Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Blog Poker

Blog del Tahur: Nada Es Casualidad

Compartir esto

Y bue, tenia que pasar... otro blog. Jaja, como dice el refrán, "que le hace una mancha más al tigre". Aunque se que la Red esta poblada de estas manifestaciones, hace tiempo que deseo despuntar mi vicio de periodista desde una bitacora y ha llegado la hora de hacerlo. ¿Qué podran encontrar aquí? De todo, y puedo asegurarles que no más de lo mismo. Mientras otros blogs se caracterizan por no tener regularidad o ser un espacio de descarga emocional contando penas y alegrías, aquí habrá información o referencias a la misma. Esto no me impide vertir opiniones y obviamente reflejarán mis sentimientos e ideas personales, pero quiero ir mucho más allá y compartir mi vida como jugador y mi instrucción en el juego con todos ustedes. Si algo me resulta útil, lo será para otros. Y si una decisión fue erronea, podrán ahorrarse la molestia de tomarla.

x-img4803b5b5457e8.png
x-img4803b5b5457e8.png

Ahora, ¿cuál fue el disparador de tamañana decisión? La noche de anoche. Ya que mientras vierto estas palabras me encuentro en el hotel Hyatt acompañando a dos amigos (Nacho Barbero y Julien Nuijten) que vinieron a participar de un torneo de póquer internacional realizado en la provincia de Mendoza, Argentina. En realidad, tan internacional no fue, porque nuestro pais aun no figura en el mapa de las tentaciones de los jugadores de poquer "off shore", pero afortunadamente contamos con la presencia de jugadores de paises limítrofes como Uruguay, Chile y Brasil. Verlos jugar, reirse, y ganar fue un tentador placer. Y aunque muchos en mi tierra sueñan con jugar al futbol porfesionalmente, Dios -o quién sea- me dió virtudes para el juego. Y me pregunté, ¿por qué no? Hace unos años que practico, pero nunca  "seriamente". Estudiar, trabajar, descansar, etc, fueron algunas de las principales razones/excusas del caso. Pero creo que ha llegado el momento de redoblar la apuesta, valga el juego de palabras, y probar "suerte"... y habilidad. Ustedes, desde su casa, serán testigos de mi destino.

Para no aburrirlos más con la intro, quiero hablarles también un poquito del torneo del pasado fin de semana que antes mencioné. Cientos de jugadores se congregaron para participar en dos dias de competencia con una estructura simil Sit & Go donde cada jugador tenia tres oportunidades el sábado ($1.000 cada una) de clasificar al día siguiente finalizando en los dos primeros lugares de la mesa de 10 personas.

El domingo se jugaron las mesas finales y el ganador se alzó con $125.000, de un total de $400.000 repartidos entre los competidores mejor posicionados. La organizacion fue muy buena, aunque todavía envidiamos ciertos privilegios en torneos en otras latitudes, pero que se haya celebrado este evento es muy saludable. Es uno de los tantos pasos que debe dar el juego del póquer para convertirse eventualmente en "popular".

Lamentablemente aun en Argentina hay varios escollos que sortear. Por citar algún caso, que se permita participar de torneos en Mendoza y Córdoba a personas mayores de 18 años, y no tan sólo de 21. Hay muchos entusiastas que ya han dado sobrados pasos por Internet y desean probar sus virtudes en vivo, como ocurrió con Julien Nuijten (jugador profesional holandes de 20 años) quien no pudo jugar en el citado evento por esta razón. Otra inexplicable regla prohibe montar salas de juego en la Capital Federal, la principal ciudad del pais, por lo cual el juego de póquer sigue siendo ilegal. Sin embargo, existen varias quinielas y loterías, un hipódromo con máquinas de apuestas y un casino flotante que nunca zarpa del puerto. Lo cual me lleva a exclamar: ¡Basta de hipocrecías, por favor! Si hay una convicción oficial de evitar la ludopatía, que así sea. Pero este camino a medias se parece mucho a un ajedrez político. ¿El resultado? Salones clandestinos de juego. Lease, el que quiere jugar, juega igual. Al respecto, en la edición de hoy del diario Clarín se publicó una noticia sobre un grupo de organizadores de torneos que fueron penados por ley.

A pesar de las piedras en el camino, el juego sigue avanzando y creo que pronto tendra un lugar en la sociedad, uno merecido y más respetado por cierto.