Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Mundo Poker

La Argentina Es el Segundo País de la Región con más Jugadores de Póquer

Compartir esto
x-img4836413183bbf.png
x-img4836413183bbf.png

PERFIL participó del Latin American Poker Tour, celebrado en Río de Janeiro. El torneo reunió a más de 300 fanáticos, de los cuales unos 20 eran argentinos. La inscripción cotizó a 2.500 dólares por cabeza. El ganador fue un holándes de 19 años que calificó luego de ganar una serie de manos en Internet. Los organizadores aseguran que el crecimiento del póquer en Argentina es explosivo. Para muchos, no es un juego sino una forma de vivir.

El día de la final, Julien Nuijten miraba a su oponente con frialdad, como un gángster. Durante horas le disputó el primer puesto del Latin American Poker Tour (LAPT) a Vitaly Kovyazinb, un ruso cincuentón con cara de asesino y una década de experiencia. Con sus 19 años, Julien lo desplumó, como a otros 313 inscriptos, y se llevó a casa el premio mayor: US$220.000.

El triunfo del jovencito habla de cómo crece y se diversifica el negocio del póquer en todo el mundo. Su caso es la metáfora de lo que sucede en la industria: con menos de 20 años y recién salido del secundario, se formó por Internet (en sitios como PokerStars.net), practicó con amigos o en clubes y le ganó de un plumazo a un eximio jugador profesional. Para muchos el póquer ya no sólo es su diversión: es una forma de ganarse la vida. "Estoy juntando plata para poner un restaurante y vivir de él", declaró Julien.

La mayoría de los inscriptos son jugadores profesionales que pasan diariamente varias horas, casi todos los días de la semana, sólo jugando al póquer. Por Internet o en clubes privados donde el juego está permitido o en clandestinos donde no lo está, como en la Argentina. Apuestan miles de dólares, como si la plata ya no tuviera valor. Se entrenan, compran libros, se dedican a eso.

Y cada año el póquer se convierte en una máquina de generar y pagar millones. Los organizadores del LAPT aseguran que reparten unos US$ 300 millones en premios todos los meses y ya han organizado más de 75 millones de torneos. El más conocido online es el de los domingos: el mejor entre miles se lleva un millón de dólares. Se estima que en total hay 200 millones de jugadores en todo el planeta y, sólo en su sala, unos 12.000.000.

"La Argentina es el segundo mercado con más cantidad de jugadores en la región después de Brasil. También es el que más rápido crece", especifica Glenn M. Cademartori, presidente del evento. Voceros de PokerStars.net explicaron que todos los años la cantidad de jugadores se multiplica en la Argentina y hasta se anima a reconocer que el último año creció casi un 1.000 por ciento.

Tal explosión se justifica por varias razones. La unificación de todos los tipos de póquer en uno solo (Texas Holdem) y la presencia del juego en decenas de programas de televisión, como "Celebrity Poker" o "Naked Poker": "La TV ayudó a que la gente se entere que cualquiera puede competir", explica Humberto Brenes, un reconocido jugador: "Las cartas te dan la posibilidad de que alguien que no sepa jugar bien pueda competir y hasta ganarle a un profesional, algo que no pasa en ningún otro deporte". Internet, finalmente, fue el otro gran catalizador e impulsor del negocio a nivel mundial.

x-img483640b44a0db.png
x-img483640b44a0db.png

Porteños, locos por el juego

Mientras PERFIL entrevistaba a algunos de los argentinos que compitieron en el torneo, uno de ellos ganó más de 400 dólares en una partida por Internet en menos de una hora, y podría haber ganado mucho más. El ejemplo ilustra la relación de muchos porteños con el póquer: lo ven como un trabajo. El caso de María también es paradigmático: ejercía como psicóloga, pero dejó todo y se dedicó al póquer.

Algunos se reúnen todas las tardes y pasan varias horas en largas partidas donde se mueven cifras que llegan a los US$ 50 mil. No siempre se juega lo mismo, pero las cifras asombrarían a cualquiera: un buen jugador puede ganar, tranquilamente US$ 15 mil por mes. "Algunos lo hacen sólo para ganar plata y otros por diversión, pero los dos son adictos", reconoce un empresario argentino que pasa varias horas por día jugando frente a la PC. "A algunos les gusta más el juego que el sexo", sintetizó.

* Artículo publicado por el diario PERFIL de Argentina el domingo 18 de mayo de 2008.
Escrito por Lucas Morando desde Río de Janeiro.