Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Mundo Poker

El Valor Real de las Fichas de Torneos por Bill Edler

Compartir esto

Cuando se habla de estrategias de póquer, vas a encontrar gente que no hace distinción alguna entre el juego en torneos y el juego en mesas abiertas. De hecho, conozco a algunos grandes jugadores que creen que ambos juegos deben ser jugados igual. Y aunque algunos de ellos han resultado sumamente exitosos con este enfoque, yo estoy completamente en desacuerdo con ellos.

El problema básico es que en el escenario de los torneos, no todas las fichas tienen el mismo valor. En la mayoría de los casos, las fichas que pierdes tienen un valor mucho más alto que las fichas que ganas. Al mismo tiempo que perder una mano por pagar una apuesta con una mano marginal puede costarte, la misma mano en un torneo puede dejarte en la vía. Por la naturaleza misma del juego de torneos, es extremadamente difícil recuperarse de una perdida que debería haberse evitado completamente. Por esta razón, una situación donde podría ser aceptable pagar en un juego de mesa abierta, probablemente debería ser para irse al mazo en un torneo.

Piensa como se aplica esto a la primera mano de un torneo por ejemplo: no te mandarías a cara o cruz y ser eliminado por lo que significa un 50% de chances de duplicar tu estaca. ¿Por qué? Porque duplicar tu estaca, especialmente en las primeras etapas de un torneo, no te duplica el capital. Si eres un jugador ganador, tu meta debería ser ganar el torneo completo, no solamente la primera mano. Si lo miras desde este punto de vista, el potencial limitado de esta ganancia a corto plazo no justifica el riesgo de ser eliminado inmediatamente.

El mismo concepto se mantiene en pie en las últimas etapas de un torneo. Digamos que tengo 50,000 en fichas en las etapas medias y me encuentro en una situación que potencialmente a cara o cruz por 20,000. Obviamente si gano, si gano subo a 70,000 y si pierdo bajo a 30,000. Estoy arriesgando 40% de mi estaca por una ganancia potencial de 20% y la ventaja obtenida por ganar estas fichas extra es casi suficiente para justificar el riesgo de bajar hasta 30,000. Si eso sucede, me abre puesto en una seria desventaja de la cual será muy difícil recuperarme. Hay muchos jugadores que probablemente se larguen igual y tomen el riesgo a cara o cruz. Esta recompensa simplemente no amerita el riesgo.

A pesar de lo que acabo de decir, no estoy diciendo que deberías irte al mazo cada vez que alguien mande su estaca entera al medio. Van a ocurrir un montón situaciones donde el VE (valor esperado) está ahí y te justifica que pagues una apuesta all-in. Digamos que tienes A-K y has determinado que tu oponente tiene un As débil. En esta situación, puedes haber inducido un farol y pagar está justificado. Pero se trata de situaciones en las que puedes estar arriesgándote a una situación de cara o cruz, no te interesa pagar. Aunque es cierto que no siempre puedes evitar situaciones a cara o cruz, creo que lo mejor hacer lo posible para evitar encontrarte en esta situación.

Yo creo que estos ejemplos ilustran claramente la enorme diferencia que existe entre ganar o perder una misma cantidad de fichas. Algunas personal pueden no estar de acuerdo conmigo en situaciones específicas, pero jamás un buen jugador ha estado en desacuerdo con la idea básica. Para mí, el concepto de quelas fichas que puedes perder son mucho más valiosas que las que puedes ganar en situaciones marginales es fundamental en el juego de torneos. Si evitas estas situaciones, te pondrá mucho más cerca de la victoria.


Bill Edler juega en línea en Full Tilt Poker. Ha ganado una pulsera de la WSOP. Un campeonato del WPT. Y más de 3 millones de dólares de ganancias a lo largo de su carrera.