Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2008

WSOP 2008: Evento #45 ( H.O.R.S.E. Championship)

Compartir esto

Cuando el evento H.O.R.S.E de $50.000 en premios fue añadido al cronograma de la World Series of Poker 2006, los propios jugadores lo titularon “el campeonato de los jugadores”. El monto de inscripción más alto en la historia de la WSOP junto con el nivel de habilidad requerido para poder jugar bien cinco partidas le significaron al torneo ser considerado como especial. La primera edición fue obtenida por Chip Reese, un hombre a quien muchos consideran el mejor jugador de póquer de todos los tiempos.

Al fallecer Reese en diciembre de 2007, la comunidad del póquer buscó una manera de homenajearlo. A ese fin, la WSOP y la WSOP Players Advisory Committee decidieron premiar al ganador del evento H.O.R.S.E. con una pulsera, dinero en efectivo y una copa llamada Reese en su honor. Esto contribuyó a aumentar el prestigio del torneo y a hacer que los mejor jugadores del mundo, muchos de los cuales consideraban a Reese un amigo, se esforzaran aún más.

Las performances llevadas a cabo un lunes por la mañana por dos de las más grandes superestrellas del póquer – y por un jugador que podría estar destinado a recibir el mismo elogio – honrraron tanto a Reese como al juego. Mucho antes de que Scotty Nguyen, Erick Lindgren y el vanidoso Michael DeMichele jugaran three-handed busca del título, otros cinco excelentes jugadores fueron eliminados y enviados de regreso a casa.

La mesa comenzó con sólo una pizca de internacionalidad, la cual se perdió en la décima mano cuando el francés Patrick Bueno fue eliminado por Lindgren. En la tercera mano de Razz, Bueno completo la  apuesta de Lyle Bergman y luego pagó el raise de Lindgren. Pero este logró un doble par en la sexta calle y a Bueno sin chances de ganar con su rey. Lindgren se adjudicó el bote e incrementó su liderazgo en fichas.

Paso un buen rato antes de la siguiente eliminación. El antiguo Campeón Mundial, Huck Seed fue víctima de scoop por parte de DeMichele en una mano de Stud Eight-or-better. Fue la primera vez que Seed llegaba a la mesa final de un torneo desde 2004 y su segundo mayor monto en efectivo desde que embolsó un millón de dólares al ganar el campeonato en el Evento Principal de 1996.

Volviendo a lo ocurrido en el juego, Barry Greenstein estaba tercero en fichas, pero se mantuvo mayormente inactivo durante las primeras tres horas de juego. Durante una rotación de Stud Eight-or-better, Greenstein confrontó su par de ases contra un trío de sietes de Nguyen. Su sexto cobro en la WSOP 2008, le aseguró a Greenstein un monto de $355.200 y lo catalpultó, temporariamente, al primer lugar en la lucha por obtener el premio al Milwaukee’s Best Light Player-of-the-Year.

Luego del receso de la cena, los cinco jugadores restantes retornaron al juego. Pero dicho retorno fur muy breve para Berman. DeMichele se anotó a su segunda víctima, durante una mano Razz con un bote tripartito del que también participó Nguyen. Cuando la séptima calle acestó a ambos, Berman se fue al mazo y se alzó con un premio de $444.000 al terminar en el quinto lugar.

Habiendo llegado a una mesa final este año en el Evento #8 ($10.000 Mixed Game), Matt Glantz había probado que era capaz de jugar varios formatos de póquer. Llegó cuarto en fichas a la mesa final y es esa precisamente la posición en la que finalizó el torneo. Nguyen fue su verdugo, quien realmente cobro vuelo a partir de alli. Luego de un flop de {Q-Diamonds}-{6-Clubs}-{5-Hearts} correspondiente a una mano de Omaha Eight-or-better, Glantz apostó la última de sus fichas. Nguyen aceptó el reto. Glantz poseía {K-Diamonds}-{J-Diamonds}-{10-Diamonds}-{10-Hearts} en tanto que Nguyen tenía {A-Hearts}-{2-Clubs}-{7-Diamonds}-{K-Clubs}.

El {A-Clubs} del turn le dio la ventaja a Nguyen permitiéndole alzarse con el bote y eliminar a Glantz de la competencia. Unas pocas semanas después de ganar $184.992 y finalizar en tercera posición del Evento #8, Glantz se acreditaba $568.320 producto de su cuarto puesto.

A partir de ese momento se dio comienzo a la “maratón” que formaba parte del “pentatlón” de póquer. Los primeros cinco jugadores fueron eliminados en poco menos de seis horas – mientras que las dos últimas eliminaciones no se produjeron sino hasta luego de transcurridas cinco horas y 45 minutos. En ese lapso se jugaron 178 manos combinando a los tres jugadores juntos.

Durante esas 178 manos muchas cosas ocurrieron. Al comenzar el juego three-handed, Nguyen poseía 7 millones en fichas, DeMichele 6,8 millones y Lindgren cerraba filas con tan solo 1 millón.Pero Lindgren, quien era uno entre los que menos fichas poseían durante gran parte del Día 3, se recuperó subiendo primero a 1,56 millones y luego a 4,4 millones en un momento del torneo en el que las fichas comenzaban a emparejarse.

Pero no iba a ser para Lindgren. Momentos después de ganar, al fin, su primera pulsera en el Evento #4 ($10.000 Mixed Hold’em), Lindgren comentó que haber tenido una gran performance en la WSOP había sido su manera de honorar a su héroe, Chip Reese. Sin embargo, su oportunidad de honorar a su héroe del póquer en este torneo se desvaneció en una mano jugando Stud contra Nguyen. Su tercera posición le valió hacerse con un premio de $781.440 y, aunque lo decepcionó no ganar este evento, Lindgren se encontró el lunes a la tarde al tope del Player-of-the Year, por encima de Greenstein.

Si el evento H.O.R.S.E. se ha constituido en una especie de leyenda habiéndose jugado solo tres ediciones es gracias a las épicas partidas cara a cara del mismo. Luego de tres horas de juego three-handed se intuyó que se avecinaba una larga sesión de juego cara a cara. Pero no fue el caso esta vez, siendo DeMichele la última víctima de Nguyen. Esta victoria valió cerca de 2 millones para este último.

Luego de su victoria, el padre de ocho, se hizo de su quinta pulsera de la WSOP y de la copa Chip Reese.

“Gracias Chip Reese” dijo Nguyen luego de que Pollack le otorgara la copa, causándole el llanto. “Este era mi sueño, ganar este torneo”. Nguyen embolsó $1.989.120 mientras que DeMichele, por ser segundo, se llevó a casa $1.243.200.

Mesa final del Evento #45:

1. Scotty Nguyen - $1.989.120
2. Mike DeMichele - $1.243.200
3. Erick Lindgren - $781.440
4. Matt Glantz - $568.320
5. Lyle Berman - $444.000
6. Barry Greenstein - $355.200
7. Huck Seed - $284.160
8. Patrick Bueno - $230.880