Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Entrevistas | Perfil Jugador Poker

Phil Hellmuth, jr.

Compartir esto
196x133-img45acdeb4121d2.png
196x133-img45acdeb4121d2.png

El 16 de Julio es un gran día para el póquer, ya que ese día en 1964 un gran jugador de póquer nació. Un jugador extremadamente ambicioso y a quien las cartas simplemente lo aman: su nombre es Phil Hellmuth, y ésta combinación de elementos son todo lo que un jugador de póquer puede soñar.
El joven Phil empezó a jugar al póquer en la universidad cuando tenía 21 años. Como todos sabemos, este juego lo sedujo en extremo, por lo que no hubo posibilidad alguna que deje el mundo del póquer y empezar otra vida. Le tomó menos de cuatro años convertirse de un talentoso jugador a un verdadero gigante del póquer. Ganó el World Series Of Poker en 1989, y una década y media después continúa mejorando sus habilidades y demostrando lo que es el póquer de alto nivel logrando ganar más torneos de la WSOP y convirtiéndose en el jugador más exitoso del mundo.

Claro está, las grandes personas tienen sus "épocas oscuras", y lo mismo pasa con los grandes jugadores de póquer. Phil Hellmuth tuvo esos días y, en vez de pensar que el mundo es demasiado duro como para que un jugador de póquer sobreviva, el progresó tanto en personalidad como en su juego. Su ambición y perfeccionismo jugaron un rol muy importante en esto; debemos admitir que sin esas habilidades pudo haber quebrado cuando no tenía dinero siquiera para pagar sus cuentas personales.

Nadie es perfecto, y Phil es simplemente otra persona en la fila. A veces, durante las malas épocas, él suele demostrar una muy mala actitud y por eso la mayoría de la gente lo recuerda como una persona con malos modales y no como uno de los mejores.

De todas maneras, él es una persona de muchas facetas y claro, no es tan malo como parece. Como Phil dice: "a veces es difícil, pero siempre puedes encontrar algo en la gente". El creé que la familia está por encima de cualquier cosa, incluso por encima de un juego tan maravilloso como el póquer. Hay que admitir que la gente con esta filosofía merece nuestro respeto, más allá de cómo actúen cuando se sienten a jugar.