede diferir.

KL: Muchos jugadores en línea no son muy buenos leyendo al oponente, y no creen que sea tan importante. ¿Piensas del mismo modo?

Matt: Bastante. Conozco lo básico y algunas cosas en que fijarme. Principalmente en el tamaño de las apuestas. Primero en ello, y luego en leer al oponente.

KL: ¿Qué piensan tus padres de que juegues al póquer?

Matt: Cambiaron su forma de parecer luego del Sunday Million y comenzaron a ver al póquer como mi futuro.

KL: ¿Estás ansioso por cumplir los 21 años y así poder jugar en los Estados Unidos?

Matt: Si, ya me estoy cansando de viajar a Europa todo el tiempo. ¡Está todo tan sobrevaluado y detesto tanto que las recargas no sean gratis! Eso me molesta realmente; te dan una pequeña taza que pagas como 6 euros en Monte Carlo y, en el fondo, no obtienes nada.

KL: ¿Cuáles son tus planes a futuro en el póquer?

Matt: Quiero hacer algo más de dinero jugando al póquer y, tal vez, abrir mi propio restaurante o negocio. Verdaderamente me gusta el restaurante Denny, pero no hay ninguno en 100 kilómetros desde donde estoy por lo que creo que vendría muy bien habiendo dos universidades cercanas. Me gustaría hacer eso si pudiera, sólo que primero necesito algo más de dinero. Continuaré jugando a pesar de que es frustrante en estos momentos ya que no me está yendo bien pero espero que se revierta.

KL: ¿Cómo sobrellevas los vaivenes descendentes?

Matt: No lo se, pero sí se que soy rentable y sólo espero retomar la senda correcta.