Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker Plus | Mundo Poker

Jugar 10 Puntos

Compartir esto
230x230-img464b092672dc2.png
230x230-img464b092672dc2.png

Nunca puede uno rendir al 100%. Esto les pasa a los doctores, a los atletas y ciertamente a los jugadores de Póker. Siempre tenemos días en los que no nos sentimos tan precisos como en otras ocasiones. Hasta a Tigre Woods, a Michael Jordan y a Doyle Brunson les sucede, y admiten no poder jugar 10 puntos en cada competición. Y aunque el Póker premia a la disciplina y a la concentración, es casi imposible jugar sólo cuando uno puede dar lo mejor.
El sentido común dicta que uno evitará jugar al póquer cuando se sienta mal por alguna razón. Ya que si uno no puede jugar al 100%, estará contribuyendo a los jugadores que efectivamente pueden hacerlo. Pero la verdad es que las circunstancias pueden evitar que esté como uno quiera estar. Por ejemplo, si uno es una persona que se siente mucho más alerta por las mañana, y que trabaja durante el día, y el salón más cercano de Póker es a 3 horas, uno puede terminar jugando cuando no está prestando la mayor atención posible. Afortunadamente, muchos de sus oponentes estarán en la misma situación. Las buenas noticias son que si uno puede jugar considerando este margen de error, de todas formas es mejor jugar que no hacerlo. Claro, será más difícil encontrar un buen juego cuando uno no está al 100%.

Más importante aún cuando no se siente de lo mejor, es ser realista respecto de las expectativas sobre un juego determinado. El juego puede verse sencillo como siempre, y puede que lo sea; pero la diferencia reside en que uno no esta igual de bien, entonces debería buscar un juego más relajado para mantener las expectativas usuales. Lo inverso también puede ser cierto. Es frecuente encontrar en límites medios partidas con varios jugadores hábiles, pero que no están jugando al 100% en ese momento. Todos ellos, muy probablemente, sepan que son buenos jugadores de póquer, pero el único que logre sostener un juego sólido, 10 puntos, es quien podrá llevarse el dinero. Y aunque no es siempre posible planear estas cosas perfectamente, lo perfecto no será siempre necesario porque si logramos estar 10 puntos más seguido que los oponentes, tendremos la ventaja.

Con el póquer online, este asunto se vuelve un poco más complicado de evaluar. Uno no notará que su oponente está por dormirse, o que está utilizando la misma ropa desde hace tres días. Tampoco uno puede ver la rutina exagerada de un oponente cuando pierde una mano. Esto debe ser tomado en consideración. Habiendo salas online disponibles a un clic de distancia, un buen jugador debería evitar conectarse en cualquier momento en que no se sienta de la mejor manera. Recuerde siempre que el póquer online no tiene horarios. Los juegos se suceden a lo largo de las horas y en cualquier momento del día encontrará gente de cuatro o cinco países distintos. Aún así, muchas personas insisten en jugar cuando no deberían hacerlo, sólo porque ven partidas disponibles. Puede que uno intente aprovechar al máximo una situación determinada en una sala de póquer en vivo, pero en el póquer online los cambios ocurren cada hora. Por ejemplo, un jugador que vive en Las Vegas puede estar enfrentando gente que vive en Nueva York. Y al rato, cuando estos jugadores se cansan, estar jugando contra algunos europeos que recién comienzan el día.

Este tipo de escenarios demuestra la importancia de jugar cuando uno tiene elementos para creer que brindará lo mejor de sí, sobre todo cuando no puede determinarse certeramente cuan por debajo de su nivel un oponente puede estar.

Hay otras formas en las que jugar online se interrelaciona con jugar al 100%. El póquer online es increíblemente conveniente, siendo fácil jugar aun cuando las condiciones no son las ideales, y haciendo fácil crear condiciones ideales para jugar. Con una Laptop y una conexión inalámbrica, uno puede llevar el juego consigo. Algunos aprovecharán la oportunidad de rodearse de comodidades. Otros estarán contentos de no perderse ninguna mano hasta el final del juego, aún tomándose un recreo para ir al baño o cortar el césped.

El punto es que nadie logra jugar 10 puntos todo el tiempo, ni en vivo ni online. Mientras que sería ideal que ocurriera, sencillamente no es realista. Uno no siempre puede estar al 100%. Así que el objetivo de uno no ha de ser lograr un "timing" perfecto, sino lograr el mejor juego que se pueda, dadas todas las demás condiciones. Mientras se evite jugar cuando se está seriamente distraído o cansado, uno puede sobrevivir varias horas con un juego entre 7 y 9 puntos. Y si se tiene suerte, hasta podría uno encontrarse en una mesa llena de jugadores con un nivel mucho peor de lo que se esperaba.