Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Mundo Poker

Bringing Down the House llega al cine

Compartir esto

El best-seller: "Bringing Down the House" de Ben Mezrich, finalmente llega a la pantalla grande. Ya se filmaron algunas escenas en Las Vegas al comenzar este año y Kevin Spacey fue de la partida. Los productores planean estrenarla en el 2008.

"Bringing Down the House", publicado en el 2002, es un libro que narra la historia de un grupo de estudiantes del MIT que aprenden técnicas para contar cartas gracias a la ayuda de un profesor y que logran ganar literalmente ciento de miles de dólares.

x-img474c85fa39ca1.png
x-img474c85fa39ca1.png

Mike Aponte y David Irvine, dos de los ex-estudiantes del Massachusetts Institute of Technology estuvieron recientemente en la exposición Global Gaming Expo charlando sobre la práctica de contar cartas. Es una habilidad que se sigue desarrollando hoy en día, aunque ninguno de ellos lo hace. En su lugar formaron el instituto Blackjack Institute donde enseñan esta técnica, además de colaborar con diversos casinos ayudando a proteger sus juegos.

"La película es una versión ficcionada del libro que se toma muchas libertades", dijo Irvine. "Todos los nombres son inventados y los personajes son básicamente caricaturescos. En cambio, la historia en el libro es 100 % correcta con un toque de edición".

Personalmente debo decir que me encantó. Recuerdo que compre el libro en un vuelo a Las Vegas y no pude parar de leerlo. En el libro, un grupo de estudiantes del MIT forman equipos y se turnan en viajes de fin de semana a Las Vegas utilizando las habilidades que aprendieron de su profesor para volver a casa con ganancias de $ 100.000. MGM era una de sus presas favoritas, pero igualmente viajaban por todo el país, incluso a sus islas.

Contar cartas no es una práctica ilegal; es un método que los apostadores utilizan para obtener una ventaja sobre la casa al contar cuántas figuras aun quedan en el mazo. Aunque no sea ilegal hacerlo, el casino puede prohibir el ingreso de uno si presume que cuenta cartas. Esto es precisamente lo que le ocurrió a los estudiantes del MIT cuando crecieron demasiado. Sin embargo llegaron a tener tanto éxito porque en aquellos días los casinos no intercambiaban información. Si un casino los echaba, cruzaban la calle y seguían en otro. Hoy en día esto no ocurre. Los casinos utilizan modernas tecnologías de reconocimiento facial para restringir el acceso de quienes consideren "peligrosos".

Irvine y Aponte son los únicos dos miembros del equipo quienes aun están involucrados con el blackjack. Fueron lo suficientemente afortunados para convertir sus habilidades en una oportunidad de negocio rentable, mientras que los restantes miembros decidieron volcarse a trabajos regulares.

"Conozco la vuelta de tuerca para derrotar a los casinos en lo que necesitan para permanecer de pie", promete Irving. Suena como una gran estrategia de marketing para inscribirse a su clase. Tal vez sólo debamos esperar hasta que salga la película...