Cookies on the PokerWorks Website

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your settings, we'll assume that you are happy to receive all cookies on the PokerWorks website. However, if you would like to, you can change your cookie settings at any time.

Continue using cookies

Noticias Poker | Poker En Línea | Guía Poker Online

Jugando Póquer para Ganar

Compartir esto
340x223-img45aced37754dc.png
340x223-img45aced37754dc.png

Un día iba caminando por la calle preguntándole a la gente: "El éxito en el póquer, ¿depende solamente de las cartas?" Es extraño, pero la mayoría cree que sí (alrededor de un 70% me respondieron afirmativamente). Yo, sin embargo, no estoy de acuerdo; hay mucho más que azar en un juego de póquer. Los que crean que se trata tan sólo de suerte están cometiendo un grave error.
Éstas son las áreas en las que yo creo que la mayoría de la gente comete errores:

Leer libros
Aún siendo la lectura una forma muy efectiva de aprender acerca del juego, los estilos, las probabilidades matemáticas, las estrategias y las formas de registro, debemos tener en cuanta que cada mano de póquer es jugada por personas. Cada factor cambia a cada instante. Y la forma en que se jugó cierta mano la semana pasada puede no ser la misma (ni la mejor) para jugarla ahora mismo. Uno debe estar siempre listo para tomar decisiones en el momento. Un libro debería de ser una guía, no una Biblia.

Emociones personales
El estado anímico dictaminará cuán claro interpreta uno lo que está sucediendo en la mesa. Y el enojo no debería tener lugar en una mesa de póquer. Si se nos hace difícil aclarar la mente y jugar cada mano con racionalidad, como debería ser, es mejor irse. Siempre puede uno regresar en otro momento. Ser capaz de reconocer cuando es momento de dejar el juego significa tener el control.

Estilo de juego
Todos desarrollan un estilo propio. Sin embargo, nunca hay que dejar de aprender por eso, o de ver qué hacen los demás. El estilo es un modelo de juego, pero éste debe adecuarse a lo que los demás alrededor hacen, y así encontrar lo que mejor funciona para uno.

No te enamores de una mano
Uno puede haber empezado con la mejor mano, y el pozo puede ser enorme, y seguir aumentando con cada street, pero cuando en la mesa se muestra un flush, o un straight o un pair, y todos están haciendo raise, reraise y call, uno tiene que reevaluar su mano y su posición. Recuerden que ganar en el póquer no se trata de la cantidad de pozos que se ganen sino de la cantidad de apuestas que se ahorren. Es valioso ceder una mano si claramente seremos vencidos.

Hacer fold cuando podríamos hacer check
Hay dos razones para conservar nuestra mano y hacer check si uno no está ante una apuesta. La primera y principal es que le estamos dando información a nuestros oponentes. Ellos sabrán que si hacemos check tenemos algo, sino hubiéramos hecho fold. La segunda razón es ayudar a los demás jugadores a proteger su mano. Si quedamos tres en juego, y actuamos primeros o segundos y nos retiramos en lugar de hacer check, ponemos a otro jugador a tiro de un bluff.

No muestres las cartas si no es necesario
En cualquier momento que exhibamos nuestras cartas, le estamos dando información a nuestros oponentes acerca de nuestro juego. Y a no ser que se necesite mostrar las mismas para ganar el pozo, deberíamos evitarlo. Salvo cuando mostrar un bluff nos de ventaja, ya que sacará a algunos jugadores de sus casillas cuando se enteren que los engañamos.

No tires una mano ganadora al mazo
Recuerden que el dealer declara el ganador de una mano. Si alguien clama una mejor mano, den vuelta sus cartas. Las cartas hablan por sí solas. Y el dealer las observará y dirá quién ganó.