Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | World Series of Poker | WSOP 2008

WSOP 2008: Evento #36 ($1.500 NL Holdem)

Compartir esto

Serie Mundial de Póquer 2008:

Jesper Hougaard ganó el Evento #36 ($1.500 No Limit Holdem) el sábado, tras dominar la mesa final para llevarse los $610.304 y la pulsera dorada de la World Series of Poker.

Hougaard, 24, es un ex profesional de tenis de mesa y actual entrenador oriundo de Copenhague, Dinamarca. Incluso llegó a jugar para el equipo nacional danés, pero dejó para desarrollar una carrera en las mesas de póquer. Antes de cobrar su gran paga el sábado, Hougaard tenía en su registro de tres cobros en la WSOP y más de $100.000 obtenidos como ganancia a lo largo de su carrera.

Hougaard, como muchos de sus compañeros daneses, comenzó jugando al póquer luego que Gus Hansen se volviera un nombre muy conocido en Dinamarca. Hasta entonces jugaba pequeñas partidas hogareñas con sus amigos donde “si usted ganaba unos 20, 30, o 40 en una noche... era el rey del colegio el día siguiente.”

Hougaard rápidamente paso al póquer online en búsqueda de juegos más grandes y recientemente ganó uno de los mayores torneos regulares por casi $150.000.

Hougaard llegó a la mesa final del Evento #36 con el liderazgo en fichas y presentó una de los más sólidos desempeños hasta ahora en la WSOP 2008. Fue implacablemente agresivo y mantuvo su estrategia incluso cuando las cosas no iban a su modo. Cuando la partida se redujo a cuatro, Hougaard permitió doblar a Danny Wong y Aaron Kanter en manos dos consecutivas, pero en lugar de asustarse prosiguió a ganar ocho de los siguientes nueve botes, muchos de ellos antes del flop.

"Es mejor ser muy agresivo que muy pasivo.", dijo Hougaard tras el torneo.

Hougaard pasó a echar Wong y Kanter luego de tener bastante suerte en ambos casos. Primero, Hougaard, con {A-Hearts}-{5-Hearts}, “flopeó” color y destruyó el K-K de Wong. Nueve manos después, Kanter estaba all-in con Q-Q y perdió contra un K-J cuando el rey apareció en el river.

El obstáculo final de Hougaard fue Cody Slaubaugh, un pro online de 23 años oriundo de Rugby, Dakota del Norte. Hougaard superaba a Slaubaugh en fichas casi 7:1 y los vivaces hinchas daneses estaban a punto de cantar victoria. Pero Slaubaugh duplicó su stack en la primera mano del heads-up con A-10 contra Q-10, y luego logró un gran farol para volver al ruedo. De la cobertura oficial de la WSOP:

"Cody subió a 125.000 y Jesper pensó un buen rato antes de anunciar que reviraba. Lo hizo por 320.000 en total y Slaubaugh luego de unos minutos pagó. El flop fue: {10-Spades}-{3-Clubs}-{K-Clubs}. Hougaard apostó 375.000, y Cody le subió la apuesta por su resto, 1,2 millones. Hougaard muy molestó arrojó a sus cartas, mostrando un as. En ese preciso momento, Cody mostró que tenía Q-9, causando que sus amigos hicieran bastante ruido."

Unos botes después Slaubaugh tenía el liderazgo y silenciaba a los fanáticos de Hougaard. Afortunadamente para Hougaard llegó el receso para cenar, dándole la oportunidad de calmarse.

"Realmente necesito cinco o diez minutos para reordenar mis ideas.”, dijo Hougaard. “Hable con algunas personas en casa para despejar mi mente y pensar en algo distinto del póquer. Cuando habían pasado unos 15 minutos del receso, me puse los auriculares y escuché `Eye of the Tiger´ y volví a la mesa haciendo sombra (como en boxeo).”

Hougaard atribuyó su cambio mental a su experiencia como jugador profesional de tenis de mesa, ya que esto le permitió olvidar lo pasado y pensar en el juego post-cena como un nuevo partido. Hougaard volvió del receso como un hombre nuevo y tomó el control de la acción. De la cobertura oficial de la WSOP:

“Hougaard subió a 160.000 y Cody reviró a 480.000. Nuevamente Jesper sacudió el bote poniendo 1 millón más. Cody preguntó cuanto le quedaba a Jesper y se detuvo a pensar mientras lo miraba fijo, y finalmente decidió pagar. El flop fue {Q-Spades}-{4-Spades}{7-Diamonds}. Cody pasó, y Jester apostó 450.000 poniendo sus fichas en el bote de un golpe. Toda la mano, Jesper irradió fortaleza, agresión, amenaza hasta que Slaubaugh se retiró.

Hougaard recuperó el liderazgo y una hora tras el descanso terminaba con el partido cuando su Q-Q prevalecía contra el A-10 de su rival en una batalla all-in desde el pre-flop. Hougaard acertaba un flop soñado de Q-2-8 rainbow y llegaba una de las celebraciones más entusiastas de la WSOP 2008. Volvió para un 5 en el turn que dejaba “muerto” a su oponente y corrió nuevamente para abrazarse por la victoria con sus amigos.

Slaubaugh terminaba segundo con $389.128 y comentaba que estaba triste por no haber ganado, pero contento con la posición alcanzada.

Hougaard se llevó $610.304 y la deseada pulsera.

"Es difícil expresar lo que uno siente.", dijo Hougaard. "Ahora mismo, los chicos y yo vamos a ir a una gran fiesta a celebrarlo. Es lo que vine a buscar."

Mesa final del Evento #36:

1. Jesper Hougaard - $610.304
2. Cody Slaubaugh - $389.128
3. Aaron Kanter - $258.862
4. Danny Wong - $217.110
5. Doug Middleton - $177.028
6. Justin Wald - $140.286
7. Rick Solis - $106.884
8. Owen Crowe - $81.833
9. John Shipley - $56.782